Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Cooperante español en "Alan Kurdi" tras 11 días: "Necesitamos ayuda urgente"

Fotografía facilitada por la ONG Proemaid que muestra al marinero voluntario en el barco Alan Kurdi (4-d; fila abajo) de la ONG alemana Sea Eye, Salva Perelló, a bordo de una embarcación en el Mar Mediterráneo. Los 37 migrantes que se encuentran a bordo del barco español Aita Mari desde el lunes siguen en el Mediterráneo a la espera de que algún país europeo les autorice un puerto, informó la ONG española Salvamento Marítimo Humanitario (SMH), que gestiona el barco, en las redes sociales.

EFE

Roma —

0

"Necesitamos ayuda urgente", "la situación a bordo es extrema", explica a Efe, totalmente agotado, Salva Perelló, marinero español voluntario en el barco "Alan Kurdi" de la ONG alemana Sea-Eye que lleva con los 149 migrantes rescatados once días esperando una solución de las autoridades italianas.

Perelló, cooperante de la ONG española PROEM-AID, tuvo durante la pasada noche que tirarse al mar para salvar a uno de los migrantes que, desesperado, había saltado para intentar llegar a nado a la costa italiana. "Algo imposible", asegura Perelló.

"La situación a bordo es ya prácticamente extrema. Hoy comenzamos el día 11 con estas 149 personas y después de dos evacuaciones" por motivos médicos, explica el cooperante.

"Fue un momento de tensión importante, porque varias personas intentaron saltar al agua para subir al bote que veía a ver a la gente enferma. A duras penas conseguimos controlar la situación y uno de los rescatados saltó al agua para llegar a nado a la costa, pero es imposible, estamos a más d 16 millas", afirma.

El voluntario español, marino en el puente de mando y patrón de una de las dos lanchas de salvamento, no dudo en tirarse al agua para salvarlo y traerlo de nuevo al bardo.

"Ellos no entienden qué hacen aquí, al igual que nosotros, tampoco entendemos qué hacemos aquí encerrados. No tienen sitio, están amontonados en el suelo y en condiciones no humanas", describe.

El cierre de puertos en Malta e Italia, justificado por la pandemia de coronavirus, está provocando estas situaciones, que han sido denunciadas por varios diputados italianos, malteses y por organismos como la Organización Internacional para las Migraciones o la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR.

"Necesitan ayuda urgente", sobre todo, apunta, "por su salud mental, porque los problema físicos ya no son tan importantes, es sobre todo la presión y la tortura psicológica a la que están sometidos".

Además, Perelló explica que son sólo 18 personas en tripulación y están muy cansadas después de once días de navegación en estas condiciones.

"Ya no sé ni lo que dormimos al día... Siempre hay un problema, una disputa... Todo se complica mucho. Necesitamos una solución muy urgente", señala.

Italia reiteró hoy que "la intervención humanitaria no puede tener lugar con el desembarco en los puertos italianos, debido a la fuerte presión organizativa y sanitaria en esta fase de emergencia por la COVID-19", y que se está buscando un barco para que estas personas puedan pasar la cuarentena que es obligatoria para todos en estos momentos.

Aunque Italia ha ayudado con el envío de comida al barco y se ha encargado de las evacuaciones médicas, aún no ha proporcionado ningún tipo de solución al "Alan Kurdi".

En la misma situación se encuentran los 37 migrantes a bordo del barco "Aita Mari" de la ONG española Salvamento Marítimo Humanitario (SMH), que espera desde el pasado lunes una solución.

La organización explicó que anoche fueron evacuados del barco otros tres migrantes, después de que el martes por la noche una familia de tres personas fuera trasladada a la isla italiana de Lampedusa (sur).

Un portavoz de la ONG explicó a Efe que cree que en las próximas horas seguirá esta dinámica de ir evacuando a las personas a bordo y confirmo que no tienen comida y agua para muchos más días.

El "Aita Mari" había zarpado el lunes desde el puerto italiano de Siracusa (Sicilia, sur) hacia España, pero fue informado de la presencia de un bote a la deriva con 43 personas, que identificó y a las que rescató después de que Malta autorizara su embarque.

Cristina Cabrejas

Etiquetas
Publicado el
16 de abril de 2020 - 21:10 h

Descubre nuestras apps

stats