eldiario.es

9

Las escenas sexuales de las esculturas de Miró en la Marina que escandalizan a la derecha se ven todos los años en las fallas

Las esculturas de escenas sexuales de arte griego generan polémica en sectores conservadores por ser una exposición impulsada desde la Generalitat

Esculturas de Antoni Miró llenan de erotismo y polémica la Marina de Valencia

Las sculturas de Antoni Miró llenan están instaladas en la Marina de València EFE

En la tierra donde los desnudos y el sexo son una de las piezas clave de los argumentos de su principal fiesta como son las fallas, ha escandalizado a sectores de la derecha una exposición al aire libre de esculturas donde se reproducen escenas de sexo de arte griego milenario.

Se trata de la muestra de obras del artista alcoyano Antoni Miró, impulsada por Presidencia de la Generalitat y la Conselleria de Cultura con la que se va a inaugurar 'La base', el nuevo espacio creativo y cultural en la Marina. En esta se pueden ver esculturas realizadas en acero corten de escenas reales de arte griego de más de 2.000 años de antigüedad, motivo que no ha gustado a ciertos sectores y que se han plasmado en noticias críticas como las de los periódicos ABC y Las Provincias.

Entre los argumentos contra esta muestra los hay que se centran en que se ha instalado en un espacio abierto al público donde se congrega público "familiar". También el hecho de que haya sido la propia Generalitat Valenciana la impulsora de la exposición. El método usado preguntar a los visitantes, que mientras algunos muestran su agrado, otros la critican con términos suaves como "obscena" o más coloquiales como "guarrería".

No obstante esta polémica resuena artificial en una ciudad donde las fallas han hecho del sexo un motivo cotidiano y casi imprescindible en su estilo crítico y socarrón de la sociedad. El sexo en las fallas -una fiesta para todos los públicos- se usa para ironizar sobre la política, o sobre los propios ciudadanos y el mismo mundo fallero; los desnudos son un estilo también como lo fue en los tiempos del arte clásico griego; el erotismo está muy presente en los monumentos y es casi impensable una edición de fallas sin que se muestre alguna escena con esta carga.

Escena de sexo en un monumento fallero

Escena de sexo en un monumento fallero

Más explícito, más grotesco, más elegante, más humorístico, con más protagonismo o menos, el lenguaje del sexo fue analizado por el profesor de la Universitat de València Francisco Palop en su comunicación durante el IV Congreso Español de sociología, comunicación publicada precisamente en la Revista de Estudios Falleros de 1998.

Otra cuestión a estudio diferente ha sido el papel de la mujer y la diversidad sexual en las fallas. Estos roles y su tratamiento están siendo analizados por la Universitat de València en un estudio que abarca un total de 200 monumentos, y que pretende mostrar si planea la sombra del machismo en esta fiesta, así como la discriminación por razones de diversidad sexual. Pero al fin la normalización y la no discriminación del sexo es lo que más centra la atención en la actual sociedad, y no la sensibilidad y el pudor aflorado en la muestra de la Marina.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha