eldiario.es

9
Menú

EXTREMADURA

El Supremo condena finalmente a 17 años y medio al joven que mató a su pareja cerca de Cáceres

Hace cuatro años cuando iban por la A-66 pararon por una discusión

- PUBLICIDAD -
Concentración en la puerta de la Asamblea de Extremadura

Concentración en la puerta de la Asamblea de Extremadura en marzo de 2015, por aquel asesinato

El Tribunal Supremo ha corregido la rebaja de pena que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid aplicó a un joven que mató a su pareja durante una discusión en un viaje por la autovía A-66 cerca de Cáceres, y lo ha condenado a 17 años y medio de prisión.

La sentencia estima el recurso presentado por los padres de Tamara S., la víctima del homicidio, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid rebajara a solo 4 años la condena por el homicidio (a 7 en total) al apreciar que no quedó probado que el acusado, Jesús J.S., tuviera intención de matarla.

Los hechos ocurrieron el 11 de marzo de 2015 tras una discusión en un viaje por la autovía A-66 a la altura de Cáceres, en una furgoneta hacia Sevilla en la que ella llegó a golpearle en la nariz. Jesús paró el vehículo en el arcén y comenzó a agredirla, ella huyó pero se torció el tobillo.

Cuando la alcanzó, Jesús propinó un empujón a Tamara, que cayó de espaldas, se golpeó la cabeza contra el suelo y murió poco después.

¿Involuntario?

El procesado, tras ser juzgado por un jurado que lo declaró culpable de homicidio, violencia habitual y amenazas, fue condenado a 17 años y medio de prisión, pero el Tribunal Superior madrileño corrigió la sentencia y lo condenó por un delito de maltrato en concurso con un delito de homicidio culposo, es decir de carácter involuntario.

El Supremo corrige ahora la sentencia del TSJ madrileño y da validez a la dictada previamente por la Audiencia Provincial, que concluyó que de los hechos "puede y debe inferirse la conciencia por parte del acusado de que con su acción estaba comprometiendo seriamente (poniendo en peligro) la vida de la víctima".

Tiene en cuenta el Supremo los continuos episodios de maltrato y amenazas de muerte que había vertido previamente el acusado y su comportamiento durante los hechos y, como hizo la Audiencia en su momento, concluye que se trató de un homicidio doloso.

Y expone que, pese al "barroquismo" de la redacción en los hechos probados del veredicto, el jurado declaró probado por siete votos a dos que el procesado causó "de forma directa y personal o aceptada como probable" la muerte de Tamara. 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha