eldiario.es

9

EXTREMADURA

Vara se revuelve en su reelección contra PP y UPE por darle suspenso, y recuerda que los perdedores son ellos

Sale del debate de investidura como presidente autonómico aunque con menos apoyos iniciales y votos que hace cuatro años, ya que esta vez Podemos se abstiene y él se vale solo de su mayoría absoluta, que le da por contra seguridad total sin depender de la confluencia

34 votos a favor, de su grupo socialista, 20 en contra (PP) y 11 de Ciudadanos y Unidas por Extremadura

Populares y confluencia se niegan a volver al Pacto por el Ferrocarril

Vara

Recibiendo el aplauso de su grupo socialista tras ser reelegido

Partido Popular y Unidos por Extremadura (UPE) zurraron de lo lindo anteayer al presidente de la Junta en funciones, Guillermo Fernández Vara, tras escuchar su discurso-propuesta de investidura y reelección. Una primera jornada, que se ha prolongado luego este martes con el debate con los líderes de la oposición, PP, Ciudadanos, y la confluencia Podemos-IU-Equo, con tres intervenciones en las que siguieron en esa línea, a cuyo final esperó Vara para revolverse y decirles que se les había olvidado que los que habían perdido las elecciones eran ellos.

Aburrido, soporífero, decepcionante, sin ilusión, fueron calificativos del lunes, repetidos también este martes por un duro pero menos bronco que otras veces José Antonio Monago (PP) y una portavoz de UPE, Irene de Miguel, con la que Vara ha tenido una discusión ideológica directa y sin rodeos en la que entre otras cosas, el presidente de la Junta le ha recriminado que “por ser más joven, no es usted más progresista que yo”.

El tercero en ir contra el candidato socialista, que era el líder de Cs Cayetano Polo, ha estado algo menos beligerante, ha hecho un debut parlamentario con ciertos nervios y lagunas de discurso, y demostrado que sigue sin perdonar al líder de la derecha popular, Monago, que le trate como principiante lleno de arrogancia pero escaso de resultados, el conocido “adolescente” de la política que le lanzó semanas atrás.

De este debate de cuatro horas ha salido reelegido Guillermo Fernández Vara para cuatro años más con 34 votos a favor (PSOE), 20 en contra (PP) y 11 abstenciones (Cs más UPE), de modo que son dos menos que hace cuatro años cuando Podemos le dio seis votos y así sumó 36, tras un referéndum interno de los morados que no consta se haya celebrado en esta ocasión; Podemos no ha contestado a la consulta de este diario de si se ha hecho o no.

Tanto PP como UPE han dudado de las ofertas de diálogo y renuncia a los vetos anunciadas el lunes, y han acusado al candidato socialista de preferir el rodillo de la mayoría absoluta e incumplir los pactos a los que se llegan. “El rodillo socialista de cuarenta años va a seguir funcionando”, pronostica Monago.

La “puntilla”

El líder del PP ha subrayado varias veces que era la “última oportunidad” –Vara no podrá volver a presentarse- para hacer algo por Extremadura, pero que tras escuchar el discurso del lunes, en vez de apuntalar la Comunidad “le da usted la puntilla”, el candidato y ya presidente sigue sin ilusionar a los extremeños, y ahora que gobierna en Mérida, y Sánchez lo hará en Madrid debe cumplir sus promesas y sacar a la región del primer lugar en paro, pobreza y despoblación [Estadística ha publicado este martes un informe provisional según el cual la Comunidad vuelve a perder habitantes].

Monago

José Monago

Monago se ha cebado en críticas contra el proyecto del “Walt Disney de la Siberia” (el parque de ocio anunciado en Castilblanco), como “la gran mentira de su gestión”, refiriéndose a Vara, y ha dicho que el PP no volverá al pacto por el ferrocarril porque “para tocarle las palmas ya hay mucha gente dentro”.

“Podremos dialogar lo que quiera”, terminó su réplica principal al candidato socialista a la Junta, “pero no me busque para perder el tiempo”. No obstante, y de nuevo aunque “sea su última oportunidad, le deseo éxito”.

Polo sigue mirando a Monago

Cayetano Polo, en su primera intervención tras entrar como diputado y líder de Cs en la Asamblea, se refirió en principio más a Monago que a Vara, ironizando al alabarle como Séneca frente a la adolescencia y bisoñez que el del PP ve en él. “Dé un paso atrás”, siguió refiriéndole, “y deje la confrontación para dedicarse a construir”.

Cayetano Polo

Cayetano Polo

El de Ciudadanos dedicó la mayor parte de la réplica al discurso de Vara, a pedir facilidades para las empresas.

“Decepción”

Irene de Miguel (UPE) ha empleado su tiempo en el debate fundamentalmente para criticar la gestión a su juicio débil de Vara, y a calificarle de incumplidor en sus promesas –“la situación del hospital Don Benito-Villanueva es dantesca”-, lleno de buenos deseos sin realizar, y los pocos hechos, “gracias a nuestra presión”.

Irene de Miguel Unidas por Extremadura

Irene de Miguel

De Miguel se ha manifestado decepcionada con Vara y su “intransigencia”, y cree que sus nuevos anuncios, su discurso, es ya de alguien que no necesita ilusionar “ni a los grupos políticos ni a los ciudadanos, y que “me decepciona”, por lo que le anima a en su último mandato a “desempolvar” la chaqueta y “arriesgar, porque Extremadura no se merece más de lo mismo”.

Los electores ya se pronunciaron

La respuesta de una tacada a los tres, en un arranque inicial de Vara, ha sido de enfado y dura reprochándoles que tras oírles parecía que los ganadores de las elecciones, los apoyados por los electores, fueran ellos en vez de él, cuando es el PSOE que lidera el que ha ganado y con mayoría absoluta, por el voto popular.

Les ha acusado también de descargar responsabilidades y dejarle a él como único encargado de Extremadura. “Ya está bien de decirme que es mi última oportunidad, y no se pongan de perfil”. Algún grupo parecía que estaba haciendo el debate de hace un mes, antes de las elecciones, “y ya se han celebrado”.

Vara inicia su tercera legislatura con el único apoyo de su mayoría absoluta

Vara ha confrontado abiertamente con Irene de Miguel, que ha vuelto a defender una banca pública. “El comunismo ha fracasado”, le dirigía el presidente. “¿Ah, sí?”, respondía ella desde su asiento. ¿”En qué mundo vive?”, terciaba desde los escaños Álvaro Jaén, de la confluencia. “Todos somos prescindibles, es prescindible hasta usted”, le ironizaba entre otras cosas Vara.

El ya reelegido presidente se revolvió contra la portavoz de la confluencia. “La vanguardia no son etiquetas, son realidades, y por ser más joven no es usted más progresista que yo”.

No obstante, Vara se ofreció a hablar de la propuesta de De Miguel sobre un plan de movilidad dentro de la región, en transporte público con trenes, autobuses e incluso taxi, y de la de Polo (Cs) sobre plan de empleo.

La confluencia tampoco volverá al pacto por el ferrocarril ya que no están en él quienes según ellos “más han hecho por el tren”, como Milana Bonita, Movimiento Ruta de la Plata y Amigos del Ferrocarril Madrid-Ciudad Real-Badajoz.

La gestión popular

Por su parte la portavoz del Grupo Socialista, Lara Garlito, ha apelado a la unidad y al consenso para afrontar los retos que tiene por delante la región; ha recordado que se cumple una década del inicio de la "crisis económica internacional", que dio paso a la "peor cara de la política", con "medidas austericidas" y los recortes como "único afán".

Lara Garlito

Lara Garlito

Entre 2012 y 2015 en Extremadura se subieron los impuestos en 160 millones de euros, "a la vez que afilaban las tijeras", y el paro llegó a "niveles históricos" con 184.000 personas.

 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha