eldiario.es

9

EXTREMADURA

Antonio Prieto Risco, portavoz de UPA-UCE Extremadura

Antonio Prieto UPA UCE Extremadura

Antonio Prieto, UPA UCE Extremadura

Pregunta: ¿Cuáles son las líneas fundamentales que definen a UPA-UCE Extremadura como organización profesional agraria? .

Respuesta: En UPA-UCE estamos al lado de la explotación familiar y profesional, porque garantiza el empleo y la riqueza para nuestros pueblos. Y eso lo hacemos gracias a nuestra amplia red de oficinas en Extremadura, que nos permite atender a todos los sectores productivos de la región, por minoritarios que sean. Por eso nuestro lema se centra en la labor que desde hace años venimos realizando: “UPA-UCE me ayuda”, y está contada en primera persona por todos los que formamos esta organización: agricultores y agricultoras, ganaderos y ganaderas, trabajadores y trabajadoras… poniendo de manifiesto que luchamos y lucharemos para defender los intereses y necesidades de cada productor. También queremos incidir en lo que somos: “Somos campo, somos futuro”, porque desde UPA-UCE hace años que venimos reivindicando el papel fundamental del sector agroganadero en el desarrollo económico, social y medioambiental de nuestra región y nuestro país.

Como líneas fundamentales de nuestro proyecto agrario para Extremadura, vamos a seguir denunciando los abusos que se mantienen en la cadena, las políticas injustas con el sector y reclamando mejoras en los precios de nuestros productos. Vamos a continuar defendiendo a los sectores que peor lo están pasando: tabaco, apicultura, pimiento para pimentón, arroz, olivar tradicional… y vamos a luchar para que los proyectos de regadío de Monterrubio de la Serena y Tierra de Barros sean por fin una realidad. También vamos a pelear por impulsar la titularidad compartida y la incorporación de nuestros jóvenes al sector, retos claves para garantizar el futuro del sector.

P.: La Comisión europea, después de lanzar algunas ideas y abrir una consulta pública sobre la PAC, ha dado comienzo al procedimiento para diseñar la próxima política agraria común. Todo parece indicar que el peso de la lucha contra el cambio climático y la protección al medioambiente va a ser una de las prioridades del Ejecutivo comunitario en su propuesta. ¿Cómo cree su organización que debe de ser la relación entre esas ideas y la producción agrícola y ganadera? ¿el protagonismo de este enfoque hacia la protección de la naturaleza hay verlo como un lastre o como una oportunidad para el sector agrario?

R.: Nosotros llevamos tiempo reivindicando una Política Agraria Común que tenga en cuenta la realidad de nuestro campo, porque el problema es que los que diseñan la PAC, poco o nada saben de agricultura o ganadería. Y un ejemplo claro lo tenemos en la multa impuesta a nuestra Comunidad Autónoma por el Coeficiente de Admisibilidad de Pastos. ¿Acaso la ganadería extensiva no es verde? Si Europa no reconoce este sistema de producción, ni un ecosistema tan importante para Extremadura como es la dehesa, ya podemos hacernos una idea de cuál es la política que se plantea desde la UE: hacer más, exigir más y ofrecer mucho menos.

Otro problema lo tenemos con la prohibición de determinados productos fitosanitarios, ante los cuales no se nos plantean alternativas para poder seguir produciendo. Pero tampoco se ponen trabas a la entrada de productos de terceros países que sí permiten la utilización de estos fitosanitarios prohibidos. Por tanto, desde UPA-UCE vemos el verdeo como una oportunidad, siempre y cuando todos tengamos las mismas reglas del juego para poder competir en igualdad de condiciones, porque si no, no nos salen las cuentas.

P.: Todo apunta a que la salida de Reino Unido de la Unión europea también va a marcar la nueva PAC por la reducción presupuestaria que llevaría aparejada el Brexit, a lo que hay que sumar la revisión del marco presupuestario. ¿Qué se puede hacer, o como hay que diseñar los apoyos europeos para que los agricultores y ganaderos no vean reducidas sus ayudas?

R.: Nosotros hemos denunciado desde que nació esta PAC con una ausencia total de consenso, que la reforma no respondía a las demandas del sector agrícola y ganadero. Lo hemos denunciado en los despachos y en la calle, con varias movilizaciones en las que no hemos contado con el apoyo de ninguna otra organización profesional agraria. Y lo hemos denunciado en Mérida, en Madrid y en Bruselas. Porque esta PAC es especialmente injusta para los agricultores y ganaderos profesionales, frente a los cazaprimas y agricultores de sofá que se han visto muy beneficiados con su puesta en marcha. Y no nos engañan, por mucho que trate el Ministerio de vender lo contrario: la mayoría de los fondos de la PAC no se dirigen a los profesionales agrarios.

Por desgracia esto es una realidad. Sin embargo, desde nuestra organización creemos esta PAC y la reforma de la reforma que ya se negocia en los despachos de Bruselas, tiene mucho margen de mejora. Por eso, creemos que se puede cambiar el modelo de regionalización propuesto por el Ministerio de Agricultura ya que el actual distribuye las ayudas en función de la zona donde tengas la explotación y no de lo que produzcas. Y si no, que se lo pregunten a los productores de regadío de Miajadas, Escurial, Navalvillar de Pela, Campo Lugar, Alcollarín, Madrigalejo y Almoharín; a los que se les ha expulsado de la comarca de Don Benito. Esta decisión, que no tiene ningún tipo de justificación, perjudica gravemente a los agricultores y ganaderos de estos pueblos, ya que supone un importante recorte de apoyos y dificultades en el desarrollo de la actividad.

También entendemos que es necesario establecer un techo de gasto para las grandes explotaciones, para que perciban un máximo de ayudas de 150.000 euros. Si se aplicara un techo de gasto a las ayudas, se dispondría de 75 millones de euros más para los pagos acoplados. Es fácil pero no lo quieren hacer. Así, sectores en claro riesgo de abandono que suponen una gran riqueza y puestos de empleo en el mundo rural, como es el caso del olivar tradicional, podrían disponer de una ayuda acoplada. El Ministerio sigue negando esta posibilidad pese a que el sector cumple todos los criterios que se marcan. En Extremadura esta decisión puede condenar a desaparecer a este tipo de producción de vital importancia para nuestro medio rural, que no puede competir con el olivar de regadío y superintensivo; con las producciones de países terceros que pagan la mitad de salarios que nosotros; o con los agricultores italianos, que sí cobran ayuda acoplada (con un presupuesto de 70 millones de euros).

P.: El desequilibrio en el reparto de beneficios en la cadena alimentaria es otro de los asuntos que permanentemente afectan al sector. ¿Cómo cree que hay que equilibrarla para que los agricultores y ganaderos perciban un precio justo por sus producciones

R.: Si queremos tener futuro, tenemos que vender nuestros productos a precios que cubran lo que nos cuesta producirlos y nuestro salario, porque no se puede producir a pérdidas permanentemente. Nuestra lucha se centra en que el precio y las condiciones de los contratos reflejen el esfuerzo del agricultor o ganadero. Y para ello, la Ley de la Cadena es un instrumento indispensable. Estamos de acuerdo que no es perfecta, pero gracias a esta Ley hemos conseguido que por ejemplo, en Extremadura se imponga la mayor multa por venta de aceite de oliva a pérdidas. La denuncia la interpuso UPA contra la multinacional Carrefour, por valor de 42.000 euros, cuando las sanciones de este tipo no sobrepasan los 3.000 euros. Asimismo, hemos logrado que se habilite el contrato de compraventa homologado de pimiento para pimentón con DO “Pimentón de la Vera”, consiguiendo que se acoja un millón de kilos al mismo. Y en estas últimas semanas nos hemos manifestado y hemos mantenido reuniones para acabar con la caída de los precios del tomate transformado. En 2015 el precio del tomate estaba en torno a los 76-78 euros por tonelada. En 2017 está en 68-70 euros la tonelada. Creemos que esto es inadmisible y vamos a pelear para que esta tendencia no se mantenga en los próximos años, lo que supondría la desaparición de un sector estratégico para la región.

P.: Tenemos un problema ligado al relevo generacional; ¿cómo se puede combatir?

R.: Desde UPA-UCE creemos que no es posible llegar a conseguir un medio agrario dinámico y moderno sin tener en cuenta una política de claro apoyo a los agricultores jóvenes, tanto en lo referente a su incorporación como a su actividad agraria cotidiana. El precio de la tierra, la rigidez del mercado y sobre todo la falta del capital necesario así como la escasez de arrendamientos son factores limitantes para la instalación de jóvenes en explotaciones viables. Las políticas a favor de la juventud agraria y el relevo generacional constituyen uno de los principales instrumentos para combatir y frenar el despoblamiento en el medio rural, por lo que desde UPA-UCE planteamos una serie de propuestas que pueden ayudar a mejorar esta situación. En primer lugar, reclamamos mayor apoyo presupuestario a la incorporación de jóvenes, ya que el sector agrario requiere una gran inversión para que una explotación pueda echar a andar.

Para ello es necesario crear un plan de acceso de tierra para jóvenes y favorecer a exención de los gastos de transmisión de tierras a las pequeñas explotaciones (gastos de notaría, registro de propiedad, impuesto de transmisiones, etc.). También debemos facilitar la jubilación anticipada y dar prioridad a los agricultores jóvenes en todas y cada una de las convocatorias agrarias, así como facilitar la transmisión de explotaciones. La formación y la capacitación de los solicitantes es un punto clave para incrementar la competitividad de nuestro sector, especialmente en todo lo relacionado con las nuevas tecnologías. También demandamos la mejora de las infraestructuras rurales, para que nuestro talento no tenga que emigrar ante la falta de servicios, como ocurre en la actualidad. Por último creemos que debe fomentarse el asociacionismo juvenil, especialmente en el mundo rural, para que los jóvenes también participen en la toma de decisiones de las estructuras rurales y tengan la oportunidad de decidir su futuro.

P.: La agricultura asociada (cooperativas, SAT, etc.) ha sido desde hace más de 30 años un motor para el desarrollo de la agricultura regional; pero periódicamente aparecen noticias negativas sobre ellas; cual es la propuesta de su organización para fomentar su integración y desarrollo

R.: Desde UPA-UCE Extremadura apostamos por el modelo cooperativo como garantía de crecimiento para nuestros sectores productivos. Es cierto que ha habido mala praxis, pero eso no puede echar por tierra la fortaleza y el peso del cooperativismo extremeño, de vital importancia para el desarrollo de nuestro sector agroganadero, hoy día garantía de calidad en todas nuestras producciones. Por supuesto, creemos que es indispensable para el futuro de nuestro sector impulsar el asociacionismo: Si queremos que nos escuchen debemos tener una posición fuerte, y eso solo podemos conseguirlo si estamos unidos. Esto nos puede ayudar mucho en la asignatura pendiente de nuestro campo: la transformación y comercialización de nuestros productos.

Y para eso necesitamos a las Interprofesionales, como instrumentos de diálogo para beneficio de toda la cadena. Desde UPA-UCE Extremadura venimos reclamando desde hace años una mayor relevancia de este tipo de organismos para reforzar la posición del sector productor. Así, hemos propuesto la puesta en marcha de una Interprofesional del tomate transformado y la creación de la IGP Ibérico, para dar valor a dos de nuestras producciones más representativas de nuestra tierra.

P: ¿Cuáles son sus propuestas para mejorar la rentabilidad de los principales cultivos, secano y regadío, y nuestra ganadería?

R: Por desgracia, contamos con muy pocas producciones rentables y la gran mayoría de las explotaciones de secano o regadío, así como una parte muy extensa de la ganadería cuenta con problemas estructurales que están haciendo muy difícil la supervivencia de estos sectores. En secano podemos citar los cereales, con graves problemas fitosanitarios que incrementan los costes de producción. Con años de precios muy bajos debido a la ausencia de regulación de los mercados y a una desmesurada especulación, su rentabilidad está peligro si no arbitramos medidas excepcionales para reducir los costes. Desde UPA-UCE conseguimos la autorización para permitir la quema de rastrojos controlada para estos cultivos, una práctica tradicional muy necesaria en zonas como la Campiña Sur o La Serena, que estaban asoladas por las plagas. Y seguimos defendiéndola hasta que se terminen los problemas fitosanitarios.

También nos preocupa la crisis del maíz, que es un cereal de regadío que lleva años con los precios hundidos. Hemos pedido que se destinen fondos de la reserva de crisis para este cultivo, como ya se hizo con la fruta a raíz del veto ruso. No olvidemos que el maíz es el cultivo regulador de todo el regadío extremeño. Año a año sigue perdiendo hectáreas que amenazan con sobrecargar al resto del regadío extremeño. En UPA-UCE creemos que hay que hacer algo y así se lo hemos transmitido a la Administración. Ya hemos hablado de nuestras movilizaciones en sectores como el tomate, también para el sector tabaquero, reclamando en Madrid y en Bruselas que se haga la trasposición de la Directiva Europea, algo que permitiría la realización de contratos plurianuales y daría estabilidad al sector. También estamos al lado de nuestros arroceros, pidiendo que se frenen las importaciones masivas de terceros países durante la comercialización de nuestro arroz, aplicando la Cláusula de Salvaguardia.

Y al lado de los apicultores, luchando por conseguir un etiquetado de la miel transparente y por eliminar las barreras a la trashumancia que imponen algunos municipios y Comunidades Autónomas. Y al lado de los ganaderos de vacuno, para resolver los problemas que tenemos por la tuberculosis. Somos la organización agraria más representativa de Extremadura y eso hace que estemos presentes en todas las comarcas y en todos los sectores productivos, por minoritarios que sean, garantizando que la voz de los agricultores y ganaderos llegue a todas las mesas de negociación y a todos los foros de debate donde se toman las decisiones sobre nuestro futuro.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha