eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Una 'startup' española batallará contra Xiaomi tras llevar a juicio a Vodafone y Huawei con una demanda millonaria

ToT acusa a la teleco británica y el fabricante chino de haber copiado varias patentes y les reclama más de 500 millones de euros

A mediados de octubre arranca el proceso contra Xiaomi, a quien acusa de integrar su tecnología en los nuevos dispositivos sin su consentimiento

Vodafone denuncia a Telefónica ante la CNMC por las ofertas de fútbol televisado

Un usuario junto al logo de Vodafone. EFE

Vodafone, una de las mayores telecos europeas, y Huawei, uno de los principales fabricantes de móviles en el mundo, se encuentran estas semanas con un pie en los juzgados madrileños. Ambas deben responder a una demanda de una startup española, Top Optimized Technologies (ToT), que les reclama más de 500 millones de euros en daños por una supuesta infracción de patentes y revelación de secretos.

El juicio lleva ya tres jornadas celebrándose en el juzgado mercantil número 7 de la capital. Por él han circulado ya directivos de ambas empresas, entre ellos, el presidente de Vodafone España, Francisco Román, y el consejero delegado, Antonio Coimbra. Al proceso le quedan otras dos vistas en las próximas semanas. Pero justo cuando éste termine, ToT abre otro frente judicial. Comenzará el proceso por el cual ha demandado a Xiaomi, el fabricante chino de móviles, al que acusa de contener, sin su permiso, un protocolo de conexión desarrollado por la pyme madrileña, según señala Álvaro López Medrano, fundador de la compañía.

El germen de la empresa se remonta a comienzos de este siglo. López Medrano, junto con otros ingenieros, ideó un sistema para mantener la calidad de las llamadas y el uso de la red 3G de una manera eficiente que evitase colapso del espectro radioeléctrico. "No se había abordado bien este problema pese a que todas las compañías reconocían tenerlo", defiende. La empresa nació con inversión de socios y familiares, además de un crédito del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI).

Entre 2002 y 2005 registró cuatro patentes destinadas a la mejora de la calidad del servicio de conexión 3G. Estos avances atrajeron a Vodafone, según señala López Medrano, que buscaba un impulso en la calidad del servicio, especialmente en momentos de grandes aglomeraciones. La empresa británica lo trasladó al dueño de las torres de sus redes, Huawei.

El proceso se alargó y no fue hasta 2014 que se hizo la primera prueba, en el estadio Vicente Calderón. Tras ello se llegó a un acuerdo para instalarlo en las torres de Vodafone en todas sus filiales del mundo. Sin embargo, la alianza con la teleco británica se acabó frustrando. "Nos dijeron que había lanzado una mejora Huawei para sus torres", señala López Medrano.

Sin embargo, los representantes de ToT encuentran que estas mejoras están basadas en sus protocolos y sus algoritmos. Por ello, comienzan este proceso. Acusan a Huawei de revelación de secretos, de infracción de patentes, violación de contrato y competencia desleal. Vodafone, por su parte, es acusada de inductora de estos delitos. 

Paralelamente, ToT tiene otro frente abierto en Reino Unido. Allí hay un cruce de demandas entre Vodafone y la compañía española. Es en este país donde la startup ha demandado a Vodafone por competencia desleal y revelación de secretos, ya que un juez español aseguró que era un tema bajo jurisdicción británica. 

La empresa británica no ha querido valorar el proceso judicial y se remite a las declaraciones que han hecho los directivos. Estos ejecutivos defendieron ante el juez que no ha habido copia y que las ganancias que aportaba ToT "eran insignificantes" por debajo de lo que prometía inicialmente. Además, añadieron que los costes de su implantación en las antenas no se compensaban con la ganancia.

Por su lado, Huawei se ha limitado a asegurar que "rechaza toda responsabilidad, así como haber cometido infracción legal alguna". Durante el juicio, varios empleados de la empresa china en Europa coincidieron con Vodafone en que la ganancia real del algoritmo de ToT es muy baja. La empresa china asegura que no aportaba nada a sus sistemas y que se limitó a hacer pruebas a petición de la teleco británica.

Por último, entre las peticiones de daños se encuentra también el hecho de que el acuerdo con estas empresas incluía que no se podía ofrecer este algoritmo a otras empresas, lo que frustró otra alianza con la china ZTE. Además, ToT sospecha que su algoritmo fue revelado a otras compañías.

Es en este punto donde comienza el caso con Xiaomi. Durante el pasado Mobile World Congress de Barcelona, ToT logró que un juzgado barcelonés suspendiera cautelarmente la presentación de un dispositivo de la firma china, tras una denuncia por el uso dentro de su sistema de la tecnología desarrollada por la startup. Ahora ese dispositivo centrará el proceso que se abre a mediados de octubre.

ToT es hoy en día una empresa con solo cuatro empleados y sin ingresos, después de la ruptura con Vodafone y tras haber realizado consultorías para Telefónica, según explica el directivo. Por eso, señala López Medrano, están costeando el proceso judicial con ampliaciones de capital y estima que cuenta con unos costes anuales de unos 500.000 euros en abogados, alquileres, patentes y otros gastos fijos pese a no tener actividad.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha