eldiario.es

9

CASTILLA Y LEÓN

Valladolid, clave en un hito histórico en la ciencia: encontrar vida en Marte en 2021

Por primera vez desde 1976, se va a buscar evidencias de vida en el pasado, con excavaciones de hasta dos metros de profundidad

La Universidad de Valladolid colabora en la misión ExoMars de la Agencia Espacial Europea con el instrumento Raman, que permitirá excavar, recoger y analizar evidencias

El rover de ExoMars llegará al planeta rojo el 21 de marzo de 2021

Diseño del rover para la misión ExoMars.

Diseño del rover para la misión ExoMars.

21 de marzo de 2021, a las 14:30 horas. Esa es la fecha exacta en la que está prevista la llegada de la misión ExoMars de la Agencia Espacial Europea (ESA) a Marte, en busca de vida. Lo hace con la participación fundamental de la Universidad de Valladolid, dentro de un complejo engranaje multifunción internacional. Desde este centro universitario público se ha desarrollado, construido y verificado el llamado instrumento Raman, una pieza “esencial” para que el robot que se envíe al planeta rojo pueda cumplir su objetivo, que no es otro que recoger “evidencias de trazos de vida”, pero no de una vida cualquiera.

“Vamos a ir a un lugar antiguo, a un lugar donde haya podido haber grandes fuentes de agua, que se movía lentamente”, ha explicado este miércoles Jorge Vago, doctor científico de la misión ExoMars, que ha visitado la Universidad de Valladolid para participar en la presentación de una tesis doctoral relacionada con esta investigación. Vago ha sostenido que de Marte “se conoce bien lo que hay, no lo que hubo hace mucho tiempo”, por lo que esa misión, que se lanzará desde Kazajistán entre el 26 de julio de 2020 y el 11 de agosto de ese mismo año, aterrizará en una zona de Marta para explorar materia de hace 500 millones de años.

Es la primera vez desde el año 1976 que se acude a este planeta para tratar de desvelar una de sus principales incógnitas: la existencia de vida pasada. Para ello, esta misión cuenta con una “innovación” principal con respecto a anteriores experiencias. Hasta ahora se había recogido materia en la superficie de Marte y hasta unos “cinco o seis centímetros”. Ahora, gracias a la colaboración de la Universidad de Valladolid, y mediante ese instrumento Raman cuyo proyecto ha liderado el catedrático Fernando Rull, se podrá excavar hasta dos metros de profundidad en busca de compuestos orgánicos en buen estado de conservación, según el director de ExoMars, misión que se encuentra ya en la fase final previa al lanzamiento.

La herramienta creada por la Universidad de Valladolid se encargará también de analizar cualquier tipo de materia que se recoja a esos niveles de profundidad mediante tecnología láser para realizar una comparación química y de estructura de los elementos que se hallen y se puedan identificar. Ese análisis se realizará ‘in situ’ porque no existe, hasta el momento, la posibilidad de trasladar esas muestras de vuelta a la Tierra.

 Todo está listo ya para ese lanzamiento, después de que se hayan realizado ya varias pruebas y ensayos. Los últimos se han realizado en el desierto de Tabernas, en Almería, donde se encontró un escenario favorable con respecto a la metrología, y también en el desierto de Atacama, en Chile, para pruebas relacionadas con paisaje y orografía. Una vez realizada la comparación entre ambos ensayos, los organismos que participan en este proyecto que quiere romper un hito histórico y científico estarían listos para proyectar ese lanzamiento rumbo a Marte y conocer más del planeta rojo.

En concreto, se trata de constatar la evidencia de vida hace cientos de millones de años, una incógnita hasta el momento, tanto abióticos, es decir, relacionado con el ecosistema propio del planeta, como bióticos, los relacionados con la actividad de algún ser vivo que pudo haber existido en ese planeta, objetivo principal de esta misión. Pero también ayudaría a comprender la evolución de la vida en la Tierra, ya que hace 4.000 años la superficie de Marte era similar a la de nuestro planeta. Se podrían encontrar, de forma secundaria, otras evidencias que expliquen la evolución de los planetas terrestres.

Según Jorge Vago, se trata de una “importante” experiencia que abriría brecha en lo que se conoce hasta ahora del planeta Marte, porque se ahondaría en su propia historia. Eso sí, aún es pronto para una misión tripulada con presencia humana en el planeta rojo porque, según sostiene, antes habría que dar otro paso importante para la ciencia: la posibilidad de, más allá de poder analizar evidencias en el lugar, poderlas trasladar de regreso a la Tierra para realizar aquí un análisis más exhaustivo de la materia que se pueda recoger.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha