eldiario.es

9
Menú

DESALAMBRE

Australia y Papúa Nueva Guinea acuerdan el cierre del centro de refugiados de la isla Manus

Los gobiernos todavía no han indicado cuándo se cerrará exactamente el centro que fue declarado ilegal en abril por el Tribunal Supremo de Papúa

El Alto Tribunal consideró que era ilegal porque violaba las libertades personales de los solicitantes de asilo

El cierre se produce justo después de la filtración de unos 2.000 informes de un centro similar en Nauru en los que se describen todo tipo de abusos cometidos contra migrantes, sobre todo, contra niños

- PUBLICIDAD -
Tienda de campaña para personas que buscan asilo en la isla de Manus, en Papúa Nueva Guinea

Tienda de campaña para personas que buscan asilo en la isla de Manus, en Papúa Nueva Guinea EFE

Los gobiernos de Australia y Papúa Nueva Guinea han acordado el cierre del centro de migrantes que las autoridades australianas mantienen en la isla papuana de Manus, aunque no precisaron cuándo será la clausura.

El primer ministro de Papúa Nueva Guinea, Peter O'Neill, y el ministro australiano de inmigración, Peter Dutton, se reunieron este miércoles en Port Moresby, para estudiar las opciones de cara al cierre del recinto, después de que el pasado abril el Tribunal Supremo de Papúa ordenada el cese de las instalaciones.

"Ambos, Papúa Nueva Guinea y Australia, hemos acordado que el centro tiene que ser cerrado", señaló O'Neill en un comunicado, recogido por la versión australiana del diario the Guardian.

En el escrito, no obstante, los representantes no precisaron una posible fecha para el cierre del centro de refugiados e inmigrantes ubicado en la isla de Manus, situada en el norte de Papúa Nueva Guinea, en el mar de Bismark.

La instancia judicial papuana declaró ilegal hace cuatro meses el centro de retención de refugiados al considerar que viola las libertades personales de los solicitantes de asilo en el marco de la Constitución del país.

Un grupo de refugiados pide que les liberen en el centro de Nauru // Facebook: Free the Children NAURU

Un grupo de refugiados pide que les liberen en el centro de Nauru // Facebook: Free the Children NAURU

El anuncio viene precedido por la filtración a los medios de unos 2.000 informes de incidencias, escritos entre 2013 y 2015, donde trabajadores del centro en Nauru, similar al de Papúa, detallan todo tipo de abusos cometidos contra los migrantes internos, incluidas violaciones a niños y mujeres. Tanto las autoridades australianas como las de la vecina Nauru han rechazado las acusaciones y calificado los informes de "falsos" y "fabricados".

Antiguos trabajadores de Save the Children aseguran que la filtración de los archivos de Nauru y  lo que describen son sólo "la punta del iceberg" de lo que ha sucedido dentro del centro. "Como autores de muchos de estos informes, os pedimos que entendáis que a pesar del lenguaje técnico y clínico que utilizamos por nuestro trabajo, estos informes registran el gran sufrimiento de muchas familias, niños e individuos y son la prueba irrefutable del daño que se inflige en el centro de detención", aseguró uno de los extrabajadores.

Australia reactivó en 2012 su política para la tramitación en países terceros de las solicitudes de las personas que viajan a Australia en busca de asilo y acordó la apertura de centros de detención en Papúa Nueva Guinea y Nauru.

Muchos de los migrantes retenidos en Nauru y Papúa Nueva Guinea han huido de conflictos como los de Afganistán, Darfur, Pakistán, Somalia y Siria, y otros que han escapado de la discriminación o de la condición de apátridas como las minorías roginyá de Birmania, o Bidún, de la región del Golfo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha