eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El BCE propone retrasar la edad de jubilación y ligarla con la esperanza de vida de cada país

Peter Praet, miembro del consejo ejecutivo del BCE, advierte del impacto para las cuentas públicas que tendrá el envejecimiento, especialmente en países muy endeudados

El directivo critica que "desafortunadamente" existen presiones políticas para retrasar las reformas necesarias en los sistemas de pensiones

43 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El BCE abordará el jueves en Riga el final de las compras de deuda

Peter Praet, miembro del consejo ejecutivo del BCE. EFE

El envejecimiento poblacional general "incertidumbre" y afectará a las políticas fiscales, monetarias y estructurales en los Gobiernos de los países desarrollados. Con este mensaje ha comenzado este miércoles Peter Praet, miembro del consejo ejecutivo del BCE y economista jefe de la institución, una conferencia en Madrid junto con el presidente de CaixaBank, Jordi Gual.

En un extenso discurso, Praet ha asegurado que el envejecimiento va a ser un reto para las políticas públicas, con posibles "implicaciones perversas". En concreto, ha advertido de los efectos que tendrá para los Gobiernos y para el propio Banco Central Europeo en la toma de decisiones la llegada a la edad de jubilación de los conocidos como baby boomers.

Así, Praet ha subrayado la necesidad de abordar reformas en los modelos de sistemas de pensiones en los países europeos, como ya se están abordando por distintos países. En este sentido, el directivo del BCE ha asegurado que una propuesta "prometedora" sería ligar automáticamente la edad de retiro con los cambios en la esperanza de vida. "Haría más predecibles los parámetros de las pensiones",ha añadido. El economista jefe del banco central ha argumentado que es clave que se eliminen diferencias entre generacios para ayudar a "incrementar la aceptación social de los cambios en las reformas de las pensiones".

Praet ha evitado aludir a casos nacionales concretos pero ha criticado que "desafortunadamente" persisten las presiones políticas para retrasar reformas, "o incluso deshacer reformas previas".

El BCE estima que el envejecimiento poblacional va a suponer un aumento anual de 1,1 puntos del PIB en el gasto público en políticas ligadas con la edad de aquí a 2017. Praet ha asegurado que omitir esta realidad tendría un "efecto bola de nieve" que agravaría el problema en el futuro.

Así, ha animado a los gobernantes a abordar reformas estructurales para adecuarse a la realidad del envejecimiento, aunque ha asegurado que el aumento de gasto que esta tendencia lleva aparejado será más difícil en países que ya tienen un alto nivel de deuda. En concreto ha pedido que se trabaje en reducir el impacto demográfico en la fuerza de trabajo y en el gasto público, impulsar el crecimiento de la productividad y apoyar a una mayor eficiencia de los mercados financieros.

Por otro lado, en lo que respecta a las políticas del propio BCE, el directivo ha señalado que el envejecimiento tiene "una presión a la baja" en los tipos de interés, lo que limita su crecimiento futuro. El ejecutivo ha afirmado que esta realizad  aumenta la probabilidad de que estos tipos reales caigan a cero o incluso por debajo, así como una amenaza de recesiones más largas con recuperaciones menos vigorosas.

"Es importante acometer reformas estructurales, muchas de estas hablan de elementos regulatorios y no necesariamente de subidas de impuestos", explicó el banquero para destacar la importancia de que los gobiernos logren "margen de maniobra" para buscar la estabilización de la economía como hizo en su momento el BCE con sus medidas no convencionales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha