eldiario.es

Menú

El 'tripartito' no necesitaría a Podemos para gobernar y el PP sigue en caída libre

La única esperanza del PP pasa por una 'gran coalición' con los socialistas que son la clave para prácticamente cualquier pacto de gobierno

El PSPV toma aire, mientras Podemos estanca a Compromís, hace retroceder a EU y vuelve a dejar fuera de las Corts a UPyD

29 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Las Corts Valencianes tendrían dos tercios de diputados progresistas

Las Corts Valencianes tendrían dos tercios de diputados progresistas

Con cada nueva encuesta que se publica en la Comunitat Valenciana el PP se hunde más. En la tradicional encuesta de El País de cada 9 d'Octubre se muestra que los 'populares' no sólo perderían su mayoría absoluta sino que se quedarían con menos de un tercio de los diputados del parlamento. En frente tendrían dos terceras partes de las Corts de diferentes colores progresistas, entre ellas irrumpe Podemos que alcanza el tercer lugar; el PP todavía se mantiene como fuerza más votada, y único representante conservador (quedaría fuera UPyD), mientras no hay una solución única de pactos de la izquierda.

Las cifras concretas de reparto de los 99 diputados que ofrece El País son: PP 32 escaños (el 29,9% de los votos); PSPV 29 escaños (25,8%); Podem 17 escaños (15,3%); Compromís 14 escaños (13,0%); y Esquerra Unida 7 escaños (8,4%). UPyD quedaría fuera de la cámara con un 3,0% de los votos.

Con respecto de la actual distribución de diputados (PP 55, PSPV 33, Compromís 6 y EU 5) los partidos mayoritarios serían los únicos que perderían escaños y para el resto todo son beneficios. Pero con respecto de la misma encuesta hecha en 2013 las lecturas són diferentes: el PP continúa en caída libre, el PSPV recupera terreno, y Podemos entraría en las Corts a costa del estancamiento de Compromís, el retroceso de EU y la caída fuera del parlamento de UPyD.

Ni las 'líneas rojas' contra la corrupción de Alberto Fabra, ni la presunta recuperación económica, ni ser los 'únicos defensores de las señas de identidad' ni sus propuestas de regeneración democrática, ni presentarse como únicos garantes de la estabilidad frente al apocalipsis catalanista-estalinista bastan al PP. La ciudadanía los ve como meros ejercicios de voluntarismo vacíos de contenido y cada vez le retira más apoyos, mientrastanto el PP no se decide a nombrar capitan con el que se hunda el barco pese a que Alberto Fabra es el primer voluntario.

Los socialistas se acercan. Son los únicos que ya tienen candidato, Ximo Puig, y con un nuevo líder en Madrid parece que estan cogiendo aire. Los cifras sitúan al PSPV como partido 'bisagra', cualquier coalición pasa por su participación. Las formaciones a su izquierda no suman suficientes diputados entre ellas, y serían la única opción para el PP para una 'gran coalición' a la alemana, pese a que Puig ha dicho en repetidas ocasiones que la rechaza. La vuelta a la Generalitat del PSPV estaría prácticamente asegurada pero no obstante continuaría cosechando sus peores resultados en toda la democracia.

El fenómeno Podemos continúa fresco en la Comunitat Valenciana. Tan fresco que sería la tercera fuerza política pero su irrupción no sería lo suficientemente fuerte como para ser imprescindible en un futuro gobierno progresista: PSPV, Compromís y EU sumarían 50 escaños, la mayoría absoluta justa como para no necesitarles. Pero el partido liderado por Pablo Iglesias no tiene cabeza visible valenciana, es más, cabe recordar que el mismo Iglesias apostaría por no presentar candidatura y centrarse en las elecciones Generales. De darse esta situación esta encuesta quedaría absolutamente desvirtuada.

Compromís suma y sigue, pero menos. La formación bicefálica de Enric Morera y Mónica Oltra conseguiría más del doble de escaños de los que tiene ahora, pero podemos truncaría su objetivo de poder llegar a dar el 'sorpasso' al PSPV. La coalición ha visto como le arrebatan el discurso más fresco en la Comunitat Valenciana y trabajan por buscar acuerdos, la indecisión de Podemos sobre si incurre o no a las elecciones, o si apuesta por coaligarse estará marcada de muy cerca por Compromís.

Esquerra Unida es la más perjudicada de las fuerzas parlamentarias. Sumaría sólo 2 escaños más para llegar a un total de 7, y es con diferencia la más débil de todas las formaciones; el año pasado la encuesta le auguraba llegar a los 13 empatados por Compromís, pero las circunstancias han cambiado mucho. Su apertura a coaliciones preelectorales se antoja la más necesitada y su acercamiento a Podemos podría ser una asignatura obligatoria dadas las cifras.

Finalmente UPyD volvería a caerse de las Corts. Con unos ilusionantes 6 escaños que se le calculaban hace 12 meses, la formación magenta vuelve a tener su gozo en un pozo. Por delante les quedarán dos incógnitas a la espera de que les relancen: el aterrizaje de Toni Cantó para liderar la candidatura, y el posible pacto con Ciudadanos.

En resumen la encuesta de El País muestra un escenario de un futuro de gobierno de coalición, pero con diferentes posibilidades: la Gran Coalición PP-PSPV (61 diputados), con el mínimo de partidos y el máximo rendimiento de escaños; el tripartito clásico PSPV, Compromís y EU (50 diputados), con una mayoría absoluta por la mínima; el cuatripartito PSPV, Podemos, Compromís y EU (67 diputados), concentración de todos contra el PP; tripartito amplio PSPV, Podemos y Compromís (60 diputados) se prescindiría de EU, el más débil; o tripartito de formaciones estatales PSPV, Podemos y EU (53 diputados), se dejaría fuera a Compromís, la única formación genuninamente valenciana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha