La portada de mañana
Acceder
España sigue a la cabeza de Europa en infracciones ambientales
¿Cuándo vacunar a niños? Claves sobre el grupo que se queda fuera de la estrategia
Opinión -El aviso, por Antón Losada
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

CNMC cree que la obligación de dar información sobre la procedencia geográfica de la leche puede elevar costes

Vaca, carne, leche, granja, agricultura, agro

ELEI/JGI

MADRID —

0

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera que la obligación de proporcionar información sobre la procedencia geográfica de la leche y los productos lácteos mejora la información de los consumidores, pero puede suponer mayores costes en la producción y contribuir a compartimentar los mercados.

En concreto, el organismo presidido por Cani Fernández ha emitido un informe sobre el Proyecto de Real Decreto por el que se modifica el Real Decreto 1181/2018, de 21 de septiembre, relativo a la indicación del origen de la leche utilizada como ingrediente en el etiquetado de la leche y los productos lácteos.

La normativa de la Unión Europea habilita a los Estados miembros a adoptar medidas nacionales sobre la indicación obligatoria del país de origen o del lugar de procedencia de los productos, cuando concurran ciertos requisitos, como la protección de los consumidores y la existencia de una relación entre determinadas cualidades del alimento y su origen o procedencia.

Para ello, deben existir pruebas que demuestren que la mayoría de los consumidores consideran importante que se les facilite dicha información.

En concreto, el Proyecto de Real Decreto tiene dos objetivos: por un lado, prolongar durante dos años (hasta el 22 de enero de 2023) la obligación de indicar el origen de la leche utilizada como ingrediente en el etiquetado de la leche y los productos lácteos y, por otro, dar por finalizado el periodo transitorio que permitía la comercialización de los productos sin la citada obligación.

"El principal fundamento para otorgar protección jurídica a posibles referencias geográficas reside en paliar asimetrías de información entre productores y consumidores y mejorar la información de estos últimos sobre la calidad de los productos", explica la CNMC.

No obstante, en su opinión, esa obligación de proporcionar información sobre la procedencia geográfica de los productos puede suponer mayores costes en la producción de la leche y los productos lácteos y contribuir a compartimentar los mercados.

Recientemente, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha resuelto que para imponer requisitos de indicación del lugar de origen debe comprobarse que haya una relación entre determinadas cualidades del alimento y su origen o procedencia que no se basen solo en datos subjetivos. Además, concluye que, si se demuestra la existencia de esa relación, debe determinarse también si la mayoría de los consumidores consideran importante que se les facilite dicha información.

Por todo ello, la CNMC recomienda una mayor justificación sobre cómo se ven afectados los intereses públicos tasados en la norma, la relación entre el origen de la leche y las cualidades de los productos lácteos, y la relevancia de estos para los consumidores.

Asimismo, aconseja reforzar la justificación de las razones imperiosas de interés general que se ven afectadas en la situación actual y cómo la medida proyectada contribuye a protegerlas, más allá de constatar que otros Estados miembros han adoptado normativas similares, y valorar las posibles alternativas existentes, como, por ejemplo, las indicaciones geográficas de calidad.

Etiquetas
Publicado el
10 de febrero de 2021 - 11:24 h

Descubre nuestras apps

stats