eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

El Estado perdió 5.300 millones de euros de impuestos por la brecha de género en las pensiones en 2018

Un estudio de la plataforma ClosinGap calcula que la Agencia Tributaria dejó de ingresar 2.422 millones de euros en IRPF y 2.884 millones en IVA el pasado año por la diferencia de las pensiones entre hombres y mujeres

El informe cifra el impacto económico total de esta brecha de género en España en los 26.900 millones de euros el pasado año, un 2,2% del PIB

La menor actividad económica provocada por las pensiones más bajas de las mujeres supuso la no creación de 414.600 puestos de trabajo en 2018, según la investigación

La OCDE aboga por una "reforma integral" de las pensiones que complemente el reparto con la capitalización

Imagen de archivo de un hombre y una mujer de avanzada edad.

La hucha común que comparten todos los ciudadanos, la Agencia Tributaria, se resiente debido a la brecha de género en las pensiones. Es una de las conclusiones del estudio Coste de oportunidad de la brecha de género en las pensiones, de la plataforma ClosinGap y que ha liderado Mapfre. Según sus cálculos, el Estado dejó de ingresar 2.422 millones de euros en IRPF y 2.884 millones en IVA en 2018, un 2,2% del total ingresado en ambos impuestos, debido a esta desigualdad en las pensiones de las mujeres respecto a la de los hombres, lo que provoca una reducción de la renta de las pensionistas y una menor capacidad de consumo.

El documento expone que el sistema público de pensiones gasta menos recursos en mujeres: el gasto en pensiones para ellas es casi 24.500 millones de euros inferior al de los hombres, pese a que las mujeres suponen el 48,4% del total de pensionistas (4,2 millones) y perciben el 51,6% de las pensiones, ya que es más frecuente que reciban más de un tipo de pensión por persona.

Aunque la brecha de género se reduce en las nuevas altas, es decir, las pensiones de los nuevos jubilados y resto de beneficiarios de pensiones, las diferencias persisten.  "La pensión pública promedio de una mujer, incluyendo todas las contributivas, es de 740,2 euros, frente a los 1.162,3 euros percibidos de media por los hombres pensionistas. Esta diferencia de 422,2 euros se amplía hasta los 450,1 euros en el caso de las pensiones de jubilación", destacan en ClosinGap.

Esta brecha tiene repercusiones de muchos tipos. "Desde el punto de vista de la renta, las mujeres pagan un menor IRPF, y desde el punto de vista del consumo, también realizan un menor gasto y, por tanto, pagan un menor IVA", recoge el estudio. Así, teniendo en cuenta los tipos medios efectivos de estas dos partidas que revela la Contabilidad Nacional del INE, la pérdida de la Agencia Tributaria el año pasado fue de un total de 5.306 millones de euros en estas dos figuras impositivas.

El informe recuerda que la brecha de género en pensiones tiene tanto efectos económicos como en el bienestar de las personas. Por un lado, una menor pensión de jubilación reduce la capacidad de acceder a los cuidados necesarios en la edad avanzada, pero también limita la capacidad de consumo de sus beneficiarias y repercute en la capacidad de crecimiento del PIB del conjunto de la economía.

La investigación estima el impacto económico total de la brecha de género en 2018 en 26.900 millones de euros en términos de Valor Añadido Bruto (VAB), lo que representa el 2,2% del PIB. En materia de empleo, el estudio calcula que la menor actividad económica ligada a esta desigualdad en las pensiones que perciben las mujeres supuso la no creación de 414.600 puestos de trabajo el año pasado, una cifra muy abultada. Según los datos de la Encuesta de Población Activa, en 2018 se crearon 566.200 empleos.

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, ha subrayado que "todas las brechas de género son inaceptables, pero la de las pensiones es especialmente lesiva para las mujeres, porque su longevidad y sus necesidades de atención a la salud son aún mayores". El documento apunta que la insuficiencia de rentas de las mujeres en las edades más avanzadas se dejan notar en los gastos en materia de dependencia que afrontan los pensionistas.

El documento calcula que coste de la dependencia crece desde "los 5.000 euros al año –cuando la persona tiene entre 65 y 69 años– hasta casi los 20.000 euros cuando supera los 80 años de edad". Como las mujeres viven más años, a menudo con más problemas de salud (como señaló el primer informe de ClosinGap), y con pensiones de menor cuantía, el coste económico de los cuidados de la dependencia de las mujeres de 85 años y más años "representa 2,4 veces el importe medio de su pensión pública por jubilación, mientras que en los hombres apenas excede en 1,4 veces".

Marieta Jiménez, presidenta de ClosinGap, ha subrayado que todos estos datos "demuestran el largo camino que queda aún por recorrer para alcanzar una igualdad plena entre hombres y mujeres en todas las etapas de la vida, pero especialmente en el último tramo, el de mayor vulnerabilidad".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha