Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El PIB de Alemania pierde 40.000 millones por los problemas mundiales de suministros

La economía alemana crece un 1,8 % en el tercer trimestre

0

Berlín, 29 oct (EFE).- La economía de Alemania ha perdido 40.000 millones de euros, el equivalente a un 1 % de su PIB, por los problemas sufridos en las cadenas globales de suministros, según estimó este viernes el Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo)

La economía alemana crece un 1,8 % en el tercer trimestre

La economía alemana crece un 1,8 % en el tercer trimestre

Esas son las pérdidas de valor añadido en la industria alemana que hasta ahora se han desencadenado por los cuellos de botella en el suministro, precisó el Ifo.

El director económico del Ifo, Timo Wollmershäuser, consideró que "la situación actual es absurda: a pesar de que los libros de pedidos están llenos, la producción en la industria se ha reducido desde principios de año. Está experimentando una recesión de cuello de botella".

El responsable del instituto alemán agregó en un comunicado que "esta arena en los engranajes de la economía alemana también está obstaculizando la recuperación económica general".

Ahora, el Ifo espera que en el cuarto trimestre de 2021 solo haya un crecimiento del 0,5 % en lugar del 1,3 % que había previsto inicialmente.

El dato se conoce después de que la Oficina Federal de Estadística (Destatis) anunciara que durante el tercer trimestre de este año la economía alemana creció un 1,8 %.

Destatis estimó que ese dato muestra la continuidad en la recuperación observada ya en verano, después de que en el segundo trimestre creciera un 1,9 % respecto al anterior; en términos interanuales, la economía avanzó un 2,5 %.

La oficina federal aseguró que el crecimiento en el tercer trimestre se vio impulsado principalmente por un consumo privado más elevado.

El año había arrancado con un nuevo retroceso del producto interior bruto (PIB), del 1,9 %, después de que la economía hubiera logrado recuperarse algo en el segundo semestre de 2020, con un crecimiento del 8,7 % en el tercer trimestre y un 0,5 % en el cuarto.

El PIB sigue estando, aún así, un 1,1 % por debajo del nivel del cuarto trimestre de 2019, el que precedió a la crisis del coronavirus.

En relación con los problemas que detecta en la economía germana, el Ifo estimó que "es probable que los cuellos de botella de entrega más pronunciados actualmente sean una consecuencia directa de la crisis de la pandemia".

El instituto alemán recuerda que "se ha producido un cambio mundial en el consumo de los servicios hacia los bienes y, en ese ámbito, hacia ciertos grupos de bienes, como los bienes de consumo duraderos, los artículos electrónicos y los productos médicos especiales".

Se ha registrado por lo tanto un "brusco aumento de la demanda" que ha llevado rápidamente a sus límites a muchos fabricantes de los productos intermedios necesarios para la elaboración de estos bienes.

El Ifo considera que "las cadenas de suministro mundiales se enfrentan a enormes desafíos logísticos como resultado de los grandes cambios en el flujo de mercancías y los repetidos cierres de importantes puertos comerciales".

En 2022 el instituto espera "una fuerte recuperación de la industria", y agrega: "el simple hecho de cerrar la brecha entre la producción actual y la producción, que se habría esperado sin los cuellos de botella en las entregas, debería ir de la mano de un aumento en el valor agregado industrial de casi el 6 %".

Eso se basa en la asunción de que no habrá un mayor número de cancelaciones de pedidos existentes ni un mayor aumento de los entrantes porque, entre otras cosas, "los fuertes aumentos de precios de los productos industriales están frenando la demanda".

No obstante, el Ifo señala que todavía existe incertidumbre en relación con los supuestos efectos de los cuellos de botella en las entregas, pues tampoco se puede descartar que empeoren o duren más tiempo.

En el caso de que se confirme esa tendencia, las pérdidas de producción asociadas serían entonces mayores y existiría el riesgo de que la recuperación económica de la economía alemana se ralentizara aún más.

Un alivio en los problemas de suministro en las cadenas globales podría, por el contrario, impulsar la recuperación en 2022; sin embargo, si hubiera nuevos cierres de actividad por la pandemia "es probable que la recuperación esperada en el comercio minorista y entre los proveedores (...) sea demasiado optimista", concluye el Ifo.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2021 - 11:46 h

Descubre nuestras apps

stats