eldiario.es

9

Un vacío llenado con danza

La Sala Russafa acoge el espectáculo de la compañía La Casa Amarilla 'Abrazar el abismo', que a través del movimiento refleja cómo la ausencia de una persona se llena con la llegada de otra.

Vista del espectáculo de teatro infantil

Vista del espectáculo de teatro infantil

La soledad y la compañía son dos escenas que se alternan en la vida. El paso de los días hace que se combinen de forma desigual, donde el péndulo hacia uno u otra se decanta en función de muchos factores. Esta concepción de la vida como estaciones, de personas que llenan el vacío de otras que se fueron, es la que pretende trasmitir los bailarines de La Casa Amarilla con la obra 'Abrazar el abismo'.

El espectáculo, que se podrá disfrutar este fin de semana en la Sala Russafa, trata de despertar un cúmulo de sentimientos al espectador, y reivindicar que el abismo por si solo nunca se convierte en vacío. Al contrario. Se trata de un lugar donde confluyen vivencias, experiencias y sensaciones. Con la dirección de la bailarina y la coreógrafa Cristina Gómez, las bailarinas de la compañía valenciana convierten el cuerpo en una herramienta de narración sin límite alguno. Ana Lola Cosín, Nuray Imankulieva y María Martí serán las encargadas de ello.

La obra cuenta con la dramaturgia del escritor y creador audiovisual Álvaro Moliner y con la música original de Edu Marín. Esa ambientación sonora junto con una iluminación cuidada al detalle serán claves para ayudar a trasmitir el mensaje del trasfondo del espectáculo.

Pero la danza no será la única protagonista este fin de semana en la Sala Russafa. Los más pequeños también tendrá su lugar. De la mano de la compañía asturiana Luz, Micro y Punto se estrena en Valencia la función 'On, el funambulista', una propuesta teatral con juegos de sombras y con un marcado carácter artesano. La obra que ha pasado por varias localidades de Galicia, Asturias o País Vasco trata sobre una marioneta funambulista que busca de forma constante el equilibrio.

La función estará acompañada por la banda sonora de la intérprete Verónica R. Galán realizada con piano, acordeón y efectos sonoros conseguidos con un metalófono, cuyos pasajes musicales se interpretan en directo. Un retroproyector, imaginación, luz y sombra son las bases de un onírico espectáculo en el que el público se introduce en el interior de la marioneta protagonista. Todo, con una puesta en escena relajante, llena de fantasía y color, y con decorados hechos a mano.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha