eldiario.es

9
Menú

Hyundai Kona eléctrico: el primero de su clase

El SUV pequeño de Hyundai se adelanta a sus competidores con una motorización cien por cien eléctrica, cuya versión de batería más capaz ofrece una potencia de 204 caballos y una autonomía teórica de 470 kilómetros

- PUBLICIDAD -
Hyundai Kona EV, un SUV cien por cien eléctrico que se presentará oficialmente en el Salón de Ginebra 2018.

Hyundai Kona EV, un SUV cien por cien eléctrico que se presentará oficialmente en el Salón de Ginebra 2018.

Hyundai presenta el nuevo Kona EV, convirtiéndose en la primera marca en Europa en producir en serie un SUV, del segmento subcompacto, completamente eléctrico y accesible al gran público. Se trata de un nuevo paso del fabricante coreano en la movilidad alternativa, después de la producción en serie del ix35 FCEV, propulsado por una pila de combustible de hidrógeno que recientemente ha sido relevado por el Nexo, y el Ioniq, un modelo disponible con tres versiones distintas en función del grado de electrificación.

Antes de su puesta de largo en el Salón de Ginebra 2018, Hyundai ofrece las primeras imágenes y los primeras datos del nuevo Kona EV. Basado en el Kona convencional -un SUV-B que compite en uno de los segmentos que más crece en Europa-, el Kona EV se ofrece con dos versiones de rendimiento diferentes. La más potente, de 204 caballos (150 kW), cuenta con una batería de 64 kWh y una autonomía teórica de 470 kilómetros, rango superior al de modelos eléctricos ya establecidos como los Nissan Leaf, Renault Zoe o Volkswagen e-Golf.

Por su parte, la variante básica ofrece una capacidad de batería de 39,2 kWh, proporcionando 300 kilómetros de autonomía con una entrega de potencia de 135 CV. En cuanto a prestaciones, y gracias a un par motor de 395 Nm para ambas variantes, el Kona eléctrico es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 7,6 segundos y una velocidad máxima de 167 km/h.

Con una toma de carga rápida, las baterías del Kona eléctrico se pueden recargar al 80% de su capacidad en menos de una hora.

Con una toma de carga rápida, las baterías del Kona eléctrico se pueden recargar al 80% de su capacidad en menos de una hora.

La carga de las baterías de polímero de litio se realiza a través de una toma de corriente externa. Para completar el 80% se necesita de 54 minutos, siempre y cuando se disponga de una conexión de carga rápida de 100 kW. Con el cargador de a bordo, de 7,2kW, recargar el coche con corriente normal lleva 9 horas y 40 minutos para el paquete de baterías de mayor autonomía larga y 6 horas y 10 minutos para el menor.

En cuanto al diseño también hay novedades. En un mercado como el de los SUV, con propuestas de estética tan agresiva como la de los Nissan Juke o Toyota C-HR, el Kona eléctrico apuesta por unas líneas cargadas de personalidad. Además, se distingue del resto de sus hermanos de gama a través de una parrilla frontal carenada y los nuevos leds de sus faros superiores, mientras que, en la zaga, lógicamente pierde las salidas de escape, y las llantas tienen un diseño diferenciado.

En el interior, lo más novedoso es un cuadro de mandos de alta resolución, completamente digital, y de siete pulgadas de diámetro. Como es lógico por su naturaleza de eléctrico, el Kona EV incorpora indicadores específicos de medición, tales como el velocímetro, el nivel de carga de la batería, el gráfico del fluido de la energía y el modo de conducción para el usuario. También es destacable un maletero que apenas pierde capacidad de carga, con 332 litros (373, contando el hueco para guardar el cable de carga) por los 361 de un Kona de gasolina y tracción delantera.

El cuadro de instrumentos del Kona EV es completamente digital y aporta información específica del sistema eléctrico.

El cuadro de instrumentos del Kona EV es completamente digital y aporta información específica del sistema eléctrico.

Por último, el arsenal en tecnologías de asistencia a la conducción es grande: control de crucero adaptativo con parada y arranque de la marcha, sistema de frenado automático con detección de peatones, asistente de cambio involuntario de carril, detector de fatiga del conductor o avisador inteligente de señales de límite de velocidad, entre otros.

- PUBLICIDAD -