eldiario.es

9
Menú

Una gran superficie amenaza con cerrar por el caos de los horarios comerciales

Gran Turia, un centro de Xirivella (Valencia),  amaga con bajar la persiana si no puede abrir los domingos como sus pares de Valencia y, seguramente, Ikea en Alfafar

- PUBLICIDAD -
Ikea inaugura este martes su tienda de Alfafar (Valencia), la primera en la Comunidad Valenciana

Colas antes de la apertura de la tienda de Ikea en Alfafar (Valencia).

Gran Turia, uno de los centros comerciales del área metropolitana de Valencia, presiona al ayuntamiento de Xirivella y la Generalitat con el cierre si no puede abrir los domingos, como si hacen otras grandes superficies cercanas por estar en un municipio con reglas diferentes, en este caso Valencia.

“Si no estamos en igualdad de condiciones, se pone en juego el futuro de las 600 personas que trabajamos hoy en Gran Turia", dio ayer la Asociación de Comerciantes del centro tras una reunión con los tenderos y los vecinos de Xirivella. "En 20 años de vida, nunca hemos solicitado la apertura en domingo. Solo hemos puesto encima de la mesa la petición de igualdad respecto a Valencia, cuando la situación de injusticia generada por distintas administraciones, nos ha obligado a hacerlo".

Esa situación de injusticia denunciada emana del galimatías legal que ahora rige las aperturas. Actualmente, todos los comercios pueden abrir los 10 domingos al año que establece el Observatorio del Comercio Valenciano, un órgano con participación de la Generalitat, los comerciantes y los consumidores. Además, las tiendas, si lo desean, pueden abrir en aquellas zonas declaradas de afluencia turística en base a la legislación estatal y tras petición previa de los ayuntamientos que cumplan determinados requisitos, por ejemplo, en número de plazas hoteleras.

Valencia permite que los centros comerciales de hasta cuatro zonas de la ciudad abran los domingos, lo que, según los comerciantes de Xirivella, les está perjudicando. Ikea también quiere abrir los domingos su tienda de Alfafar pese a que el ayuntamiento se opone. El caso está en discusión en la Conselleria de Industria, que parece haber tomado partido por la multinacional en detrimento del alcalde, del PP.

El conseller de Industria, Máximo Buch, ha sido claro: el conflicto es culpa de la “mala gestión” y la “posición errática” del ayuntamiento, que inició los trámites para que Ikea pudiera abrir los domingos y luego, casi con la apertura del centro, rectificó. De no mediar sorpresa, la Generalitat permitirá la apertura los domingos de Ikea y los otros comercios de Alfafar. Otro golpe para Gran Turia.    

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha