eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Varias comunidades autónomas discriminan a las profesoras interinas que se convierten en madres

La Comunidad de Madrid aún no sabe si abonará los meses de verano a las interinas que se incorporaron a su plaza ya empezado el curso porque estaban de baja por maternidad

En la mayoría de autonomías, las embarazadas o madres recientes tienen reserva de plaza, pero el periodo hasta que se incorporan a ella no computa en términos de antigüedad

El Sindicato de Profesores de Educación Secundaria de Cataluña denuncia que algunas interinas que se quedan embarazadas no son renovadas en sus centros escolares

- PUBLICIDAD -
El nuevo calendario escolar de Cantabria elimina las vacaciones de Semana Santa

Las profesoras interinas reclaman igualdad de derechos. EFE

Sofía tiene 30 años y trabaja como maestra interina en un colegio de Madrid. Este verano, sus compañeros ­–profesores interinos cobrarán los meses de verano por primera vez desde 2011 después de que los sindicatos y la Comunidad de Madrid hayan llegado a un acuerdo para recuperar algunos derechos perdidos.

Sin embargo, ella, de momento, no percibirá nada: se incorporó a su plaza a finales de noviembre porque el 1 de septiembre, cuando comenzaba su contrato, se encontraba de baja por maternidad. Eso hace que no cumpla con los 9 meses y un día de trabajo que la Comunidad exigirá a los interinos para pagarles los meses de verano. En otras comunidades, como Aragón, Murcia o Cataluña las profesoras interinas que se convierten en madres también denuncian trabas que, en algunos casos, se han subsanado.

El caso de Sofía se repite en varias decenas de profesoras interinas que fueron madres el año pasado: en julio les adjudicaron la vacante y el 1 de septiembre no pudieron incorporarse porque aún estaban de permiso de maternidad. La penalización se produce concretamente en los casos en los que las profesoras no pueden incorporarse a comienzo de curso. Si una maestra se presenta a su plaza y, más tarde, coge la baja por maternidad, no le afecta porque ese periodo sí cuenta tanto en términos de antigüedad como para futuros cobros.

"Queremos que se nos cuente ese tiempo de servicio, desde el 1 de septiembre, para nuestra antigüedad y para el pago de verano. Un embarazo no se planifica, no puede ser que si tengo el hijo en febrero no me penalice y si lo tengo en agosto sí", explica Sofía, que se incorporó a su puesto a finales de noviembre y que no sabe si cobrará este verano o si su destino más próximo es el paro.

Los sindicatos (CCOO, Csif, Ampe y UGT) y la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid acaban de firmar un acuerdo sectorial docente de enseñanza no universitaria que contempla el pago del verano con el requisito de haber trabajado 9 meses y 1 día. "Ahora teníamos que tramitar su desarrollo. Lo que ahora exigimos es que se tenga en cuenta ese periodo de baja a la hora de cobrar el verano", asegura Héctor Adsuar, de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid.

La consejería aplazó la reunión que tenía que haberse producido con los sindicatos este miércoles. "Estamos muy molestos, esto se tiene que resolver ya", señala. Un portavoz de la consejería no especifica si este problema de las bajas de maternidad se solucionará en el desarrollo del texto. Comisiones ha registrado un texto en la consejería pidiendo que se reconozca expresamente el derecho de estas trabajadores de acuerdo con el principio de igualdad.

Las trabajadoras subrayan que se trata de una discriminación flagrante. "Esta situación nos pone en peores condiciones que nuestros compañeros. Si no nos cuenta como servicio no nos da puntos y hoy en día una décima más arriba en la lista puede suponer un puesto de trabajo. No depende de mí si me quedo embarazada y doy a luz antes del 1 de septiembre o después", dice Carmen, cuyo hijo nació a finales de agosto. Muchas profesoras se muestran molestas también con los sindicatos, de los que, dicen, no siempre han obtenido respuesta ni siempre ha sido la misma.

Embarazadas que no renuevan

La Comunidad de Madrid no es el único territorio en el que las profesoras en esta situación denuncian tener que enfrentarse a este tipo de discriminaciones. En Aragón o Murcia también se han dado casos similares. Allí los gobiernos regionales han anunciado que esos periodos de baja por maternidad contarán para poder cobrar los meses de verano después de las denuncias de varias trabajadoras. Hace unos días, un tribunal contencioso administrativo de Madrid reconocía a un interino el derecho a cobrar el sueldo correspondiente a los meses de verano que la comunidad había eliminado durante los recortes.

El responsable estatal de Educación de Csif, Mario Gutiérrez, reconoce que en la mayoría de comunidades autónomas, aunque las embarazadas o madres recientes sí tienen reserva de plaza, el periodo hasta que se incorporan a ella no computa en términos de antigüedad. "Si te incorporas en noviembre, el periodo que va desde el uno de septiembre no has percibido salario y la antigüedad va ligada a un salario. Legalmente es difícil reconocer una antigüedad si no es de esa manera", asegura. Admite que en términos de igualdad "las cosas se tienen que ir solucionando y esta es una de ellas".

En Cataluña, el Sindicato de Profesores de Educación Secundaria denuncia que las profesoras interinas embarazadas se enfrentan a una discriminación sutil. Allí, el director de cada centro tiene la potestad de decidir qué interinos se quedan el curso siguiente. "Si no se pronuncia es muy probable que esa persona no se quede", añaden. Eso hace que varias profesoras embarazadas hayan denunciado que los directores de sus centros no cuenten con ellas para el siguiente curso sin aducir razones. "No hay criterio alguno para hacerlo, no se les dice que es porque no hayan cumplido o porque haya algún problema con sus criterios docentes. Como a los pocos meses se sabe que estarán de baja simplemente no se les renueva. Es una discriminación clarísima", denuncian.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha