eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE propone impulsar un mercado secundario para los préstamos fallidos

- PUBLICIDAD -
La CE propone impulsar un mercado secundario para los préstamos fallidos

La CE propone impulsar un mercado secundario para los préstamos fallidos

La Comisión Europea (CE) propuso hoy impulsar la creación de un mercado secundario para dar salida entre compradores interesados a los créditos fallidos que acumula la banca de la Unión Europea, de modo que las entidades puedan eliminar de sus balanzas esos préstamos con un riesgo de mora e impago muy alto.

En un paquete con medidas para reducir los créditos improductivos, Bruselas también proporciona orientaciones no vinculantes a los países miembros para crear en su territorio, si lo desean, bancos malos que absorban y concentren esos activos deteriorados.

Tras la crisis financiera, estos préstamos se encuentran en niveles históricamente altos en los Veintiocho, pese a las disparidades entre los socios comunitarios, y lastran la viabilidad y capacidad de crédito de los bancos, así como la reputación de todo el sector europeo.

"A medida que Europa y su economía recuperan fuerza, Europa debe aprovechar el impulso y acelerar la reducción de los préstamos improductivos. Esto es esencial para reducir aún más los riesgos en el sector bancario europeo y fortalecer su resistencia", declaró en un comunicado el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis.

En ese sentido, agregó que con menos créditos fallidos en sus balanzas, "los bancos podrán dar más préstamos a los hogares y las empresas".

Para el mercado secundario donde las entidades bancarias podrán vender sus créditos fallidos a inversores o empresas administradoras de créditos, la iniciativa de la Comisión define la actividad de esas compañías, establece normas comunes en materia de autorización y supervisión e impone reglas de conducta en toda la Unión Europea.

En concreto, especifica las condiciones de entrada al mercado para las gestoras o administradoras de créditos.

Normalmente, los inversores no piden al banco al que compraron los préstamos improductivos que siga administrando y recopilando los créditos, sino que dejan esa actividad en manos de empresas independientes denominadas gestoras o administradoras de créditos, precisó Bruselas.

De acuerdo con la CE, la escasez de esas compañías "desanima" a los compradores a entrar en el mercado, por lo que fijar condiciones de acceso y normas de conducta para ellas resulta "crucial", si se pretende desarrollar este mercado secundario.

Los compradores de los préstamos fallidos deberán notificar sus adquisiciones a las autoridades y los inversores de Estados no pertenecientes al club comunitario que compren créditos al consumo tendrán que recurrir a administradoras de crédito autorizadas por la UE.

La propuesta del Ejecutivo también incluye el desarrollo de un pasaporte comunitario que permita a los inversores hacer negocios en todos los Estados miembros de la Unión Europea.

En cuanto a las orientaciones para crear bancos malos en los países, cubren aspectos como los principios para su establecimiento, la gobernanza, las operaciones que llevan a cabo o los supuestos en los que pueden recibir apoyo público.

La Comisión también pide a los bancos mantener fondos de reserva para cubrir los riesgos asociados con los créditos emitidos en el futuro "que se pueden convertir en improductivos".

Así, Bruselas plantea introducir niveles mínimos de cobertura comunes para préstamos recién creados que se deterioren y si una entidad no cuenta con las cantidades de reserva mínimas, se aplicarán deducciones de sus propios fondos.

Además, busca posibilitar la ejecución extrajudicial acelerada de los préstamos garantizados, de forma que en caso de impago por parte del prestatario, el banco u otro acreedor preferente pueda recuperar la garantía con rapidez sin acudir a los tribunales.

No obstante, estos procesos quedan limitados a los créditos concedidos a empresas y estarán sujetos a salvaguardas, pero nunca se podrán emplear con préstamos al consumo.

Este miércoles, el Ejecutivo comunitario también publicó un nuevo informe sobre la cantidad de activos deteriorados en la UE, según el cual cayeron hasta representar el 4,4 % del total de créditos durante el tercer trimestre de 2017, un descenso interanual de 1,1 puntos porcentuales y la cifra más baja desde los últimos tres meses de 2014.

Aun así, el volumen total en los Veintiocho todavía se situó por encima de los datos previos a la crisis financiera.

Entre países, las tasas varían desde el 0,7 % de Luxemburgo hasta el 46,7 % de Grecia.

Tras ese Estado, se ubican Chipre (32,1 %), Portugal (14,6 %), Italia (12,1 %) y Bulgaria (11,5 %).

En España supusieron el 4,7 % de toda la cartera crediticia nacional, lo que constituyó una caída del 19,7 % tras ubicarse en el 5,8 % un año antes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha