eldiario.es

9

DESALAMBRE

Doce fotos, doce luchas

Termina 2019. Ha sido un año intenso, pesado, lleno de cambios, algunos de los cuales todavía no han terminado de forjarse. Desde Amnistía Internacional España hemos seguido trabajando incansablemente por los derechos humanos, con serias preocupaciones en materia de violencia de género, vivienda, personas refugiadas, discursos del odio. Ahora que llegan los resúmenes del año aquí va otro: fotografías que muestran la lucha mes a mes

Esta es una recopilación de fotografías de Amnistía Internacional. Puedes leer otras publicaciones en su blog en eldiario.es

Adolfo Luján

1. Las mujeres dicen basta un año más. No ha sido, desde luego, el primer año ni desgraciadamente será el último en el que las calles se han llenado de protestas contra la violencia contra las mujeres, contra los discursos que niegan que esto sea una cuestión de género y contra una justicia y algunas figuras políticas que no tienen por objetivo proteger a las mujeres de una violencia que no entiende de fronteras: está en todas partes y la sufre la mitad de la población por el hecho de ser mujer. En España, no solo hemos salido a las calles, también hemos reclamado medidas contra la violencia sexual en nuestro informe "Ya es hora de que me creas" y hemos exigido a las comunidades autónomas que concretaran medidas para abordar la violencia sexual / Adolfo Luján.

Paco Ruano

2. Pupitres libres de acoso escolar. En España, miles de casos de acoso escolar permanecen ocultos. No se registran oficialmente, ya sea como resultado de errores en la recogida de los datos por parte de la Administración, porque profesorado y padres y madres no saben cómo identificarlo y actuar, o porque las medidas que existen para atajarlo no están funcionando. Así lo hemos denunciado en nuestro primer informe en España sobre la materia, "Hacer la vista… ¡gorda!", que señala cómo en los últimos años las autoridades públicas han tomado medidas para responder al problema del acoso escolar, pero no han sido suficientes o no se han puesto en práctica / Paco Ruano.

Adolfo Luján

3. Pañuelos en alto. También este ha sido el año en el que más de un millón de personas en todo el mundo se han unido para expresar su indignación ante la condena a 38 años y seis meses de cárcel y 148 latigazos impuesta a la destacada abogada iraní de derechos humanos Nasrin Sotoudeh en dos juicios manifiestamente injustos. En la imagen, efectuada el pasado mes de junio frente a la embajada de Irán en Madrid en el primer aniversario de la detención de Nasrin, los y las activistas de Amnistía Internacional levantan sus pañuelos en solidaridad con esta luchadora por los derechos de las mujeres / Adolfo Luján.

Paco Ruano

4. Esta bandera no vuelve al armario ni se va a la Casa de Campo. Ante las declaraciones de algunos líderes políticos de trasladar la convocatoria para el día del Orgullo LGBTI a la Casa de Campo, con la invisibilización de la lucha por los derechos humanos y la discriminación que eso supondría para las personas por razón de su orientación sexual, identidad y expresión de género, Amnistía Internacional desplegó una bandera gigante, de 20 x 7, es decir, 140 metros cuadrados, en el hotel  Room Mate Óscar, situado en la mítica plaza Pedro Zerolo del barrio de Chueca, en Madrid. La bandera, firmada por las más de 3.000 personas, pretendía dejar claro y visible nuestro mensaje: no se puede retroceder en derechos ya conseguidos para el colectivo LGBTI / Paco Ruano.

AI

5. La crisis de vivienda no ha terminado. Y es que mientras cientos de miles de personas perdían sus casas, las ayudas a la vivienda se recortaban en un 70% desde 2009 a 2018. En la imagen, el momento tras la paralización del desahucio de una familia con tres hijas menores, una de ellas de apenas unos días. Iban a ser desahuciados de la vivienda que ocupaban desde 2015, propiedad del BBVA, que la vendió al fondo de inversión Cerberus&Divarian, en la calle Benimamet, en Villaverde, Madrid / AI.

AI

6. En el contexto del 52 aniversario de la ocupación de los territorios palestinos por parte de Israel, volvimos a poner el foco en empresas turísticas como TripAdvisor que, ofertando alojamientos vacacionales en estos territorios, contribuyen no solo a la existencia de estos asentamientos, sino también a su expansión. Este fue el mensaje que le hicimos llegar a las oficinas de la empresa en Barcelona, frente a las que se situaron las activistas de AI para protestar por el hecho de que esta empresa turística siga contribuyendo a la expansión de los asentamientos ilegales / AI.

Adolfo Luján

7. La solidaridad no es un crimen. Un año más, las organizaciones que han tratado de ayudar a colectivos vulnerables, como las personas migrantes y refugiadas, han sufrido el acoso y la represión. Para protestar por esta situación, desde AI organizamos un acto en el estanque del parque de El Retiro de Madrid con más de 100 activistas sosteniendo carteles de #PuertoSeguroYa, para denunciar cómo los barcos "Ocean Viking" y "Open Arms", con cientos de personas rescatadas a bordo, no podían atracar en un puerto seguro el pasado mes de agosto. Éste era solo uno de las decenas de ejemplos que ponen de manifiesto el fracaso de los Estados europeos y su responsabilidad en el menoscabo del sistema de rescate en el Mediterráneo / Adolfo Luján.

AI

8. Un año después de la ejecución extrajudicial de Jamal Khashoggi, la ciudadanía saudí rindió honor a su legado continuando la lucha por su derecho inalienable a expresarse libremente, a pesar de la constante represión de las   autoridades y de la ausencia de cualquier señal significativa de que se hará rendir cuentas a los responsables del asesinato del periodista. En Madrid, Amnistía Internacional y Reporteros Sin Fronteras acudieron a la embajada a exigir justicia. La reciente noticia de que un tribunal saudí ha condenado a cinco personas a la pena de muerte y a otras tres a prisión por el asesinato del periodista, en una operación que parece de encubrimiento, no acaba con la impunidad que se vive en el país / AI.

AI

9. Algunos pasos hacia la verdad, justicia y reparación. Este año tuvimos una buena noticia: el pasado 25 de octubre se produjo la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, un importante paso para cumplir con las obligaciones de España sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición. Sin embargo, al Gobierno todavía le queda mucho trabajo por hacer sobre la contextualización y la resignificación del Valle de los Caídos, para poder contribuir así a la recuperación y la construcción de la memoria histórica con una función educativa y preventiva. Al fin y al cabo, actualmente en el Valle de los Caídos no se explica, por ejemplo, que fue construido con el trabajo forzoso de miles de personas privadas de su libertad de manera arbitraria, ni proporciona información sobre los cuerpos de las casi 34.000 personas que ahí están enterradas, y que en muchos casos fueron trasladadas sin consentimiento o conocimiento de sus familiares / De Godot13 - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0.

AI

10. Protege el clima, protege las personas. Sin duda, uno de los temas que más han marcado la agenda mediática del año han sido las manifestaciones por la emergencia climática, especialmente durante la celebración de 25ª Conferencia de las Partes (COP25) en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Amnistía Internacional también estuvo allí, exigiendo a los negociadores que escucharan por fin las demandas de las personas y tuvieran muy en cuenta los derechos humanos en sus decisiones. Sin embargo, el resultado fue decepcionante. "Los países ricos industrializados que desde hace más de un siglo se vienen beneficiado económicamente del crecimiento de las emisiones —y sufriendo mucho menos sus efectos nocivos— están encantados de aprovecharse a nivel global y cargarles el coste a los países en desarrollo", declaraba AI / Adolfo Luján.

AI

11. Barcos de la muerte. Este año también hemos surcado los mares para grabar la entrada de un barco en el Puerto de Sagunto, en Valencia. El buque, que desde 2015, año en el que comenzó la guerra en Yemen, ha transportado armas, en su mayoría componentes de aviones militares, por valor de 143 millones de euros en ocho viajes desde Estados Unidos a Arabia Saudí, entró de madrugada en el puerto y cargó contenedores de contenido no desvelado por el gobierno con destino a Abu Dhabi y Egipto. Las organizaciones que conforman la campaña Armas Bajo Control denunciamos que el gobierno español debe asegurarse antes de permitir la circulación de este tipo de barcos por puertos españoles de que no es cómplice en el transporte de más carga mortífera que pueda usarse para cometer atrocidades en Yemen / AI.

AI

12. Heridas evitables. Parece ser que varios meses después de su anuncio finalmente sí que se han iniciado las obras para retirar las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla. Unas cuchillas que han causado graves heridas a las personas refugiadas y migrantes que trataban de saltar la valla. Como la de Muhamed (en la foto), de 20 años, procedente de Guinea-Conakri, que permaneció encaramado en la segunda valla de Ceuta desde las seis de la mañana hasta la una de la tarde, con una herida en la muñeca provocada por la concertina por la que tuvo que ser operado. Cuando le conocimos la marca de la operación se veía claramente y había perdido movilidad en la muñeca y el dedo pulgar. Sin embargo, y aunque finalmente se retiren estas cuchillas, lo cierto es que queda mucho trabajo por hacer con respecto a las personas migrantes y refugiadas en España que todavía no reciben la bienvenida que se merecen / AI.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha