eldiario.es

9

"Un amigo del casero entraba en el piso para alquilar habitaciones cuando estábamos fuera"

Susana vive en un piso compartido con tres compañeros en Madrid y denuncia una larga lista de malas prácticas con su casero, como intentar subirles el precio con 15 días de antelación y engaños sobre la propiedad de la vivienda

"Un día llegamos a casa y nos encontrarnos de golpe a un compañero/amigo del chico con el que firmamos el contrato con varias personas para enseñar el piso", explica

"Aunque lo peor de todo llegó hace poco. Hemos descubierto que el piso no pertenece a ningún matrimonio mayor como nos dijeron, sino a una empresa de Guadalajara"

Barrio de Argüelles de Madrid.

Barrio de Argüelles de Madrid. CC Manuel M. V.

Soy estudiante de Derecho en Madrid. Pago 500 euros al mes por una habitación en un piso compartido con tres compañeros en Argüelles, en el que no tenemos funda en el sofá, ni cortinas, campana extractora o baldosa que no esté rota. Yo misma he pintado el piso, porque al ver que solo te ignoran, no te queda otra que poner de lo tuyo. Nos alquiló el piso un chico que hacía de intermediario de una pareja de personas mayores, o al menos, eso creíamos.

Una se cree que la cosa no puede empeorar hasta que con 15 días de antelación nos avisan de que nos suben el alquiler a partir de septiembre. Además, nos informan de que tenemos que pagar una "cuota de administración" por valor de una mensualidad, como si tratásemos con una inmobiliaria (que hay que pagar en mano, por cierto) cuando en realidad el contrato está firmado entre particulares, y que tan solo disponemos de 48 horas para decidir si nos quedábamos o no.

Todo por Whatsapp y llamadas telefónicas, claro, ninguna notificación medianamente oficial a pesar de habérsela pedido. Les explicas que por aplicación de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) no pueden subir el alquiler así, que el inquilino tiene derecho a renovar el contrato en las mismas condiciones hasta al menos tres años, pero eso no les importa. Intentan robarte, saben que no tienes a dónde ir y si contigo no funciona, con otro lo hará.

La lista de abusos es larga. Un día llegamos a casa y nos encontrarnos de golpe a un compañero/amigo del chico con el que firmamos el contrato con varias personas para enseñar el piso. Le dije que tenían que avisar antes de venir, que por mucho que quisiera enseñar las habitaciones, nosotros estamos viviendo dentro y es nuestra casa. Sus "avisos" posteriores llegaron a ser con tres minutos de antelación.

A través de los vecinos nos hemos enterado de que mientras estábamos de vacaciones también entraron a enseñar el piso. A ninguno de los inquilinos nos falta nada ni ha habido desperfectos, pero no me parece en absoluto apropiado. Crea mucha inseguridad ver que tanta gente tiene las llaves de tu casa.

Aunque lo peor de todo llegó hace poco. Hemos descubierto que el piso no pertenece a ningún matrimonio mayor como nos dijeron, sino a una empresa de Guadalajara. El chico con el que firmamos el contrato ha alquilado a esta compañía unas 10 viviendas completas y luego las subarrienda por un precio mucho mayor. En todo el tiempo que estuvimos en el piso, este "intermediario" utilizaba a los supuestos propietarios como excusa para evitar hacer las reformas que requería la vivienda. Nos decían que era un matrimonio mayor, muy miserables. Pues resulta que se llena los bolsillos con gente como nosotros.

Hemos localizado a otros inquilinos de habitaciones en pisos alquilados por este chico, que han tenido los mismos problemas: subida repentina de alquiler con 15 días de aviso, fianzas que tardan meses en devolver, les entran en casa sin previo aviso para enseñar habitaciones, meten a amigos suyos en las que están libres, por no hablar de los gastos mensuales astronómicos que nadie se explica de dónde salen.

Hemos reunido  la documentación y denunciado lo ocurrido al Instituto de la Vivienda en Madrid. Vamos a demandar, el Colegio de Abogados de Madrid nos a poner un abogado de oficio. Se les ha acabado el chollo. Solo esperamos que quienes se encuentren en nuestra situación y estén leyendo esto, se animen a hacer justicia como nosotros.

__

Si quieres contarnos tu experiencia en primera persona en la búsqueda de piso en plena burbuja del alquiler, envíanos tu historia a: alquiler@eldiario.es

La autoría de la imagen es de Manuel M.V., con licencia Creative Commons.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha