eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Tsipras tiende la mano a Europa con la elección del economista Tsakalotos como sustituto de Varufakis

Euclides Tsakalotos, asesor económico del Gobierno griego y con perfil conciliador, estudió economía Oxford y es considerado el "cerebro económico" de Syriza y del ala moderada del partido

Varufakis, quien llegó al Gobierno sabiendo que difícilmente podría aguantar toda la legislatura, ha anuncia su dimisión este lunes por la mañana "para facilitar un acuerdo" con las instituciones europeas

Tsipras llevará una nueva propuesta a la cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de este martes

El nuevo ministro de Finanzas griego, Euclid Tsakalotos, el pasado lunes en Atenas / Petros Karadjias (AP Photo)

El nuevo ministro de Finanzas griego, Euclid Tsakalotos, el pasado lunes en Atenas / Petros Karadjias (AP Photo)

Euclides Tsakalotos era hasta ahora el responsable de asuntos económicos internacionales del Gobierno de Tsipras. Y va a pasar a la historia como quien relevó a Yanis Varufakis al frente del ministro de Finanzas griego en uno de los momentos más delicados del país desde que salió de la dictadura, en 1974.

Tsakalotos ha de gestionar el no de este domingo y lograr un acuerdo satisfactorio con las instituciones europeas para los votantes y, también, para las diferentes familias de Syriza –el acuerdo, caso de cerrarse, debe pasar el visto bueno del Parlamento griego–.

Tsakalotos ya relevó en abril a Varufakis como principal negociador y representa el rostro más amable, conciliador y moderado de Syriza –ha tenido fuertes diferencias políticas con el ala izquierda del partido– ante las instituciones europeas, y eso parece que le ha ayudado a la hora de suceder a Varufakis al frente del ministerio.

Tsakalotos estudió Filosofía Política y Economía. Licenciado en 1978, se doctoró Economista en Oxford en 1989, tiene 55 años, nació en Rotterdam y pertenece a Syriza desde hace una década: es diputado desde 2012. Ha sido profesor en las universidades de Kent y Atenas, ha publicado seis libros, entre ellos Crisol de resistencia: Grecia, la eurozona y la crisis económica mundial (2012), donde sostiene que Grecia, más que un atraso, lo que padece son las consecuencias de dos décadas de políticas neoliberales antes del inicio de la crisis financiera en 2008. A menudo se le ha considerado "el cerebro de la política económica del Gobierno de Syriza".

Tsipras llevará una nueva propuesta a la cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de este martes, y el nuevo ministro viaja este lunes a Bruselas para reanudar las negociaciones en el Eurogupo (ministros de Finanzas de la zona del euro).

Varufakis, quien llegó al Gobierno tras la victoria de Tsipras en enero sabiendo que difícilmente podría aguantar toda la legislatura, ha dejado el cargo este lunes por la mañana para "facilitar un acuerdo" con las instituciones europeas. "Había socios europeos que preferían mi ausencia. El primer ministro, Alexis Tsipras, ha considerado que podía ayudarle potencialmente a conseguir un mejor acuerdo", ha escrito Varufakis en su blog.

Varufakis, no obstante, va a seguir en el grupo de negociaciones. "Es un mensaje de que no le interesa el cargo de ministro, entró en el Gobierno porque quería ayudar a Tsipras y, como él mismo ha dicho, también puede apoyar con su dimisión", explican fuentes del Gobierno griego. "No hay ningún problema entre Tsipras y Varufakis, seguimos todos juntos; pero también cambiar el equipo durante el viaje es importante en política, y ahora toca volver a negociar y a cambiar los equipos puede ayudar".

El propio Varufakis decía en su despedida: "Llevaré con orgullo el odio de los acreedores".

Tanto el primer ministro griego como su exministro de Finanzas, Yanis Varufakis, y el resto del gabinete, han calificado a los dirigentes europeos de "chantajistas" por querer imponer un "ultimátum", y de traicionar "los valores democráticos de Europa" por oponerse al referéndum. Pero en la noche del domingo Tsipras ha sonado mucho más conciliador, mensaje que se refuerza con la elección de Tsakalotos como nuevo ministro de Finanzas.

El ambiente, indudablemente, no es el mejor para sentarse a negociar. Y el cambio de interlocutor precisamente busca mejorarlo.

Antes de la elección de Tsakalotos, habían sonado otros nombes: el de su viceministro, Yanis Dragasakis, pero le lastraba, entre otras cosas, que no habla inglés a la perfección. También se había hablado de George Stathakis, ministro de Desarrollo y economista, y de Nikos Pappas, hasta ahora ministro del Estado, y estrecho colaborador del primer ministro griego, Alexis Tsipras.

A partir de ahora, el nuevo ministro buscará un acuerdo, comenzando por el Eurogrupo de este martes, que pase fundamentalmente por la reestructuración o quita de parte de su deuda. Algo que también asume el FMI en un informe conocido este viernes: Grecia necesita esa quita, además de 60.000 millones para hacer frente a los créditos de aquí a 2018 y un largo periodo de carencia de varias décadas. Su deuda representa el 177% de su PIB, cuando el FMI calculó que era sostenible si no pasaba del 110%. "Necesitamos la reestructuración para salir de la crisis, para superar las dificultades, con la cooperación de la Comisión Europea, e incluso del FMI, que está aceptando la quita como reconoce en el informe que salió a la luz", explicó Tsipras tras la victoria del domingo.

Este lunes por la mañana ha mantenido una reunión con el resto de líderes políticos, a excepción de los ultraderechistas de Amanecer Dorado, de cinco horas y media de duración en la que ha pedido unidad en torno al resultado del referéndum. Un portavoz del Gobierno ha dicho: "El primer ministro ha pedido al resto de líderes que contribuyan a apoyar a partir de ahora de forma inequívoca el mandato del pueblo griego expresado en el referéndum del domingo a favor una solución viable", en la idea de crear un "frente nacional sólido" para defender una postura unitaria durante las negociaciones.

En un descanso de la reunión, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, habló con el presidente francés, François Hollande, y con el presidente ruso, Vladímir Putin. De acuerdo con un comunicado del Kremlin, Putin "mostró su apoyo al pueblo griego para superar las dificultades que afronta el país", y abordaron las posibilidades "de cooperación entre Grecia y Rusia". No se ha mencionado que se vaya a producir algún tipo de apoyo financiero de Rusia a Grecia.

Otra de las conversaciones que ha mantenido Tsipras a lo largo de la mañana, además del presidente del BCE, Mario Draghi, ha sido con la cancillera alemana, Angela Merkel, con quien ha acordado que el Gobierno griego presentará nuevas propuestas en la cumbre europea de este martes.

El Ejecutivo griego confía en ir cerrando acuerdos a lo largo de la semana, lo cual también contribuiría a ir reabriendo los bancos e ir acabando con el control de capitales. Grecia y las instituciones europeas están emplazados.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha