eldiario.es

9

DESALAMBRE

Lo que realmente sucede cuando los titulares dicen "la polícia marroquí repelió a los inmigrantes"

La policía marroquí hace de muelle de la frontera española como herramienta de negociación política: deja pasar o reprime con violencia a los inmigrantes que intentan acercarse a la valla

Se desconoce cuántos heridos del lado marroquí se produjeron este jueves cuando 200 inmigrantes protagonizaron un nuevo intento de salto a Melilla

La Gendarmería marroquí impide un nuevo asalto de cien inmigrantes a Ceuta

La Gendarmería marroquí impide ula llegada de cien inmigrantes a Ceuta

La frontera sur de España está viviendo durante los últimos días una intensificación de los intentos de llegadas por parte de los cientos de inmigrantes que sobreviven escondidos en el norte de África a la espera de una oportunidad para alcanzar territorio europeo. La tragedia es palpable en el lado marroquí. “Aunque nos llaman familias desesperadas, no hemos podido centrarnos en la identificación de los desaparecidos: la gran cantidad de heridos tras la represión marroquí en los últimos intentos, nos obliga a centrarnos en los que aún están vivos”, sentencia, resignada, Helena Maleno, activista de la Red Caminando Fronteras que lucha por los derechos de los inmigrantes en Marruecos.

A las 6:30 horas de la madrugada de este jueves tuvo lugar un nuevo intento de salto de la valla de Melilla. Cerca de 200 inmigrantes intentaron superar la triple valla de seis metros de altura que separa Marruecos de la ciudad autónoma pero la mayoría no logró su objetivo: las fuerzas de seguridad españolas y marroquíes lo reprimieron, aunque según la información recabada por Efe, no se descarta que alguna de estas personas haya conseguido entrar en territorio melillense.

La Delegación del Gobierno en Melilla no ha hablado de heridos. Previsiblemente no lo hará pues, por el momento, no se ha contabilizado ningún inmigrante en suelo español. No obstante, tampoco se conocen datos del otro lado de la valla donde la policía marroquí ha evitado el salto de cerca de 200 personas.

Los heridos a los que hacía referencia Helena Maleno se produjeron durante la represión ejercida por las fuerzas de seguridad marroquíes sobre el grupo de 100 personas que volvió a intentar acceder a Ceuta a nado por segundo día consecutivo, con la intención de alcanzar la playa del Tarajal. Ninguno de ellos pisó territorio ceutí. La policía evitó que lo hicieran y sus consecuecian se materializan en la sala de espera de un hospital público marroquí (no especificado por miedo a posibles represalias): 22 personas heridas, dos de ellas han requerido un ingreso hospitalario, según explica Helena Maleno a Desalambre. “Una persona sufrió heridas muy importantes y tuvo que ser operada este miércoles de urgencia. El médico nos dijo que, aunque la operación ha salido bien,  deberá permanecer tres semanas en el hospital, a lo que se suma el tiempo de rehabilitación”, lamenta la activista cuyas palabras reflejan su fuerte preocupación a través de la conversación telefónica mantenida. “Tiene un brazo fracturado, los tendones cortados…”.

“La violencia de este miércoles fue muy grande, mientras que las personas que intentaban cruzar no han puesto resistencia en ningún momento. No llevaban piedras ni nada –de lo que suelen acusarles- ¿Cómo iban a hacerlo si estaban cruzando a nado? Solo cargaban con los neumáticos”.

Los intentos de acceder a España por los diversos métodos empleados también se traducen en deportaciones a Oujda, ciudad marroquí situada a unos 15 kilómetros al oeste de la frontera con Argelia, donde los inmigrantes son abandonados a su suerte y las mujeres tienen un alto riesgo de sufrir violaciones. “La mayoría de las personas que intentaron acceder a Ceuta a nado han sido deportados. Cuatro autobuses de la policía salieron desde Tetuán. A algunos les esperaban a la puerta del hospital para llevárselos, hablamos con los agentes para evitarlo pero no lo conseguimos”, añade Maleno. “La represión es tal que 10 personas heridas fueron trasladadas a la ciudad fronteriza sin recibir asistencia médica en Tetuán, lo que ha obligado a la policía de Oujda a llevarlos ellos mismos a un hospital de la zona”.

“Al menos logramos evitar la deportación de tres mujeres, después de explicar a los agentes de Oujda los riesgos a los que estarían expuestas (violaciones, redes de prostitución, etc). Desde Caminando Fronteras aseguran que, “paradójicamente”, las fuerzas de seguridad de la ciudad fronteriza con Argelia están siendo más “respetuosas” con los inmigrantes, mientras que la policía del norte continúa con el aumento de la agresividad impulsado a finales del pasado julio. “La presión de España con respecto a la frontera sur está derivando en esta situación”, opina la activista.  “La policía del norte está cometiendo verdaderas vulneraciones de derechos humanos: además de las agresiones, destrozan la documentación de los inmigrantes de forma constante, incluso las tarjetas de refugiados. Ni si quiera respetan a los niños o a las mujeres embarazadas”, alerta.

Suspendida la búsqueda de los 12 desaparecidos en el Estrecho

El pasado lunes 12 inmigrantes de origen subsahariano desaparecieron en las aguas del Estrecho tras volcar una embarcación en los alrededores de la costa ceutí en la que viajaban 42 personas. Los inmigrantes rescatados confirmaron las sospechas de los equipos de rescate de la Guardia Civil y Salvamento Marítimo: no estaban todos. Después de tres día de rastreo, los grupos de ambos organismos suspendieron este jueves los trabajos de búsqueda “ante la imposibilidad de poder encontrar con vida a alguno de los inmigrantes y al no hallarse rastros de la zodiac siniestrada”, según recoge la agencia Efe. Salvamento Marítimo ha alertado a los buques mercantes y a los pesqueros que navegan por esta zona para que estén alerta ante la aparición de restos de naufragio.

“Sí… han suspendido la búsqueda, sí…”, asiente, mientras disminuye la energía de su habla, Helena Maleno quien mantiene contacto con los familiares de algunos de los posibles fallecidos. Posibles, no porque aún mantengan esperanzas en su supervivencia, sino porque todavía desconocen quienes fueron los rescatados, y cuáles son los nombres de las personas que permanecen bajo el mar. “Los familiares nos llaman preocupados, preguntan si las aguas se tragaron los cuerpos, si hay alguien buscando en la morgue… La gente está desesperada”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha