eldiario.es

9

DESALAMBRE

Vejez en el horizonte: no estamos solos

El derecho a un envejecimiento activo y saludable choca con la soledad a las que muchos se enfrentan y a las barreras arquitectónicas que tienen que sortear

Cada 1 de octubre desde 1990 se celebra el Día Internacional de las Personas Mayores con el objetivo de reflexionar sobre el incremento demográfico de las personas mayores en nuestras sociedades y de impulsar la solidaridad para mejorar su calidad de vida.

Amigos de los Mayores ha lanzado la campaña #NoEstaisSolos para recordar que más de 1,5 millones de personas mayores viven solas en España. A esa soledad objetiva se suma otra más personal y más íntima que dilata el tiempo sin compañía y hace que las noches sean eternas.

El derecho a un envejecimiento activo y saludable choca con la soledad a las que muchos se enfrentan y a las barreras arquitectónicas que tienen que sortear.

 

Estas barreras, el aislamiento y el miedo a que les pase algo les impide salir de su casa para dar un paseo, hacer la compra u otras cosas que “cualquiera” da por sentadas en su vida diaria. Cada vez se detecta un mayor número de personas que no salen de sus casos por miedo a caerse.

Personas mayores y voluntariado social

El voluntariado social abre la puerta para que personas mayores se mantengan activas. Estudiantes universitarios, personas que trabajan o jubiladas acuden a distintas organizaciones para visitar a mayores que viven solos para dar un paseo, compartir conversación, un rato de ocio o para organizar otro tipo de actividades en grupo. Los propios mayores (un 17% de la población) hacen voluntariado, como demuestra el estudio Sanofi Pasteur, citado por la revista Compromiso empresarial. Además de una forma de participar, de implicarse en problemas que afectan al conjunto de la sociedad y de ayudar a los demás, el voluntariado social contribuye a que muchas personas se sientan útiles y activas.

Para fomentar su participación la ONG Solidarios para el Desarrollo organiza encuentros y actividades como el concurso de relatos que puso en marcha y que está abierto hasta noviembre. Para este Día Internacional, una integrante del programa de 91 años, que firma como “Felipo”, envió su poema El mundo tan grande, la gente tan sola.

Si bien el programa refuerza las habilidades sociales de las personas mayores y las mantiene activas, las personas voluntarias suelen señalar que este encuentro les aporta incluso más a ellas que a quienes dedican unas horas. Se trata de un programa de enriquecimiento mutuo como ocurre con Convive. Esta iniciativa intergeneracional permite que vivan juntas personas mayores alojen en su casa a estudiantes universitarios. No se trata de “alojamiento gratuito”, sino de construir una relación de confianza, de aprendizajes compartidos y de apoyo mutuo. La convivencia solventa problemas de soledad en los más mayores y de alojamiento en los más jóvenes, al tiempo que se construye una sociedad más pendiente de las necesidades y más integradora.

Además de las actividades concretas, la labor desde las organizaciones sociales consiste en sensibilizar a la sociedad sobre la situación social de las personas mayores. También denuncian dificultades de las personas mayores para ejercer derechos básicos. Diversas organizaciones denunciamos la congelación de las pensiones, el bloqueo de algunos gobiernos autonómicos a la Ley de Dependencia y la impunidad tras la estafa de las preferentes, por hablar de situaciones concretas que han perjudicado a las personas de la llamada “tercera edad”.

Este Día Internacional de los Mayores sirve para reivindicar la labor del voluntariado social en materia de acción social, de sensibilización y de denuncia. ¿Tú no vas a ser mayor? ¿Vas a hacer algo?

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha