eldiario.es

9

Ada Colau en el oasis de las abejas

Ada Colau, durante el acto celebrado ayer en Madrid.

Solíamos llamarlas abejitas. Eran todas esas mujeres jóvenes que pululaban en los eventos culturales de alto alcance, aquellos que requerían una producción coordinada, una gestión del tiempo militar, una previsión de lo imprevisible milimétrica. Por ahí andaban siempre todas ellas, treintañeras, cultas, con un walkie talkie una mano, un móvil en la otra y un micro inalámbrico pegado a la oreja. Merodeaban siempre de un sitio a otro, atareadas, creando esa especie de zumbido que crean las abejas obreras en una colmena.

En el teatro de La Latina el zumbido se acrecenta. Afuera, el calor es demoledor, propio de película de western, y dentro un millar de personas -salvo las dos primera filas, la media de edad ronda la cincuentena- esperan la aparición de Ada Colau, Rita Maestre y Rosa María Artal políticas en campaña de Unidos Podemos, flanqueadas en esta ocasión por la periodista Cristina Fallarás, la actriz Rosario Pardo y la deportista María Martín. “Mujeres cambiando el país”, se denomina el acto, de apariencia no político pero atravesado por el rostro sonriente de Colau teñido de violeta.

Entre bambalinas, las ponentes resuelven las cosas prácticas.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Entrevista (falsa) a Pablo Iglesias

El equipo de campaña de Unidos Podemos acepta que me reúna con Pablo Iglesias, pero me informan de que se me comunicará la ubicación exacta media hora antes del encuentro. El jueves a las 11:30 recibo un whatsapp de Errejón con unas coordenadas. Las introduzco en el GPS y llego a un descampado, en plena sierra madrileña. Sospecho que se trata de un error, pero, al poco, Iglesias aparece montado en un corcel blanco, con una camisa igualmente blanca y desabotonada. Resplandece.

¿Eres el tío del diario.es?

Sí.

Seguir leyendo »

La noche sin votantes de Podemos

Íñigo Errejón (Podemos) y Aitor Esteban (PNV) conversan antes del debate

Quizá en otros tiempos de la historia de la tele pública, un debate con siete candidatos (PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos, PNV, ERC, y CDC) en el que solo había una mujer, por cierto, a una semana vista de las elecciones, nos habría parecido loable, lógico, correcto sin más. Pero claro, el desprestigio de TVE es de tal magnitud (ni te ven ni te creen, dicen los veteranos por los pasillos), que anoche el debate que montaron sus responsables de informativos, que no se puede decir que no fuera imparcial o neutral, y casi diría yo que necesario, resultaba precisamente eso, poco creíble. Que Julio Somoano, el periodista que malbarató los servicios informativos durante el tiempo que los dirigió, se ponga al frente de un programa de ese tipo, a mí personalmente ya me tira para atrás. También la retahíla de despropósitos, manipulaciones y desvaríos que esa cadena acumula influye y mucho.

Así que ese escenario está contaminado ya y resulta difícil ver lo que allí sucede con inocencia. El espectador avezado espera que en cualquier momento se la cuelen. Dicho esto, el debate plural (aunque no paritario, culpa, supongo, de los partidos) era una buena idea y estuvo bien, correcto, con una buena y plural representación de todo el arco parlamentario. Un plató sobrio, con planos cenitales, donde hubo intervenciones pausadas y medidas, con un tono bastante comedido. Sin alardes.

La competencia era dura en esa primera noche de verano. Pedro Sánchez estaba a la misma hora en El Hormiguero, con la camisa de cuadros por fuera del pantalón. Pablo Motos le confesó que ya sabía a quién iba a votar, "lo decidí el sábado". Y todos intuimos que a Podemos no iba a ser. La semana anterior se había declarado indeciso ante Rivera. Deduje que tanta entrevista a líderes, por fin lo habría hecho ver la luz.

Seguir leyendo »

Menos mal que vi el debate

58 Comentarios

NO CONTENTOS en este diario con mandarme a un mitin de Ciudadanos, me ordenan ver el debate a siete de TVE.

- Esto va a ser como el debate a cuatro pero con siete- le digo a mi perro (esta vez no he convencido a ningún amigo para que me acompañe).

Y es que yo pensaba de verdad que iba a ser más de lo mismo, pero no, lo cierto es que fue un debate muy innovador, con un formato super original, donde había colocados siete atriles en los cuales los candidatos de PP, PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos, ERC, CDC y PNV se colocaron y empezaron a hablar de los temas que el moderador, Julio Somoano, les iba dictando. Los candidatos, sorprendentemente, eran todos hombres, menos la representante del PSOE, que era una mujer. Arriesgada proporción.

Seguir leyendo »

Entrevista (falsa) a Pedro Sánchez

Pedro Sánchez me cita a las tres y media de la madrugada en un bar de Madrid. Cuando llego, la puerta está abierta y la luz apagada. Intuyo una sola silueta, sentada en una de las mesas.

¿Hola?

¿Eres el periodista de eldiario.es?

Seguir leyendo »

Apocalipsis cuñado

35 Comentarios

Cuando me viene de frente, compruebo que Albert Rivera es Mariano Rajoy depilado. Llega al Parque Berlín de Madrid brillando como el culo de un niño junto a Girauta, De Páramo o Villacís. Por ahí también anda Barbijaputa, perdida entre las multitudes (es un decir, no hay más de mil) de fans del partido naranjito. Vengo a verla por pena y porque la resaca de solanas es muy mala: pobrecita mía, sacrifico un domingo por la mañana escuchando lemas de centro al fondo a la derecha porque Barbi tiene Ibuprofeno. Una feminista de izquierdas y un gordo paternalista de izquierdas. No me quiero imaginar qué saldría si tuviésemos descendencia juntos. Gonzo pregunta a uno de los Ciudanodemitas de qué ideología son. Contesta, campechano: “En lo económico, de centro derecha. En lo sociológico, de centro izquierda”. Y de perfil, socialdemócrata. Ya.

Acto de Ciudadanos el domingo 19 de junio en Madrid.

Suena Estopa y Amaral y pienso lo mismo que Barbijaputa: qué opinarán David y José o Juan y Eva de este manoseo. Estamos en un hábitat perfecto para ver al cuñao español en cautividad: hay mucho tío con la camisa por dentro y náuticos, incluso alguno con la típica semicoletilla guerrera que va desde donde termina la gomina hasta que empieza el cuello, como levantando una mano al sol. Todos los que pasan por el estrado, Albert también, rozan la sosería y recalcan una y otra vez que ellos son la única opción moderada. Pero por encima lo que se repite sin parar es que ellos son unos héroes: supongo que al estilo del Cid, ese mito español que en el imaginario cuñadil tenía unos huevos del tamaño de Andorra. Por ejemplo, Villacís celebra a “ese grupo de valientes que vieron a la selección española en el Arco del Triunfo de Barcelona”. Me entra la risa, ¡eso sí que es de valientes en un mitin!, rodeado de fans fornidos.

Seguir leyendo »

La moderación también ha de ser moderada

44 Comentarios

Este diario, no contento con que me linchen en los comentarios de mis artículos feministas y no satisfecho con la caravana de la campaña pasada, ha vuelto a enviarme a un acto político. ¿Garzón? Claro que no. ¿Ciudadanos? Por supuesto que sí.

- Barbi, ¿qué haces el domingo?- me preguntan desde la redacción.

- Tengo plan piscinero con mis amigos.

Seguir leyendo »

Rajoy se marca un Glastonbury

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la presidencia, Mariano Rajoy, se fotografía con unas simpatizantes durante un acto en Guadalajara.

En el trayecto que va de Azuqueca a Guadalajara hay, por lo menos, tres desguaces y nueve rotondas. Es el paisaje que atraviesa el candidato Mariano Rajoy para llegar a su destino, el hotel en el que va a realizar un acto electoral con mujeres. Las mujeres no son mujeres cualquiera, son mujeres candidatas del PP a las elecciones generales.

El escenario es de todo menos casual: un hotel en Castilla-La Mancha es un hotel en Castilla-La Mancha. Los pasillos están decorados con escaparates que muestran plata repujada y loza pintada de la Alcarria, y en un costado se abre un salón para bautizos, bodas y actos benéficos.

No es ese el caso que nos ocupa hoy, parece, pues las mujeres del PP no están en el salón de actos benéficos sino que se apostan en un cubículo exterior alfombrado por verde y fragante césped a modo de terracita bucólica. Ahí esperan a Mariano. Tipología de las mujeres del PP del acto de hoy: melena corta, trajes chaquetas de tono azul bebé o rabioso fucsia, media de edad en la cincuentena. Las más jóvenes se sitúan detrás del atril del líder, mientras los pocos hombres del PP -parecido look al de Ciudadanos, pero en su versión más desaliñada, todos sabemos que el poder relaja- ajustan micros y repasan el programa del día.

Seguir leyendo »

Zapatero, ¿infiltrado de Podemos?

Mitin de Pedro Sánchez y José Luis Rodríguez Zapatero en Valladolid.

A la entrada del eventazo político de este viernes en Valladolid, un señor en silla de ruedas vende cupones porque supongo que, viendo las encuestas, algún futuro se merecen los que se queden sin escaño. La suerte está muy presente en toda la campaña de los socialistas y qué suerte que Zapatero haya aceptado juntarse con Pedro Sánchez después de que Pablo Iglesias haya dicho que José Luis es "el mejor presidente de la historia de la democracia".

El líder de Podemos, que seguro soltó semejante frase de buena fe, condiciona el arranque del mitin y parece que vivimos ya en una república bolivariana. En el arranque no existe otra cosa que el partido iraní. "Hay que tener claro quiénes son los adversarios", arenga Óscar Puente, alcalde de Valladolid, mientras recuerda que "Pablo Iglesias es un prepotente", por si no nos ha quedado claro. En el pabellón deportivo del barrio de la Victoria hace un calor de cojones y uno tiene la sensación de que todo es muy seventies, de esperando al Piraña, a Pancho y a Desi con una pancarta roja.

En el escenario, un gran preside la escena sin atril, rollo escaparate de Decorhogar, ese verde plástico chatarrero, y me da por pensar que molaría robarle el acento de gomaespuma y dejarlo en un SI condicional para que el votante entendiese mucho mejor al PSOE.

Seguir leyendo »

Entrevista (falsa) a Albert Rivera

Albert Rivera está tan ocupado con la campaña electoral que me cita en su casa, a las siete de la mañana. Acudo allí el día acordado y él me abre la puerta en un pijama de Calvin Klein.

Señor Rivera, buenos días.

¿Quién coño eres tú? ¿No irás a pegarme?

Seguir leyendo »