eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El desencuentro sindical enturbia las protestas por los recortes en Fnac

UGT y CC OO se desmarcan de la convocatoria de paros a solo 24 horas de su celebración aunque continuarán con las movilizaciones

La Delegación del Gobierno en Madrid deniega una concentración en la plaza de Callao coincidiendo con el Día Internacional del Libro

- PUBLICIDAD -
FNAC planea cambiar las condiciones laborales de su plantilla ante previsión de pérdidas este año

Edificio de Fnac en Madrid. EUROPA PRESS

Las casualidades del calendario quisieron que el mismo día, pero de distinto año, fallecieran dos de las figuras insignes de la Literatura: Miguel de Cervantes y William Shakespeare. En su honor, cada 23 de abril, se celebra el Día Internacional del Libro. Una jornada que, además, en Cataluña coincide con la festividad de Sant Jordi y la tradición de regalar un libro y una rosa.

Pero este año, la tradición y la festividad se han visto salpicadas por la conflictividad laboral. En concreto, la que vive una de las grandes multinacionales de la distribución de libros, entre otros productos culturales: la filial española de Fnac. Sus trabajadores en distintos puntos de España quisieron aprovechar el día de hoy, con sus diferentes actos en torno a la figura del libro, para poner de manifiesto los problemas que atraviesan desde hace meses. Pero, no solo han salido a la luz sus reivindicaciones, también las marcadas discrepancias entre las diferentes representaciones sindicales que, en principio, habían convocado para hoy una jornada de paro en los establecimientos de la multinacional.

La primera en hacer patente que no iba a participar en la huelga fue UGT. Su sección sindical en la multinacional, que ostenta la mayoría de la representación sindical “desmiente que vaya a boicotear las ventas en esta gran superficie previstas para el próximo 23 de abril (…) y denuncia las maniobras del sindicato CGT -minoritario en el Comité de Empresa- para confundir a la opinión pública pretendiendo mezclar las siglas de nuestra organización en una iniciativa que no compartimos, en absoluto”. Así se desmarcó ayer la Federación de Servicios para la Movilidad y Consumo de UGT de los paros previstos para el Día del Libro.

UGT asume que fue otro sindicato, CGT, el que primero denunció públicamente “las condiciones laborales de los trabajadores” de Fnac. Sin embargo, afirma que, a partir de ahí, fue la propia UGT quien inició “un proceso de concentraciones y convocatorias de huelga, hace unas semanas, como consecuencia del proceso iniciado por la empresa (…) para modificar determinadas condiciones laborales”.

Pese a ello, el sindicato ha decidido desconvocar las movilizaciones, incluida la huelga, “tras consultar con la plantilla”. Al formar parte Fnac de la patronal de las grandes superficies Anged, la empresa se rige por el convenio sectorial de este sector del gran consumo. “Denunciamos este convenio sectorial como restrictivo en derechos y condiciones pero está dotado de toda legalidad. Por tanto, su cumplimiento por parte de Fnac es una realidad, algo por lo que vigilamos y por lo que velamos desde nuestra organización”, concluye UGT.

‘Sorpresa’ en CGT por el cambio de opinión de UGT y CC OO

Ayer, desde CGT manifestaron su “sorpresa” por este cambio de actitud en el sindicato mayoritario. Un representante de CGT en el centro barcelonés de Fnac El Triangle, el epicentro de las movilizaciones, explicó que su intención es continuar con la jornada de paro convocada para hoy, que había sido respaldada tanto por los cuatro representantes de CGT como por los cinco de UGT. “Nos gustaría el respaldo de UGT a una huelga que ellos han convocado, con unas decisiones que adopta en el seno de un comité de empresa. Que lo apoye y que esté hasta el final”.

También CC OO se desmarca de esta jornada de huelga, aunque ellos mismos la convocaron a finales de marzo. En concreto, llamaron a dos jornadas de movilizaciones: la primera, el sábado 29 de marzo, con un paro parcial de dos horas en todos los establecimientos de Fnac en España; la segunda, la prevista para hoy, que CC OO suspende “para no entorpecer la vía judicial”.

Según explica la Federación de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego de CCOO de la Comunidad de Madrid, este sindicato, junto a UGT, “han presentado una demanda por conflicto colectivo contra la modificación de las condiciones laborales [para los trabajadores de Fnac] mediante la aplicación del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, lo que puede suponer una incompatibilidad legal con la convocatoria de huelga por este mismo motivo”, aunque no dan más detalles sobre cómo se plasma esta incompatibilidad.

A ello, se suma, que en Madrid, según CC OO, la Delegación del Gobierno ha rechazado que se lleve a cabo una concentración frente al establecimiento de la madrileña plaza de Callao. El sindicato señala que hoy repartirá “una hoja informativa para explicar a los trabajadores la situación de precariedad en las condiciones laborales de los trabajadores de Fnac y las mejoras solicitadas a la empresa”. “Vamos a seguir con las movilizaciones, de eso no hay duda”, aseguran desde el sindicato.

Meses de protestas sin final a la vista

Desde hace meses, los trabajadores de Fnac se movilizan para evitar recortes en sus condiciones laborales. Sin embargo, ha sido este año cuando las protestas han ido in crescendo. En concreto, después de que la compañía decidiera modificar la política de retribución de una plantilla de casi 2.000 empleados al prever una caída de sus ingresos de entorno al 5%. Una decisión que supone suspender la financiación de un seguro privado, reduciendo el salario y la base de cotización de la plantilla; prorrogar un año más la eliminación de parte de los incentivos; y recortar a la mitad los bonos de los responsables de departamento y managers, acordados hace un año.

A eso se suma, según las citadas fuentes sindicales, “la prolongación de las jornadas laborales, incluyendo domingos y festivos, en una plantilla donde hay un gran número de trabajadores a tiempo parcial, incluso gente que ha pasado de tener trabajo a jornada completa a parcial porque no han tenido más remedio que aceptar para no perder el trabajo”.

Según UGT, un trabajador a tiempo completo de la cadena de distribución cobra alrededor de 900 euros al mes, aunque cerca del 60% de la plantilla tiene contratos a tiempo parcial con retribuciones que, de media, no alcanzan los 500 euros. “Son sueldos que rayan en la pura subsistencia”, según el sindicato.

Asimismo, apuntan que la multinacional gala facturó el pasado año 414 millones de euros y que en los últimos cinco años acumula más de 80 millones de euros en beneficios. Además, denuncian que, fruto de la reforma laboral, la empresa no retribuye los tres primeros días por baja de maternidad o que, incluso, se ha limitado la hora de almuerzo a menos de 15 minutos.

Aunque los sindicatos hacen énfasis en su intención de dialogar con la compañía, también apuntan que ha sido ésta la que ha cambiado de actitud de manera unilateral. Señalan que, hace un año, el Comité Intercentros de Fnac acordó con la dirección de la compañía llevar a cabo un programa de ahorros anuales a cambio de no realizar despidos tras un goteo de bajas de casi 200 trabajadores.

Ya entonces,  los trabajadores de la cadena de distribución se movilizaron en las redes sociales para denunciar una bajada de sueldos del 3%. Desde entonces, la movilización, tanto online como físicamente, mediante los citados paros o en forma de protestas ante los establecimientos, ha ido en aumento. Y puede ir a más porque, a día de hoy, no parece fácil llegar a un acuerdo que satisfaga a todas las partes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha