eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Lo que se llevan en la maleta los jóvenes que emigran

59 Comentarios

Cuando uno de nuestros jóvenes universitarios se va a trabajar a Holanda, a Francia o a Alemania, no solo se lleva la decepción de no encontrar empleo en su país, o la tristeza de alejarse de sus amigos y su familia. También se va con una formación que ha costado decenas de miles de euros pagar y que generará riqueza y prosperidad en otro país que ya no será España. La gran diferencia entre los emigrantes de la maleta de cartón de los años 60 y estos jóvenes que ahora se largan es que hace medio siglo exportábamos mano de obra barata y poco cualificada. Hoy quienes más se van son precisamente los que tienen una oportunidad fuera: los que más formación tienen, una inversión pública que no es barata. Educar a un médico, por ejemplo, le cuesta al Estado entre 150.000 y 200.000 euros, según los sindicatos.

En los últimos tres años, cerca de 5.000 médicos españoles han emigrado.

Ante este drama nacional, hay dos respuestas posibles. Puedes hacer como el primer ministro de Italia, Enrico Letta, que ha pedido perdón a los italianos que tienen que emigrar. Letta se disculpa "en nombre de una política que durante años ha fingido no entender y que, con palabras, acciones y omisiones, ha permitido este desvanecimiento de pasión, sacrificios, competencias". O puedes dedicarte a la neolengua y, donde no te dé para poner una solución o una disculpa, colocar un eufemismo, a ver si cambiando el nombre la enfermedad mejora. Es lo que hizo la ministra Báñez, que calificó de "movilidad exterior" a la fuga de talentos. Es lo que defendió la secretaria de Estado para la Emigración, Marina del Corral, al achacar el éxodo de los jóvenes a su "espíritu aventurero". Es lo que remachó Esperanza Aguirre, que aseguró que la fuga de jóvenes es "motivo de orgullo". Y es lo que ha vuelto a hacer este fin de semana el vicesecretario general del PP, Esteban González Pons.

"No podemos decir que trabajar en la UE sea trabajar en el extranjero", argumenta González Pons. Es el mismo portavoz del PP que en las elecciones prometió tres millones y medio de puestos de trabajo, tal vez porque, según su verbo florido, los de Alemania también contaban como empleo autóctono.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha