eldiario.es

9

EXTREMADURA

Mérida recupera un templo de culto imperial de grandes dimensiones, con columnas de 14 metros

Era la representación en la ciudad del poder central de Roma, y la mayor parte sigue oculta bajo casas y calle

Templo culto imperial Mérida

Mérida ha ampliado desde este viernes la oferta de patrimonio monumental visitable y explicado mediante paneles, con la apertura al público del Templo de Culto Imperial cercano al Parador de Turismo, un edificio de dimensiones colosales, que tuvo columnas de 14,25 metros de altura y alguno de cuyos fustes originales en mármol, de 1,5 metros de diámetro, se conserva en el lugar.

Las estructuras visibles –la mayor parte sigue oculta bajo las casas y calle vecinas (calle Holguín)- formaron parte de una arquitectura "imponente de medidas monumentales", ya que el templo completo ocupó una superficie de 748 metros cuadrados y tuvo una longitud de 38 metros, según ha explicado el director del Consorcio Monumental de Mérida, Félix Palma.. 

El espacio religioso que se centraba en este edificio fue construido en un momento avanzado del mandato de Tiberio, quien gobernó entre los años 14 y 37 d.C., y su finalidad era el culto imperial, una forma de propaganda para ensalzar la figura del emperador, considerado un dios, y creada tras la muerte de Augusto por su hijo. 

Mérida enriquece su patrimonio romano con el Templo de Culto Imperial

Fustes de columnas, el de la izquierda es original, en mármol EFE

Las piezas que aún perduran forman parte del podio del templo, de más de tres metros de altura, fabricado con hormigón, cubierto luego con sillares de granito, y finalmente revestido de mármol. Se conserva también, a varios metros bajo el nivel actual de las calles, el suelo de la plaza que presidía este gran templo, suelo de granito y cubierto de un mármol desaparecido pero que ha sido reconstruido como un puzzle en una parte con trozos originales, y también se han recuperado y colocado fragmentos de las cornisas y las columnas.

El proyecto ha contemplado la consolidación de estructuras y la reintegración de piezas originales. También se ha adecentado las medianeras, se ha creado una pasarela para la visión detallada de los vestigios, instalado un espacio interpretativo dedicado al culto imperial -en el cual figura una inscripción en mármol, "soy Emilia, cristiana", para hacer olvidar el anterior culto pagano- y se ha ampliado el acerado para una contemplación segura de los restos desde la calle. Son algunos de los recursos empleados para garantizar el acceso físico y conocimiento del lugar.

Ideología romana clásica

La finalidad del conjunto era el culto imperial, un vehículo de propaganda para exaltar el poder del emperador y de su familia a través de la religión oficial romana. Era tan importante a nivel simbólico la creación de este espacio en la ciudad que, para poder construir el recinto en el lugar elegido, los romanos no dudaron en derribar cuatro manzanas de viviendas, explica la Junta.

En cierto modo era "la representación oficial, en Mérida, del poder imperial central, de Roma".

Templo culto imperial

En esta imagen se aprecian al frente los muros del podio del templo, a la derecha el suelo original de la calle en granito y varios metros bajo el nivel actual, pero tanto muros como suelo estaban revestidos de mármol, como se ve a la izquierda y ha sido reconstruido parcialmente, usando en la esquina inferior izquierda fragmentos originales montados a modo de puzzle. Incluso a la izquierda de la imagen se ven fragmentos originales en mármol embutidos en el relleno de la calle

Los restos de este solar fueron descubiertos durante una intervención de urgencia, a cargo de José María Álvarez Martínez, a principios de los años 80 del siglo pasado. En años posteriores, 2003, se documentarían la secuencia estratigráfica del solar, la relación del templo con la plaza que presidía y se profundizó en el conocimiento de la arquitectura del edificio, permaneciendo visible desde la calle.

El edificio fue abandonado a partir del Cristianismo, la caída romana y llegada de los visigodos, y en el siglo V sus muros, desprovistos ya de todo el mármol, fueron usados para adosar viviendas.

Proyecto Mecenas 2018

Los trabajos de adecuación del templo de la calle Holguín han tenido un coste de 104.620 euros. Algo más de la mitad ha sido financiado por las aportaciones de los socios que eligieron como Proyecto Mecenas 2018 la integración de estos restos, sufragando el resto el Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida.

Templo culto imperial Mérida

El horario de apertura del recinto, para la temporada de verano, será de 9:00 a 20:30 horas, aunque el templo puede contemplarse desde la calle en cualquier momento.

Queda sin adecentar, sin embargo, toda la parte del solar expropiado y que da a la calle Almendralejo, que presenta un aspecto desastroso; ambas zonas han sido separadas con un muro.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha