eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La OCU prepara una compra colectiva de energía ante las constantes subidas del recibo de la luz

La campaña, que lleva más de 130.000 inscritos, surge "como medida contra las constantes subidas del recibo de gas y luz que se agravarán con la nueva reforma eléctrica del Gobierno".

La OCU hará una subasta en busca del precio más bajo que ofrezca una comercializadora para todos los integrantes apuntados en la campaña.

La organización de consumidores denuncia que “las comercializadoras, tanto de gas como de electricidad, ofrecen tarifas muy similares, con escasos ahorros para los consumidores y con muy poca transparencia”.

El Gobierno prepara un nuevo modelo de factura de la luz para reducir su complejidad

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hará una compra colectiva de energía (luz y gas) a la comercializadora que ofrezca el mejor precio para aquellas personas apuntadas en la campaña quieropagarmenosluz.org. Esta iniciativa ya se ha llevado a cabo en otros países como Alemania, Bélgica, Holanda, Reino Unido o Portugal y se ha mostrado, según la OCU, como “la manera más efectiva para ahorrar en la factura de la luz”.

La campaña lleva más de 130.000 personas apuntadas y la inscripción seguirá abierta hasta el 14 de octubre. La subasta se realizará dos días después, el 16 de octubre. Con esta iniciativa, la OCU pretende rebajar la factura de los usuarios comprando luz y gas de manera masiva a la comercializadora que ofrezca un mejor precio para todos los integrantes inscritos en la plataforma.

La campaña lanzada sólo para pequeños usuarios surge debido a que “los consumidores están cansados de las promesas que la liberalización del sector de la energía no ha traído”. “Desde entonces las subidas de la factura han sido constantes” matizan desde la OCU. El recibo de la luz ha subido más de un 70% en seis años. Además la organización denuncia que “las comercializadoras, tanto de gas como de electricidad, ofrecen tarifas muy similares, con escasos ahorros para los consumidores y con muy poca transparencia”.

Además de estas acusaciones de falta de competencia entre comercializadoras, la OCU lamenta que la nueva reforma eléctrica, que entrará próximamente en vigor, “supondrá el fin de la Tarifa de Último Recurso (TUR) tal y como la conocemos, por lo que son previsibles nuevas subidas de precios”. La TUR (tarifa regulada por el Gobierno para usuarios con consumos bajos) había sido hasta ahora para la OCU “un buen paraguas para que los consumidores no sufrieran abusos aunque no permitía aprovechar las escasas oportunidades que ofrecía la competencia”.

Con esta campaña la organización de usuarios pretende “conseguir la mejor oferta de gas y electricidad del mercado”. Desde la OCU aseguran que “una revisión de facturas ha permitido comprobar que algunos consumidores están pagando la luz hasta un 25% más cara que con las mejores tarifas del mercado y todo ello gracias a una supuesta oferta que le hizo su compañía de electricidad”. Estas ofertas están previstas para las personas que se encuentran en el mercado libre de la electricidad, sin embargo, el ahorro que prevé la OCU para las personas acogidas a la Tarifa de Último Recurso (TUR) será mucho menor: “El ahorro no será muy elevado, pero, con las continuas subidas de la luz en los últimos años y el previsible aumento de la TUR (que se producirá con la reforma eléctrica anunciada por el gobierno), hará algo más ligera su factura”.

La reforma eléctrica anunciada en el mes de julio supone una importante subida en la parte fija del recibo de la luz y una bajada en la variable, por lo que se castiga la eficiencia energética. Proyectos como el autoconsumo a través de la generación con renovables, que muchos usuarios habían elegido para ahorrar, también se han visto afectados ya que la reforma contempla un “peaje de respaldo” que reducirá considerablemente el ahorro del usuario en su factura de la luz.

Esta compra masiva de energía supone la primera subasta de compra colectiva para usuarios. Con esta iniciativa se busca que las grandes comercializadoras tengan que pujar y ofrecer un precio más bajo que sus competidoras para quedarse con la comercialización de todos los inscritos en la campaña. Además, las personas que decidan participar en la compra, que es gratuita, no están obligadas finalmente a contratar la comercializadora que se quede con la subasta.

Existe una excepción en la participación en esta iniciativa. La OCU advierte que “los clientes que disfruten en la actualidad del bono social no deben participar en la subasta. Pese a que la reforma eléctrica reducirá los clientes que se pueden beneficiar de él, por el momento disfrutan de una tarifa que no podrá ser mejorada por la subasta”. Eldiario.es ya informó de que el Gobierno restringirá con su reforma el bono social de la factura de la luz.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha