eldiario.es

9
Menú

Las empresas de la Generalitat son una ruina: 315 millones de pérdidas en 2014

La deuda del sector público valenciana se eleva a los 5.400 millones de euros a pesar del cierre de la mitad de los organismos

- PUBLICIDAD -
Juan Carlos Moragues Alberto Fabra

Juan Carlos Moragues, conseller de Hacienda, y Alberto Fabra, President de la Generalitat, en 2014.

Las empresas públicas de la Generalitat son una ruina. Según datos de la Conselleria de Hacienda, perdieron 315 millones en 2014: otro peso muerto sobre una administración que bordea la quiebra con 40.000 millones de deuda. Con todo, el cierre de compañías y los draconianos ajustes en el último año completo del PP en el poder redujeron a la mitad los números rojos ,de 614 en 2013.

Ràdio Televisió Valenciana, que dejó de emitir en noviembre de 2013, costó 64 millones en 2014 (240 el año anterior). Pagó sueldos (indemnizaciones por despidos, entre otros), alquileres, contratos que aún no se han liquidado y deudas.

Ferrocarrils de la Generalitat ( FGV), el ente que gestiona la red de metro y tranvía, perdió 148 millones (175 en 2013). La mastodóntica Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia ( Cacsa), 50 millones y la Sociedad Proyectos Temáticos, 40 (39). Este organismo, el gestor de los grandes eventos, gastó 26 millones de euros en proyectos  que nunca han visto la luz como la Ciudad del las Lenguas de Castellón o el Centro de Convenciones de la misma ciudad.     

Ciegsa, la empresa encargada de construir colegios, o Vaersa, la empresa medioambiental de la Generalitat, investigada por corrupción, también perdieron dinero. No todo, sin embargo, son malas noticias. El Instituto Valenciano de Finanzas, el banco público valenciano, ganó 23 millones (perdió 40 en 2013). Epsar, la entidad de saneamiento de aguas residuales, casi duplica su beneficio: de 37 a 71 millones.

El lastre de la deuda

Aunque el PP redujo el tamaño del sector público a la mitad (de 80 a 40 entidades), el Consell está obligado, conocidas sus estrecheces económicas, a racionalizar el sector, cuando menos, a mejorar notablemente la gestión para asumir déficits (por ejemplo, en el transporte público) sólo allí donde esté justificado. Las empresas de la Generalitat deben 5.400 millones, justo el presupuesto de la Conselleria de Sanidad para 2015.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha