eldiario.es

9

El honesto Ángel Acebes

68 Comentarios

Malestar en el PP con la decisión del juez Ruz sobre Acebes porque da credibilidad a "un delincuente" como Bárcenas

Ángel Acebes, exministro y exsecretario general del PP.

Vicente Martínez Pujalte es diputado del PP y su portavoz en el Congreso para hablar de economía. Es también la voz más cualificada del partido para demostrar que, en el PP, "contra la corrupción, tolerancia cero". Pujalte lo deja claro cuando habla de la entrada en prisión de Jaume Matas: "Por lo que he leído es un tema simplemente de un tráfico de influencias muy liviano, me da una gran pena". O sobre el futuro preso Carlos Fabra: "Más allá de lo que haya hecho tendrá siempre mi amistad". O sobre las tarjetas 'black' de Rodrigo Rato: "No ha cometido ninguna ilegalidad, no se pueden hacer juicios de valor sin escuchar antes a una persona".

El último al que respalda Martínez Pujalte es Ángel Acebes: "No creo que haya una persona más honesta en la vida".

El honesto Ángel Acebes acaba de ser imputado en el 'caso Bárcenas' por el juez Pablo Ruz. No es ni siquiera su único problema con la Audiencia Nacional: también está imputado por el juez Fernando Andreu en el 'caso Bankia', donde se le acusa de los delitos de apropiación indebida, falsificación de las cuentas anuales, administración fraudulenta y maquinación para alterar el precio de las cosas. Entre otras mamandurrias –que le han convertido en uno de los políticos mejor pagados de la historia–, Acebes era el presidente de la Comisión de Auditoría y Cumplimiento de BFA, la matriz de Bankia. Del éxito de su supervisión da fe la historia.

En cuanto al 'caso Bárcenas', Pablo Ruz acaba de imputar a Acebes por esa oscura operación con la que el PP financió a Libertad Digital con dinero negro. Lo publiqué en este blog y en el diario Público en 2009, hace ya cinco años. Hace un lustro, y no pasó nada.

El rescate de Losantos

Los hechos que ahora investiga la Audiencia Nacional ocurrieron hace justo una década. En el otoño de 2004, el periódico de Federico Jiménez Losantos estaba al borde del precipicio. La derrota del PP en las elecciones de ese año habían mermado tanto sus ingresos como sus expectativas. Para escapar del agujero, Libertad Digital lanzó una ampliación de capital que confiaba cubrir con las aportaciones solidarias de sus lectores. No hubo tanto voluntario como Losantos esperaba. A falta de lectores, se encomendó a sus amigos de la política.

Durante el fin de semana del 23 de octubre de 2004, Losantos y su socio en Libertad Digital, Alberto Recarte (presidente de la compañía, y también consejero de Caja Madrid y usuario de las tarjetas 'black'), se reunieron con el secretario general del PP, Ángel Acebes, y la presidenta madrileña Esperanza Aguirre para pedir el apoyo del partido en la financiación de su periódico. Todo tan 'liberal' como aparenta.

El PP cumplió su parte. Como publiqué hace ya un lustro, la derecha movilizó a los empresarios afines para poner pasta al rescate del soldado Losantos. Pero como con estos 'voluntarios' no llegaba, Acebes permitió al tesorero Álvaro Lapuerta que metiese dinero de la caja B en Libertad Digital. Así lo hizo, según confesó Luis Bárcenas ante el juez Ruz el año pasado.

En total, tal y como investiga la Audiencia Nacional, el PP inyectó en Libertad Digital 446.300 euros 'en negro' comprando acciones a nombre de varios testaferros –entre otros, la propia mujer de Bárcenas–. Según el juez, los testaferros vendieron después las acciones, pero no todo el dinero volvió al partido o al menos no se registró en los papeles de Bárcenas.

El caso es especialmente vomitivo y simboliza una época. El PP usó dinero negro, procedente de donativos ilegales, para financiar al medio que alentaba la teoría de la conspiración del 11M, ese seudoperiodismo con el que la derecha intentaba lavar su pésima gestión del 11M manipulando el peor atentado terrorista de la historia de España.

El rescate a Losantos es también uno de los principales riesgos legales para el PP y sus muy honestos dirigentes en la investigación de los sobres de Bárcenas. Una compra de acciones deja rastro en la CNMV y, en este caso, las cantidades coinciden al milímetro: es una de las pruebas más evidentes de que los papeles de Bárcenas son verdaderos y demuestra también que el dinero negro del partido no sólo está corroborado por la confesión de Bárcenas, sino también por serias evidencias documentales. Además, parte del dinero no volvió, por lo que estamos ante un presunto delito de apropiación indebida. Si Acebes lo consintió, también sería responsable –por omisión– de ese mismo delito.

Dos jueces de la Audiencia Nacional ven en el honesto Acebes serios indicios de gravísimos delitos. Pero ¿quién quiere jueces teniendo a Martínez Pujalte?

Por supuesto, Ángel Acebes no ha sido expulsado del partido.

Otro fragmento de la contabilidad de Bárcenas donde se recogen las devoluciones por la venta de acciones de Libertad Digital.

La confesión de Bárcenas

Un fragmento de la declaración de Luis Bárcenas ante el juez Ruz en junio de 2013.

Juez Pablo Ruz:  Hay otra que pone “Paco Yáñez”.

Luis Bárcenas: Sí, Paco Yáñez... ¿Es de un importe elevado?

Juez: Se lo digo.

Luis Bárcenas: Si son ciento y pico mil euros. Si es esa la cantidad, esa es una entrega. Vamos a ver, aquí me tengo que extender un poco.

Juez: Sí, sí, hágalo.

Luis Bárcenas: En un momento determinado, Ángel Acebes había recibido una llamada de D. Alberto Recarte y llamó a Álvaro Lapuerta y yo lo acompañe. Subimos Álvaro Lapuerta y yo al despacho de Ángel Acebes. Nos pidió que él quería echar una mano en una ampliación de capital de una sociedad del Sr. Recarte, vinculada a los medios de comunicación, y que si podíamos poner en contacto con el Sr. Recarte a gente que colaboraba con nosotros, dado que, en fin, el proyecto –digamos– mediático podía corresponder un poco con la ideología del donante nuestro.

Y en ese sentido, Álvaro Lapuerta habló con una serie de personas que colaboraban con nosotros, algunos decidieron aportar, otros decidieron no aportar, pero terminaba el plazo para cerrar ya la ampliación de capital y quedaba alguna cantidad pendiente de suscribir, ¿no? Entonces, yo creo que el Sr. Recarte habló con Álvaro Lapuerta para ver si se le ocurría la posibilidad de hablar con alguna persona más.

Como la premura del tiempo era escasa porque quedaba poco tiempo, pues lo que se le ocurrió a Álvaro es que determinadas personas del partido, determinadas personas y con cargo a los fondos que teníamos en efectivo en la caja del partido, suscribiesen temporalmente las acciones correspondientes hasta que encontrásemos una persona que se las quedase definitivamente.

Una de las personas que se ofreció a…, vamos, que se ofreció, no, a la que preguntamos si podía hacerlo, se lo pregunté yo personalmente por la amistad que tenía con él, fue Francisco Yáñez. Uno fue Francisco Yáñez, otro fue Alberto Dorrego, no recuerdo otra persona más... El propio Álvaro Lapuerta yo creo que retiró dinero en efectivo y suscribió una serie de acciones a su nombre. Bueno, eso es, en definitiva, además estará en el listado de accionistas de la sociedad.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha