eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

O te roban el voto, o te roban el dinero: el emigrante siempre paga dos veces

"Marcha Fúnebre" el día 24 de mayo en Perú, Marea Granate reivindicando el voto rogado. Fuente: Marea Granate

La introducción del voto rogado por la reforma de la Ley electoral en 2011 implica que el envío del voto se tenga que hacer por correo certificado. En algunos casos, los gastos deben ser adelantados por el elector, que tiene que pedir expresamente, junto con su voto, el reembolso del importe. No obstante, la devolución del coste del voto no llega y, además de tener que rogar un derecho como es el voto, los emigrantes españoles deben también pagar por ejercerlo. A continuación presentamos dos casos, simples ejemplos de multitud más, en los que el reembolso no llegó y que la falta de información ha sido uno de los protagonistas.

El primer caso es el caso de Marta, emigrante española en París, inscrita como residente temporal en el ERTA para poder votar en las elecciones al Parlamento catalán, el 25 de noviembre de 2012. "La solicitud del voto la hice en el consulado el mismo día de inscripción en el ERTA y la recepción de las papeletas se retrasó a causa de la impugnación de una candidatura".

Para los no residentes, es obligatorio votar por correo y no se puede hacer en el consulado. No obstante, el sobre de voto no es franqueado y hay que adjuntar al voto la solicitud del reembolso firmada. Este documento se encuentra bajo una línea de puntos a recortar en la parte inferior de la hoja de instrucciones, que de hecho no queda muy visible para el elector. 

Seguir leyendo »

No vienes, no votas

Pilar en Londres, desde donde ella (además de otros muchos exiliados) no podrán votar el 24 de mayo

Hace algunos meses escribía en este medio sobre mis primeras impresiones como exiliada en Londres. Ahora, ya asentada en la ciudad y habiéndome hecho mi pequeño hueco en esta jungla de asfalto, me gustaría poder compartir la frustración e impotencia que ha supuesto el proceso del voto por correo.
Como ya sabéis, este 24 de mayo se celebran elecciones municipales y autonómicas. Pues bien, hace cosa de un mes y medio me disponía a empezar todo el proceso del voto por correo, pensando que sería algo sencillo y sin mucho problema. Ingenua de mí. Comencé una aventura burocrática infinita que, os adelanto, aún no ha terminado. Ya me hubiera gustado a mí aquella que pasaron Asterix y Obelix en sus famosas 12 pruebas.

Seguir leyendo »

En busca de la ciencia perdida

Manifestación en contra de los recortes en ciencia en Madrid

¿Os acordáis del principio de En busca del arca perdida, cuando Indiana Jones corre desesperadamente delante de una gran roca que rueda a toda velocidad, siempre a punto de alcanzarle? Pues Indiana debe sentir ahí algo parecido a lo que se siente ahora al intentar hacer ciencia en España. Corres y corres y corres intentando hacerlo cada vez mejor, y peleando para que el siguiente obstáculo no sea el que mate tu carrera científica: las becas de doctorado ya no salen más, o tu grupo de investigación se queda sin dinero, o se acabó el dinero para cualquier tipo de congreso o colaboración con el extranjero, o simplemente tu universidad no tiene dinero ni para ponerte un ordenador.

Igual mientras Indiana corre va pensando que qué está haciendo él allí, si no podría buscarse una ocupación menos desagradecida y sin tantas piedras rodantes, que le diera menos quebraderos de cabeza y algo más de dinero.

Pero ¿no sería duro tirar por la borda la vocación de su vida y tanto tiempo y dinero invertidos en formación? ¿De verdad no hay otra forma de trabajar en esto? ¿Todo arqueólogo, o físico, o biólogo, o investigador en general, tiene que correr siempre una carrera de obstáculos al borde del desastre?

Seguir leyendo »

1 de mayo: Día Internacional de los (no) Trabajadores

Somos la generación más preparada, pero cada vez con menos derechos laborales.

       Hoy es uno de mayo, Día Internacional de los Trabajadores. Una fecha que tiene su origen en la Revolución Industrial de Estados Unidos. Los protagonistas de la historia fueron doscientos mil trabajadores que pedían ocho horas: ocho horas para la jornada laboral, ocho horas para dormir y ocho horas para la casa. Lo exigieron ejerciendo su derecho a la huelga (ese derecho que hoy aquí nos están limitando), el 1 de mayo de 1886. A finales de este mes se consiguió la jornada laboral de ocho horas. A España llegó a principios de 1919, ¿y hoy, dónde están esos derechos laborales que nuestros antepasados consiguieron y que los jóvenes de este país no podemos disfrutar?
        “Ninis” nos llaman. Ninis ellos: ellos son los que ni nos dejan trabajar, ni nos dejan estudiar. Somos la generación mejor y más preparada de la historia de este país, nos dicen, pero, actualmente, con una subida de tasas del 66% en dos años y con los brutales recortes en becas, hacen que el acceso a la educación superior sea un privilegio al alcance de unos pocos. Ha costado un esfuerzo económico, de tiempo y de estudio tremendo llegar a donde estamos hoy, y hoy nos vamos. Todo lo invertido en nuestra formación se lo lleva Alemania y Reino Unido. Estamos sobradamente preparados, pero aquí no nos quieren.  

Seguir leyendo »

Familia trinchera

Arkaitz Sanz, cuya familia sufrió en los últimos años las consecuencias de la crisis.

Mi nombre es Arkaitz, tengo 28 años y soy trabajador social por formación, vocación y experiencia. A partir de 2008, coincidiendo con el estallido de lo que llaman crisis, mi vida, como la de tantas otras personas de este país cuya existencia estaba también ligada al pago de una hipoteca, sufre un cambio radical. En cuestión de unos meses, mis padres ya no podían hacer frente a esta deuda. Estos años vinieron forzosamente acompañados de muchísimo esfuerzo: emprendimiento, jornadas de trabajo interminables y mil quebraderos de cabeza.

Cogimos todo lo que el sistema estaba dispuesto a poner a nuestro alcance. Habrá a quien le funcione pero, por nuestra experiencia, podemos decir que estas "ayudas" suelen tener un carácter perverso para muchísimos, haciéndote caer en una mayor situación de vulnerabilidad. Sin excepción, cada aspecto de tu vida cambia para siempre: tu familia pasa a ser esa trinchera en la que te refugias al final de cada día y por la que te levantas cada mañana; piensas, de manera nostálgica, en tus amigos y en el tiempo libre que tenías antes para poder disfrutar y dedicarte a tus aficiones mientras que ahora, cualquier tiempo libre se convierte en algo valioso para poder hacer algo que te permita ganar unos euros; el trabajo pasa a ser algo que haces por ilusión y pasión a ser una cosa que aceptas  como algo que debe mantenerte, y aceptas condiciones que probablemente en otra situación no te hubieses ni planteado. Y eso teniendo la mejor de las suertes, pues más de un 12% de personas con empleo estan por debajo del umbral de la pobreza (en esto España es la tercera campeona europea).  

Tu nuevo hobby, a menudo más amargo que dulce, se resume en que a todas horas trabajas en establecer un plan de defensa contra este sistema bancario y legislativo tremendamente injusto: los periódicos pasan a ser esa especie de manual que consultas todos los días en busca de una nueva noticia en la que se denuncie este sistema, empiezas a formarte sobre derecho en materia de vivienda, contactas con colectivos que te puedan ayudar y orientar, y empiezas a darte cuenta de que, aunque tu lucha no sea fácil, tampoco es imposible.

Seguir leyendo »

La última maniobra del gobierno dejará sin votar a miles de personas en las próximas elecciones del 24 de mayo

51 Comentarios

Consulado de Londres, sábado 18 de abril, colas para rogar el voto. Fuente: MareaGranate.

Toda democracia que se precie celebra y fomenta la participación de sus ciudadanos en las elecciones. Sin embargo, no parece ser este el caso en nuestro país, donde la violación sistemática del derecho al sufragio desde el exterior se incrementa a medida que avanza el calendario electoral.

Como ya hemos explicado anteriormente, para poder ejercer nuestro derecho al voto, los emigrantes necesitamos estar inscritos en el consulado con muchísima antelación para ser incluidos en el censo electoral (cuatro o cinco meses dependiendo de la convocatoria de elecciones). Ahora bien, el censo electoral vigente para las elecciones del 24 de mayo (de residentes ausentes o CERA) se cerró el 31 de diciembre de 2014 sin previo aviso por parte de las administraciones. No solo no se informó, si no que durante las semanas previas a dicho cierre se nos negó rotundamente desde los consulados que el censo fuera a cerrarse.           

Teniendo en cuenta el cierre prematuro y sin previo aviso del censo CERA, escasas opciones nos quedaban a quienes quisiéramos votar: bien inscribirnos como residentes temporales (no residentes o registro ERTA), o bien reclamar de forma presencial en los consulados nuestra inclusión en el censo de residentes ausentes (CERA). Sin embargo, estas dos modalidades de voto tienen consecuencias muy diferentes: el registro ERTA permite conservar la cobertura sanitaria en España así como el derecho al voto en elecciones municipales; el registro en el CERA, por contra, impide la participación en las elecciones locales y abre la puerta a una eventual baja en el sistema sanitario español.

Seguir leyendo »

Vida (e)migrada, sanidad robada

#YoSíSanidadUniversal

"La Sanidad en España hoy es pública, universal y gratuita." Esto es lo que repiten una y otra vez el Gobierno y los líderes del Partido Popular, incluso tras el anuncio de la modificación administrativa por la que supuestamente la población excluida va a tener acceso circunstancial a la Atención Primaria, sin tarjeta sanitaria y después de las elecciones de mayo.

Nos gustaría aclarar algunos aspectos y desmontar así las mentiras del Gobierno español.

La reforma que introduce el Decreto de Exclusión Sanitaria (RDL 16/2012) supone un cambio radical del modelo de sistema sanitario en España, que pasa de ser un modelo basado en el derecho a la salud a un modelo de aseguramiento, en el que hay personas aseguradas y otras no aseguradas. El derecho a la asistencia sanitaria se vincula con determinados requisitos administrativos, el más importante es de carácter laboral. En función de tu relación con la Seguridad Social (INSS) tendrás o no derecho a la asistencia sanitaria: el derecho a la salud depende ahora de tener un trabajo. 

Seguir leyendo »

8487 historias exiliadas

Campaña de Juventud Sin Futuro sobre el exilio juvenil en 2013.

Dos años después de que saliéramos a las calles de Madrid, Berlín, París, Nueva York, Buenos Aires y tantas otras ciudades del mundo bajo el lema #NoNosVamosNosEchan, la problemática del exilio en nuestro país no se percibe de la misma forma. Si antes de la campaña que lanzamos desde Juventud Sin Futuro el exilio se sufría a nivel individual y familiar, gracias a la campaña y a la labor hecha desde entonces cada vez más personas son conscientes del carácter político de esta problemática, y de cómo el exilio es una de las tres alternativas que se nos plantean a la juventud española, junto con el paro y la precariedad. 
 
La campaña #NoNosVamosNosEchan fue una semilla que creció con mucha fuerza y rapidez. Los nodos que se crearon para apoyar la campaña en diferentes lugares de la geografía del exilio, que se extiende por todos los rincones del planeta (tal como se reflejaba en el mapa de la web donde figuraban todas las personas inscritas), se asentaron en diferentes ciudades y se articularon en lo que hoy conocemos como la Marea Granate. Este movimiento transnacional, con autonomía y buenas dosis de creatividad, ha reivindicado la importancia del exilio en los últimos meses, señalado a sus culpables y trabajando en diferentes campañas para que nuestros exiliados y exiliadas no pierdan derechos fundamentales como el voto o la cobertura sanitaria.  

Seguir leyendo »

¿Y ahora qué?

Ema Zelikovitch leyendo un libro durante un acto cultural en Madrid.

Este curso es mi último curso de carrera. Esto significa, tanto para mí como para la gran mayoría de la juventud de este país, tener que elegir entre tres salidas: paro, precariedad o exilio. Somos las estudiantes que participamos en las últimas manifestaciones y encierros en contra del Plan Bolonia, que finalmente fue aprobado en contra de la mayoría de la comunidad universitaria, trayendo como consecuencias unas brutales subidas de tasas, la implantación de horarios ininterrumpidos, el cierre de muchas cafeterías y reprografías, la reducción cuantitativa y cualitativa de los contenidos de las asignaturas, la precarización de las condiciones laborales del Personal de Administración y Servicios, la falta de Personal Docente e Investigador, junto a una infinidad de medidas más que empeoraron, a partir de ese momento, las condiciones de vida de quienes conformamos la universidad.

Es evidente que la calidad de la enseñanza no ha hecho más que descender, y que el coste del aprendizaje, sin embargo, no ha hecho más que aumentar. Echando la vista atrás y siendo conscientes de la situación que tenemos delante, no nos dejamos de preguntar: ¿y ahora qué?

Es evidente que la calidad de la enseñanza no ha hecho más que descender, y que el coste del aprendizaje, sin embargo, no ha hecho más que aumentar.

Seguir leyendo »

Elecciones andaluzas: los emigrados no son ciudadanos

23 Comentarios

¿Dónde queda la libertad de expresión y el derecho al voto? Foto: Berta de Miguel

Para las elecciones andaluzas, y a petición de Podemos, me inscribí en mi consulado en Washington DC como representante para 'observar' la evolución de las elecciones. Por supuesto, era el único observador de cualquier partido, no sé si porque los otros partidos no tienen una estructura suficiente en EEUU para enviar representantes (el PP, me consta, la tiene), o porque son conscientes de la pantomima que es el voto en el extranjero, con lo cuál es una pérdida de tiempo hacer de observador electoral. Si tienes pasaporte español y eres emigrado, no eres ciudadano sino súbdito, dado que te quitan el derecho más básico, el voto. ¿Parece una hipérbole? Pasen, vean, y lloren conmigo por su falsa democracia.

Si tienes pasaporte español y eres emigrado, no eres ciudadano sino súbdito, dado que te quitan el derecho más básico, el voto.

Para las elecciones andaluzas hay registradas unas 900 personas en el consulado de Washington DC, demarcación consular que incluye territorios que cubren un área similar al de media España. ¿Son estos todos los andaluces en esta demarcación consular? Probablemente no, pues estar registrado y entrar en el censo es una carrera de obstáculos. En primer lugar hay que estar registrado como residente ausente. Si se vive en el área metropolitana de DC hay que venir en persona en horario laboral (primer obstáculo). Si se vive fuera de Washington DC, se puede hacer por correo, siempre que un notario americano certifique su identidad (pagando, claro, segundo obstáculo). Mucha gente no se registra para no perder el derecho a la sanidad (tercer obstáculo), por ejemplo. Aquellas que están registradas reciben toda su documentación (tarjeta de registro y papeletas electorales) por correo, tanto si votan por correo como si no. O bien votan en persona entre el Miércoles 18 y el Viernes 20 (días laborables, cuarto obstáculo si no vives en DC), de 9am a 8pm, o lo mandan por correo antes del Martes 17. El problema es que rara vez la documentación llega antes de la fecha límite para enviarlo (quinto obstáculo) por el que mucha gente al final no puede votar. De hecho, el Miércoles 18 había llegado un solo voto al consulado. En el consulado de DC unas 5000 personas, 900 de ellas andaluzas, un 18%.

Seguir leyendo »