eldiario.es

9

CASTILLA Y LEÓN

El pleno del Ayuntamiento de Valladolid aprueba por unanimidad la primera moción de Vox

El pleno del Ayuntamiento de Valladolid aprueba por unanimidad la primera moción de Vox para pedir que se se agilice el traslado de los talleres de Renfe

La moción de VTLP sobre la ciudad del futuro ha sido modificada por PP, PSOE y Ciudadanos. Vox y Toma la Palabra han votado que el plan llegase hasta 2030

El pleno ha acatado la modificación que una sentencia hizo sobre la laicidad del Ayuntamiento. Vox ha pedido la retirada de la moción y el PP se ha abstenido

El primer pleno ordinario del Ayuntamiento de Valladolid

El primer pleno ordinario del Ayuntamiento de Valladolid Europa Press

En medio de un ambiente propositivo, este lunes ha tenido lugar el primer pleno ordinario del Ayuntamiento de Valladolid, que ha dejado momentos como la aprobación por unanimidad de la primera moción de Vox, o la votación conjunta de una enmienda de sustitución entre PP y PSOE sobre una propuesta de Valladolid Toma la Palabra (socio de gobierno de los socialistas) para desarrollar un programa de ciudad a largo plazo. El grupo Popular y el socialista la han modificado porque veían más razonable establecer el horizonte en 2050. La propuesta de VTLP, que lo establecía en 2030, ha recibido el apoyo de Vox. La normalidad de la política municipal se impone, poco a poco, a lógicas de los pactos postelectorales.

El alcalde de la ciudad Óscar Puente ha intentado ser didáctico en este primer pleno ordinario, sobre todo con el concejal de Vox, Javier García Bartolome, que se estrenaba este lunes. Puente ha explicado el funcionamiento de las mociones y las enmiendas al nuevo concejal y ha tenido que disculparse cuando ha confundido el apellido del edil, aduciendo falta de costumbre.

En las tres horas que ha durado el pleno se ha aprobado la primera moción de Vox, para que el Ayuntamiento instara a Renfe, al Ministerio de Fomento y a la Sociedad Valladolid Alta Velocidad a poner en marcha los nuevos talleres de Renfe en la ciudad y para asegurar "su plena carga de trabajo". García Bartolomé ha advertido de que si no se realiza el traslado de los actuales del Paseo de Farnesio a los nuevos en el páramo de San Isidro, es probable que los talleres no empiecen a trabajar a plena capacidad, en favor de los centros que tiene Renfe en otros lugares de España. Con la agilización del traslado de los talleres, ha defendido Vox, podría ponerse en marcha la venta de los terrenos actuales para disminuir la deuda de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.

Manuel Saravia, concejal de Planeamiento Urbanístico y teniente de alcalde, ha explicado que está previsto que los talleres puedan estar en marcha en torno al 20 de diciembre, aunque la fecha podría variar. Con todo, los concejales de Valladolid Toma la Palabra, grupo al que pertenece Saravia, han votado a favor de la moción. "Nos parece perfecto", ha asegurado el edil, aunque ha apuntado lo complicado que es que el Ayuntamiento pueda hacer mucho más.

La moción sobre "el Valladolid del Futuro", se ha iniciado, con cierta sorna, con una acusación de apropiación intelectual por parte del PP. El edil José Antonio de Santiago-Juárez, del Partido Popular, ha considerado que la propuesta de Valladolid Toma la Palabra para desarrollar un proyecto de ciudad para 2030, era idéntica a la que presentó Pilar del Olmo durante el pleno de constitución del Ayuntamiento hace prácticamente un mes. "Lo normal cuando uno hace suya una idea que no es de él es mejorarla", ha espetado de Santiago Juárez al concejal Alberto Bustos, encargado de exponer la moción en el pleno.

Los concejales de VTLP han visto modificada totalmente su proposición. Su propuesta de que el plan se desarrollase en el horizonte de 2030, ha sido modificada por PP y PSOE mediante una enmienda de sustitución transaccionada en la que se ha cambiado la fecha por el año 2050, enmienda a la que se ha sumado Ciudadanos. Solo Vox ha defendido la propuesta temporal de Valladolid Toma la Palabra. Los grupos también han enmendado el punto en el que VTLP proponía que fuera la Concejalía de Participación Ciudadana, liderada por Bustos, desde donde se coordinase el proyecto. El resto de grupos han coincidido en que este papel debe ser asumido por el alcalde.

En el tiempo destinado para otros asuntos del pleno, Vox ha reclamado la retirada de la moción sobre laicidad del Ayuntamiento de Valladolid, aprobada en septiembre de 2018 y parcialmente anulada por una sentencia del Contencioso Administrativo. Los concejales han evitado no entrar en el fondo de la cuestión, al tratarse de una moción ya debatida y aprobada, y el pleno ha acatado la suspensión de los dos artículos: el que establecía que no podía haber simbología religiosa en los espacios del Ayuntamiento, y el que instaba al consistorio a que no promoviese “ritos o celebraciones religiosas de ningún tipo, excepto aquellos que constituyan un patrimonio cultural o artístico de interés reconocido". Solo Vox ha votado en contra de la decisión de acatar la sentencia al considerar que debería tumbarse totalmente. El PP se ha abstenido y PSOE, VTLP y Ciudadanos han votado a favor.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha