eldiario.es

9

El diario de tu salud El diario de tu salud

Cuando el 3D y la cirugía se alían para extirpar tumores

El Hospital General de Villalba ha incorporado recientemente a sus servicios una nueva técnica, la cirugía guiada por modelos físicos e individualizados en 3D, que ha permitido que un paciente con una enfermedad no curable de inicio haya podido ser intervenido con buenos resultados

Modelo físico impreso en 3D del hígado y lesiones concretas de Ángel, el paciente intervenido.

Modelo físico impreso en 3D del hígado y lesiones concretas de Ángel, el paciente intervenido.

Ángel C., de 71 años, acudió a principios de 2018 al hospital General de Villalba por una neumonía y salió de él con un diagnóstico más que preocupante: cáncer de colon primario con múltiples metástasis en el hígado. Las lesiones, algunas de las cuales afectaban a estructuras vasculares de vital importancia, inicialmente se presentaban como inabordables quirúrgicamente.

El hombre se sometió entonces a numerosas sesiones de quimioterapia, hasta un total de 29, con el objetivo de reducir la carga tumoral. Pero, pese a que la respuesta fue positiva, la necesaria cirugía posterior seguía antojándose muy complicada. "Los ocho nódulos restantes se localizaban en zonas muy centrales del hígado, englobando venas o muy próximos a otras estructuras igualmente vitales, por lo que no se podía plantear una intervención al uso", asegura el Dr. Tihomir Georgiev Hristov, médico adjunto del Servicio de Cirugía General y Digestiva del citado hospital, perteneciente a la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid.

La única opción viable para extirpar el cáncer era abordar cada lesión por separado y para ello era necesario realizar un estudio anatómico muy detallado del propio hígado. Los doctores recurrieron entonces a la cirugía guiada en 3D, una novedosa técnica que el centro madrileño ha incorporado recientemente a sus servicios y que permite fabricar un modelo físico en tamaño real para reproducir al detalle todo el órgano y localizar las lesiones en el sitio exacto.

El procedimiento, incorporado a la Sección de Cirugía Hepatobiliopancreática del Servicio de Cirugía General y Digestiva del hospital, además de reproducir con exactitud la anatomía y las vascularizaciones, posibilita planificar al milímetro y de forma individualizada la estrategia quirúrgica, aumentando la precisión, seguridad y eficacia de la intervención. En el caso concreto de Ángel, permitió obtener un resultado óptimo sin comprometer el funcionamiento futuro del hígado. En otras palabras, sin la aplicación de esta técnica, conservar la mayor parte del hígado sano habría sido imposible.  

"La planificación preoperatoria se evidenció como la clave de este abordaje", recuerda el doctor Georgiev. "Gracias a esta planificación entramos en quirófano con una idea muy clara de lo que queríamos hacer, y de lo que, finalmente, hemos podido hacer: una cirugía muy compleja pero en la que el paciente ha podido preservar el volumen máximo posible de hígado y al mismo tiempo se ha podido extirpar toda la enfermedad", concluye.

Un final feliz impensable sin esta técnica

Dos momentos de la intervención realizada a Ángel.

Dos momentos de la intervención realizada a Ángel.

"Desde que me he operado me encuentro fenomenal, no he tenido ni un dolor y estoy feliz", cuenta eufórico Ángel. "Estoy como si no me hubiera operado, casi mejor que antes en cuanto a la función del hígado se refiere; ¡y sigo mejorando!", asegura, contento, tranquilo y optimista. Un diagnóstico actual muy favorable, y casi inimaginable a principios de año, cuando se le administró la última sesión de tratamiento quimioterápico.

La recuperación de Ángel ha sido posible gracias a la aplicación de este procedimiento, pero no hubiera podido llegar a buen puerto de no ser por el trabajo conjunto del Servicio de Cirugía General y Digestiva del hospital, y a su coordinación con otros departamentos. "Nuestro compromiso es que estas cirugías se hagan en las mejores condiciones y que el paciente reciba el mejor tratamiento posible, lo que requiere una colaboración muy estrecha entre todos los servicios implicados del hospital", relata el doctor Georgiev.

En el Hospital General de Villalba, la cirugía hepatobiliopancreática compleja logra muy buenos resultados en este tipo de retos terapéuticos gracias a la estrecha coordinación entre todos los servicios implicados en ella: Cirugía General y Digestiva, Cirugía Vascular, Oncología, Unidad de Cuidados Intensivos, Endocrinología, Medicina Interna e Infecciosas, Radiología Vascular Intervencionista, Anestesia y Enfermería.

Solo así se ha logrado pasar de tener a un paciente con una enfermedad no curable, a tratarle con quimioterapia y poder intervenirle después, para que ahora mismo pueda estar completamente libre de enfermedad.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.