Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

La producción argentina de acero cae 52,2 % interanual en mayo

Buenos Aires —

0

La producción de acero crudo de Argentina totalizó 194.300 toneladas en mayo, lo que representa una caída interanual del 52,2 %, aunque con una fuerte recuperación respecto a los niveles de abril último.

Según informó este lunes la Cámara Argentina del Acero, en mayo la producción de acero subió un 81,4 % frente a los niveles de abril, cuando el sector estuvo paralizado por las fuertes medidas de aislamiento obligatorio impuestas desde el 20 de marzo en Argentina para hacer frente a la pandemia de la COVID-19.

De acuerdo al informe sectorial, la producción total de laminados terminados en caliente fue en mayo de 190.200 toneladas, con un alza del 74,2 % frente a abril y una caída del 55,5 % en comparación con el quinto mes de 2019.

En tanto, la producción de aceros planos laminados en frío de mayo fue de 54.300 toneladas, un 47,8 % más que e abril pero con un retroceso interanual del 49,5 %.

El informe recuerda que en mayo comenzaron a ponerse en actividad instalaciones industriales que estuvieron paralizadas durante todo o parte del mes de abril.

"De este modo, paulatinamente retornaron las actividades y comenzó a normalizarse el suministro de productos a los usuarios y distribuidores que tenían entregas pendientes", señaló la entidad empresarial.

La cámara afirmó que "el impacto económico de la pandemia trajo una enorme afectación en el sector siderúrgico local debido a la falta de actividad de las industrias clientes".

En este sentido, a pesar de haberse puesto en marcha las instalaciones industriales, "el panorama general de los segmentos consumidores de acero es todavía muy incipiente, lo cual se traduce en pedidos que distan todavía de permitir una operación normal", advirtieron las empresas siderúrgicas.

PREOCUPACIÓN POR VICENTÍN

Por otra parte, la Cámara Argentina del Acero manifestó este lunes su "preocupación" ante la intervención y el proyecto de expropiación de la empresa agroexportadora Vicentín anunciados hace una semana por el presidente argentino, Alberto Fernández.

"En momentos en que la Argentina necesita consolidar un clima de confianza para atraer inversiones y generar empleo, es importante que el Estado nacional en su conjunto sea quién impulse y garantice los principios esenciales contemplados en la Constitución Nacional", señaló la entidad empresarial.

La cámara añadió en un comunicado que "la confianza, la estabilidad de reglas, y la previsibilidad son condiciones necesarias del sector privado para viabilizar inversiones que permitan reactivar el empleo local".

La producción de acero crudo de Argentina totalizó 194.300 toneladas en mayo, lo que representa una caída interanual del 52,2 %, aunque con una fuerte recuperación respecto a los niveles de abril último.

Según informó este lunes la Cámara Argentina del Acero, en mayo la producción de acero subió un 81,4 % frente a los niveles de abril, cuando el sector estuvo paralizado por las fuertes medidas de aislamiento obligatorio impuestas desde el 20 de marzo en Argentina para hacer frente a la pandemia de la COVID-19.

De acuerdo al informe sectorial, la producción total de laminados terminados en caliente fue en mayo de 190.200 toneladas, con un alza del 74,2 % frente a abril y una caída del 55,5 % en comparación con el quinto mes de 2019.

En tanto, la producción de aceros planos laminados en frío de mayo fue de 54.300 toneladas, un 47,8 % más que e abril pero con un retroceso interanual del 49,5 %.

El informe recuerda que en mayo comenzaron a ponerse en actividad instalaciones industriales que estuvieron paralizadas durante todo o parte del mes de abril.

"De este modo, paulatinamente retornaron las actividades y comenzó a normalizarse el suministro de productos a los usuarios y distribuidores que tenían entregas pendientes", señaló la entidad empresarial.

La cámara afirmó que "el impacto económico de la pandemia trajo una enorme afectación en el sector siderúrgico local debido a la falta de actividad de las industrias clientes".

En este sentido, a pesar de haberse puesto en marcha las instalaciones industriales, "el panorama general de los segmentos consumidores de acero es todavía muy incipiente, lo cual se traduce en pedidos que distan todavía de permitir una operación normal", advirtieron las empresas siderúrgicas.

PREOCUPACIÓN POR VICENTÍN

Por otra parte, la Cámara Argentina del Acero manifestó este lunes su "preocupación" ante la intervención y el proyecto de expropiación de la empresa agroexportadora Vicentín anunciados hace una semana por el presidente argentino, Alberto Fernández.

"En momentos en que la Argentina necesita consolidar un clima de confianza para atraer inversiones y generar empleo, es importante que el Estado nacional en su conjunto sea quién impulse y garantice los principios esenciales contemplados en la Constitución Nacional", señaló la entidad empresarial.

La cámara añadió en un comunicado que "la confianza, la estabilidad de reglas, y la previsibilidad son condiciones necesarias del sector privado para viabilizar inversiones que permitan reactivar el empleo local".

La producción de acero crudo de Argentina totalizó 194.300 toneladas en mayo, lo que representa una caída interanual del 52,2 %, aunque con una fuerte recuperación respecto a los niveles de abril último.

Según informó este lunes la Cámara Argentina del Acero, en mayo la producción de acero subió un 81,4 % frente a los niveles de abril, cuando el sector estuvo paralizado por las fuertes medidas de aislamiento obligatorio impuestas desde el 20 de marzo en Argentina para hacer frente a la pandemia de la COVID-19.