eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Rehn (CE) sigue aconsejando a los españoles que se bajen los salarios

La Comisión Europea valora el esfuerzo que ha hecho España en poner bajo control su economía, aunque dice que las finanzas públicas siguen desbocadas y la saca de la lista de países en peor situación

Recomienda reformas adicionales en el mercado laboral y abordar "asuntos sociales"

Finalmente, Alemania no está entre los alumnos reprobados por su excesivo superávit

42 Comentarios

La CE dice que las medidas anunciadas por Rajoy parecen ir en la dirección correcta

El todavía responsable de la cartera de Economía en Europa, Olli Rehn.

La Comisión Europea (CE) sacó hoy a España de la lista de países con desequilibrios macroeconómicos excesivos, al considerar que ha hecho un "importante ajuste" en 2013, pero advierte de riesgos y recomienda "reformas adicionales" en el mercado laboral. Es un examen que la Comisión realiza a los 17 países que han acordado dejarse examinar por Bruselas y en el que se alerta de los peligros que presenta cada país y que pueden llevar incluso a poner en riesgo al conjunto de los países del euro.

En la rueda de prensa en la que se presentaron los resultados del examen, el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha avisado de que la economía española "todavía no está fuera de peligro" y se enfrenta a "retos formidables" y ha reclamado más reformas para mejorar el funcionamiento del mercado laboral y "moderación salarial" para seguir recuperando competitividad.

"Hay margen para aumentar más la competitividad de la economía española, como contener los costes laborales vía la moderación salarial y el aumento de la productividad y aumentar la competencia en los mercados de productos y servicios", ha reclamado el vicepresidente económico, ha apostillado Rehn. "Esto contribuiría positivamente a la competitividad en materia de costes en España", ha subrayado el político finlandés.

En la lista de países que Bruselas aún consiera como en situación de "excesivo" riesgo está Italia (que en el último trimestre de 2013 creció aún menos que España con una mísera décima de expansión económica), Croacia y Eslovenia. Están fuera de esta programa los países que están en rescate, Grecia, Chipre y Portugal. Finalmente, Alemania no está en el listado de países con desequilibrios pese a que muchos esperaban que se censurara su excesivo superávit comercial y sus escasos estímulos al gasto. En el informe sí se hace una recomendación al respecto, pero no hasta el punto de ingresarlo en la lista de alumnos menos avezados.

Además, en su examen, Bruselas aborda también el estado de las finanzas públicas de España, al afirmar que unos ingresos en las arcas públicas significativamente menores de lo esperado, unos gastos sociales más elevados y los costes de la recapitalización de parte de la banca "han generado una importante presión sobre los déficit públicos y un incremento pronunciado en la deuda". En este sentido, afirma que España podría haberincumplido el objetivo de déficit del 6,5 % del PIB fijado para 2013, aunque las mejores perspectivas macroeconómicas deberían permitirle lograr este ejercicio la meta del 5,8 %.

La CE considera que los desequilibrios macroeconómicos en España disminuirán a lo largo del tiempo, pero advirte de que "los riesgos están todavía presentes" y que España necesitará una supervisión específica e implementar "medidas decisivas" para corregirlos. En su informe, la CE hace mención específica a la necesidad de que España haga frente a "asuntos sociales".

El departamento que dirige el vicepresidente de la CE y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, afirma que "en varias dimensiones el ajuste de los desequilibrios identificados en 2013 como excesivos ha avanzado claramente y la vuelta a cifras de crecimiento positivas ha reducido los riesgos".

No obstante, advierte, "la magnitud y la naturaleza interrelacionada de los desequilibrios, en particular los elevados niveles de deuda interna y externa, implican que los riesgos están todavía presentes". Más específicamente, explica la CE, la elevada deuda de los sectores privado y público, tanto interna como externa, sigue representando riesgos para el crecimiento y la estabilidad financiera, y el desempleo permanece en "niveles alarmantes". 

España tendrá que mantener la reorientación del sistema productivo hacia sectores de exportación y la recuperación de la competitividad internacional, a fin de reducir las importantes obligaciones externas que tiene y la carga que ello genera en términos de un flujo negativo de ingresos hacia el resto del mundo, según el informe.

El ajuste de los balances del sector privado progresa, pero el elevado desempleo y la caída de ingresos "han limitado el ritmo de desendeudamiento de los hogares", señala la CE. Frente a ellos las entidades no financieras han reducido su deuda a un ritmo algo más sostenido, agrega también el documento.

En cuanto al mercado laboral, Bruselas ve necesario que España se apoye en los "efectos positivos de las recientes reformas para la flexibilidad interna y los salarios", pero afirma "que se podrían concebir reformas adicionales". También recalca que "garantizar la reducción de la reducción de la deuda pública a medio plazo requerirá esfuerzos fiscales sostenidos".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha