eldiario.es

9

DESALAMBRE

Director de la Casa África: "España ha sido correcta en la valla de Melilla y Ceuta"

Luis Padrón, director general de Casa África, habla sobre el giro de la institución hacia la economía: "Casa África tenía una potente carga cultural y lo que se pretendía era un matiz económico"

"Hemos visto críticas a la policía. Pero hay un momento que o los paras o entran. España, en general, en el tema de la valla ha sido correcta en el trato siempre"

La Casa África recibe un presupuesto de 871.250 euros de los fondos de Cooperación de los Presupuestos Generales del Estado

Luis Padrón, director general de Casa África. / Casa África.

Luis Padrón, director general de Casa África. / Casa África.

Luis Padrón se sienta en el puesto de director general de Casa África desde el 16 de enero de 2014. Es el primer director no diplomático de la institución. El giro hacia la economía, que ya se apuntó bajo el mandato de Santiago Martínez Caro, es evidente. Impera la diplomacia económica, la diplomacia de los intereses comerciales. Dice que la apuesta de Rajoy por África es clara. Recibe a GuinGuinBali en un acomodado sofá de su despacho.

¿Le consta rechazo por parte de las asociaciones africanas y sus dirigentes en Canarias hacia Casa África?

No.

Se quejan de que no es la casa de los africanos.

He institucionalizado relaciones con los cónsules aquí.

No me refiero a los cónsules, sino a la sociedad civil africana.

No me consta y si fuese así me gustaría conocer los motivos por los que no se sienten cómodos con la Casa. Tenemos las puertas abiertas. En cualquier caso, no me han transmitido tal asunto. Me pondré proactivo y contactaré con ellos para saber qué pasa.

Es algo histórico...

Todo al final son las expectativas. Es que a lo mejor lo que me piden es que quieren el visado para la madre de alguien y no lo podemos conseguir y eso no sirve para nada. Creo que no podemos juzgar Casa África por los temas personales, sino por la relación final. Esta casa tiene una ventaja fundamental y es que tiene una diplomacia muy cercana. Noto que no nos cuesta nada la relación con cualquier institución privada, empresa u organismo público. Es respetada y les ayudamos mucho. Se ha conseguido que esta sea la casa de los africanos en España.

Casa África es la institución que representa el Gobierno de España y su trabajo hacia África en la diplomacia. Hay una imagen de África que en España está ahí: la valla de Melilla y de Ceuta y el trato que ofrecen los agentes de seguridad a los africanos. ¿Qué piensa usted del trato en la valla y de las devoluciones en caliente?

Es un problema enorme. Hemos visto críticas a la policía. Pero hay un momento que o los paras o entran. España, en general, en el tema de la valla ha sido correcta en el trato siempre. Ahora es verdad que cuando la persona pasa por tu lado queriendo entrar, o la paras con los medios que tienes o te entra. Y están obligados a detener a las personas que intentan entrar de forma ilegal en España. Me molesta la mala imagen de África. A mí me encanta hablar de África en positivo y que tengan la misma importancia las noticias positivas. En el Banco Mundial, andan diciendo que los países que más reformas han hecho para facilitar la creación de empresas están en África subsahariana. Y volvemos a los tópicos africanos, que nos machacan a nosotros y a los africanos.

Usted habla de flexibilizar visados.

Para unos sectores específicos.

¿Y para los trabajadores que se desplazan a Europa buscando una forma de sobrevivir? ¿Ahí también se podría flexibilizar?

Ahí chocamos con la situación general de España. Vamos a ser serios. La situación que hemos sufrido los españoles hacía muy difícil la entrada incontrolada de más personas. No digo que alguno pueda buscar un trabajo en concreto, pero una avalancha de inmigrantes irregulares... en nuestro mercado laboral, no iban a tener ninguna expectativa. No somos capaces de absorber a todos los inmigrantes, dónde pones el tope. Es muy complicado.

De todas formas, España no es el país que más visados da. Más bien, dan pocos.

Son pocos dependiendo de cómo lo mires. En la embajada de España en Mauritania, me han dicho que han dado más visados que Francia. Es decir: hay que comparar con otros países. Es fácil decir España es el más duro y no lo es, para nada.

Es usted el primer director de Casa África no diplomático.

El Ministerio de Asuntos Exteriores entendió que esta Casa y otras tenían que dar un giro económico, en el que aumentara la carga de diplomacia económica. Casa África y las demás tenían una potente carga cultural y lo que se pretendía era que tuviera un matiz económico. Con ese perfil fui propuesto para el cargo. Todas las instituciones que componen la institución estuvieron de acuerdo en cambiar el enfoque.

Hemos reforzado el contacto con grandes instituciones económicas y, por otro lado, hemos ido en otra línea, teniendo las mejores relaciones con las instituciones panafricanas, para que conozcan esta casa. Y también vamos a estar al lado de nuestras empresas en África, hay más de 1.500 instaladas en el continente. Unas 20.000 empresas españolas exportan a África. Estamos exportando 16.000 millones, mil más que a América Latina. No es un mercado residual: el 40% del petróleo que se consume en España proviene de África.

Le he escuchado hoy, y en ocasiones anteriores, que España exporta a África más que a América Latina...

Sí, 1.000 millones de euros más. En total, 15.000 a América Latina y 16.000 a África.

La diplomacia económica no deja de ser negocio. ¿Diplomacia y negocio son lo mismo?

Diplomacia económica ha existido siempre. Y, en los últimos cuatro años, se ha profesionalizado.

Es lo que hacen las cámaras de comercio o el ICEX.

La diferencia es que estos organismos lo que hacen es promover misiones comerciales y llevar a las empresas allí. Nosotros no, nosotros bordeamos eso. Nosotros lo que hacemos es apoyar para que las empresas españolas sean reconocidas; que, cuando se presenten, noten que Casa África está detrás. Que tome valor la marca España, ese valor inmaterial que genera la apuesta de España por África. Yo creo que así es. La presencia de Rajoy en la cumbre africana es una señal. Creo que la apuesta española por África, con este Gobierno, es clara. Tengo un mandato de acercamiento de relaciones muy claro.

Si tuviera 100 euros en el bolsillo, con su experiencia, ¿en qué país o sector lo invertiría?

Estoy pensando en Ghana, Costa de Marfil, Mozambique o Angola, que serían países en los que sería rentable una inversión. También en Cabo Verde, en el sector turismo. Si es en la industria extractiva, a Mauritania o Conakry. Obvio los casos de éxito, Botsuana, con su buena gobernanza, y la isla Mauricio.

Usted conoce cómo hacer negocios en África. Conoce la existencia de la corrupción masiva en determinados países. Ante la advertencia de la existencia de corrupción, un empresario español, ¿qué debe hacer?

Creo que hay que tratar el tema. Hay que trabajarlo en los países que sufren la corrupción. Hoy día, el clima de negocio ha mejorado en África de forma ostensible. De lo que era hace pocos años a ahora, no tiene nada que ver. Cuando hay un caso de corrupción, un empresario debe examinar y valorar lo que pueden suponer esos desajustes en el mercado que pueden tener.

Más allá de eso, dos recomendaciones importantes: toda la información posible y el olfato de los empresarios. Llevo 20 años yendo a África con empresarios, he visto casos de éxito y grandes desastres. Cuando me preguntan, digo: ten toda la información y ven para que lo huelas tú.

Casa África se ha volcado en la economía. ¿Usted cree que si mejora la situación económica se volverá a apostar por la cultura?

Sí, convencido. Estoy convencido de que llegaremos a tener si no presupuestos del pasado, sí holgados.

Canarias-África

¿Casa África va a seguir en Las Palmas de Gran Canaria?

No hay ningún dato que diga lo contrario. Hay una decisión unánime de que esta ciudad es la ideal para Casa África.

¿Por qué Canarias no tiene quinta libertad aérea para relacionarse de forma más fluida con África?

Hay que decir las cosas claras: solo hay una petición de quinta libertad en estos momentos, un vuelo Guinea Ecuatorial-Gran Canaria, vía Dakar. Es la única petición en curso. Nosotros nos hemos acercado a las grandes compañías y hemos hablado con ellas. Me gustaría aclarar que no hay peticiones de quinta libertad en estos momentos. La intención del Gobierno es que quinta libertad aérea que se solicite, se concede. En el Ministerio, no hay pegas para concederlas. ¿Debería ser de forma automática? Es una reclamación que Canarias puede y debe seguir haciendo.

Usted ha trabajado con empresarios todos estos años y siempre hablan de que generar un escenario de libertad aérea mejoraría las relaciones Canarias-África.

Estoy seguro de que se daría un espacio de mejores relaciones, pero deben pedirlo las compañías. De todas formas, hoy en día, la tendencia es el vuelo directo. Si puedes evitar la parada, lo haces, lo hacemos todos. Ojalá llegasen peticiones de escala en Canarias. Hemos hablado con diferentes compañías y apuestan por volar de forma directa.

Caso práctico: empresario español que trabaja en Cabo Verde y quiere formar a sus empleados en Canarias. ¿Debería la Comunidad Autónoma Canaria tener relaciones bilaterales con los países vecinos para agilizar los trámites de visados? 

Hay que flexibilizar los visados, por lo menos, en el mundo empresarial. Pero estamos bajo el Tratado Schengen. Sí noto una flexibilidad mayor para ser ágiles con los visados. Se han creado nuevos Centros Europeos de Visados, concentrados todos los países europeos en una oficina de gestión de visados.

Es uno de los factores que frenan a la empresa española.

Tenemos tres: hay que flexibilizar los visados, la ausencia de banca española y la seguridad jurídica de las exportaciones. Hay que crear una Corte de Arbitraje para evitar los juzgados de los países africanos. Las grandes cortes internacionales tienen honorarios muy caros para las transacciones de las pequeñas y medianas empresas de las que estamos hablando. Si tienen un problema, no puedes estar seis años esperando por los juzgados de cualquier país. Ya lo sufrimos en España, no quiero ni contarte en algunos países africanos.

Relaciones España-Guinea Ecuatorial

Las relaciones con Guinea Ecuatorial, con una dictadura, ¿cómo las llevan?

La visita del presidente Rajoy a la cumbre de Malabo mejoró las relaciones con Guinea Ecuatorial. Siempre ha sido una situación difícil pero, hoy en día, las relaciones de nuestro país con Guinea Ecuatorial están siendo leales por las dos partes. La situación es la que es, pero hay una gran presencia empresarial española trabajando en el país. Han sido unas relaciones complicadas, pero que han mejorado ostensiblemente.

El artículo original ha sido publicado en Guinguinbali.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha