eldiario.es

9
Menú

EXTREMADURA

Aprende a imprimir tus manos igual que el hombre del Paleolítico en la cueva de Maltravieso

El GeoCentro Monfragüe, en Casas de Miravete, invita a crear un mural de arte rupestre manual

También organiza un taller de bateo de pirita. Las actividades se celebran todos los sábados del mes de agosto

- PUBLICIDAD -
Maltravieso / http://turismoextremadura.com/

Maltravieso / http://turismoextremadura.com/

El GeoCentro Monfragüe, ubicado en la localidad cacereña de Casas de Miravete, incorpora una nueva actividad a su programa de visitas de los sábados de agosto, desde el día 11 hasta el día 25, basado en la creación de un mural de arte rupestre.

Además del taller de bateo de pirita, en el que se explica aspectos relacionados con la búsqueda de oro, las personas visitantes tendrán la oportunidad de rubricar su paso por las instalaciones con la marca de sus manos en negativo, tal y como hacía el ser humano del Paleolítico en lugares como la cueva de Maltravieso, en la ciudad de Cáceres.

El objetivo de esta tarea es componer un mural de arte rupestre realizado con pinturas obtenidas a partir de pigmentos naturales, como el óxido de hierro o el grafito.

Programa de actividades

El programa comienza con una visita guiada en las instalaciones del centro de interpretación, donde se explicarán diferentes conceptos geológicos y se experimentará con fósiles y minerales. Más tarde se realizarán los talleres de bateo de pirita y de arte rupestre en las instalaciones de GeoCentro.

Para solicitar la participación en esta actividad, que tiene carácter gratuito, es necesario comunicarlo con antelación al centro a través del correo electrónico o telefónicamente.

El GeoCentro Monfragüe es un centro de interpretación de la geología de Monfragüe ubicado en Casas de Miravete, que pertenece a la Red de Centros de Interpretación de la provincia de Cáceres, entidad coordinada por la Diputación de Cáceres.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha