eldiario.es

9

Barcelona, Castellón y Huelva, las provincias que han perdido más oficinas bancarias con la crisis

Las tres provincias han perdido más del 50% de su red de sucursales, según los datos de las patronales de la banca (AEB) y las antiguas cajas (Ceca)

Entre 2010 y 2017 han desaparecido en España unas 15.000 sucursales financieras, el 40% del total

El ERE del Santander se salda con 1.100 salidas, la mayoría voluntarias

Fachada de una sucursal de Banco Santander. EFE

Una de las sucursales más céntricas en Madrid de Bankia se situaba en el número 44 de la Gran Vía, en plena Plaza de Callao. Hoy, en vez de sacar dinero de su cajero o realizar operaciones bancarias, los clientes entran en este local para comer hamburguesas. Ya no hay una sucursal financiera sino una hamburguesería Five Guys.

No es un caso aislado o singular. La crisis del sector financiero en España se ha llevado consigo miles de oficinas bancarias debido a las fusiones de cajas o planes de ahorro de las entidades. Entre 2010 y 2017 se han clausurado 15.000 sucursales, según los datos de las patronales Asociación Española de la Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (Ceca). Esto supone un recorte del 40% en la red de establecimientos financieros. En este periodo, se han cerrado casi seis sucursales bancarias al día en todo el territorio.



Los cierres se han producido de manera notable en todas las provincias, pero en algunas el recorte ha sido todavía mayor. Huelva ha sido la peor parada, ya que el 55% de las sucursales que estaban abiertas en el año 2010, ahora ya no lo están. En concreto, ha pasado de 480 locales bancarios a 214.

También por encima del 50% de cierres se encuentra Castellón. La provincia levantina ha pasado en estos siete años de contar con 468 sucursales a superar ligeramente las 230. En el filo del 50% de recorte se encuentra Barcelona (-49,33%). La provincia catalana ha sufrido en este periodo el mayor descenso en términos absoluto. Se han clausurado 2.560 oficinas bancarias en siete años, a una media prácticamente de una al día.

Aunque manteniendo los valores negativos, destaca Jaén como la provincia española que menos ha recortado el número de oficinas en los últimos siete años. En concreto, el descenso en la red ha sido del 15,6%. De este modo, hay 40 puntos de diferencia entre la provincia que más sucursales ha perdido y la que menos. Únicamente le supera a Jaén Ceuta (-14%) y Melilla (-5%), aunque con un número menos significativo de oficinas. Otros descensos notablemente por debajo de la media han sido los de Badajoz (-27%) y Guipúzcoa (-24%).

En números absolutos, las provincias con menos sucursales bancarias (exceptuando las ciudades autónomas) son Soria, con 71, Segovia, con 101, y Teruel, con 112.En el lado opuesto, Madrid, Barcelona y Valencia son las tres provincias con mayor número de oficinas. Otro dato que se desprende de este informe es que en 2010 había ocho provincias con más de 1.000 sucursales y en 2017 solo fueron tres.

El cierre de sucursales es, junto con los miles de despidos realizados, la muestra más clara del impacto que ha tenido la crisis financiera y las fusiones de entidades durante la última década. Es un proceso que en el sector todavía no se ha dado por cerrado. Para el próximo año se prevé un plan de clausura de sucursales del Banco Santander, una vez se concluya con la fusión efectiva de la red comercial de Santander, Popular y Pastor. Juntas suman, a cierre de 2017, casi 4.450 sucursales

En esta línea, sindicatos y otros organismos como la Federación Española de Municipios y Provincias, han criticado en repetidas ocasiones los riesgos de caminar hacia una "exclusión financiera" de la población en localidades sin sucursales bancarias.

En el sector y en el Banco de España se ha defendido ante este proceso que pese al importante número de cierre de oficinas durante los últimos años, España sigue manteniendo una red de oficinas por cada 100.000 habitantes superior a la Unión Europea. En concreto, según datos del Banco Mundial, España contaba en 2017 con 58 sucursales por cada 100.000 habitantes frente a las 21 a nivel europeo. 

En esta línea, las asociaciones patronales, que reconocen que los cierres van a continuar, han abierto la puerta a opciones colaborativas entre entidades para reducir el impacto de exclusión financiera. Este es el caso de la propuesta de crear oficinas multimarca, gestionadas por varias entidades, para mantener su posición en las zonas rurales. Otra alternativa que se ha puesto sobre la mesa es el de las sucursales móviles, que hagan ruta por los pueblos españoles, como ya ha utilizado Bankia.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha