eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Los primeros despidos del ERE en RTVV no despejan la duda de su futuro

El anticipado expediente de regulación de la radiotelevisión valenciana empezó finalmente esta semana en la radio y la parte administrativa. Aunque muchos afectados apuntan a un criterio político en la selección de los afectados, el PP no evita que haya víctimas del "fuego amigo".

Según fuentes sindicales, ya en las primeras horas tras el impacto del ERE se evidenció que el personal superviviente en la radio no puede llevar a cabo con normalidad su programación.

Un centenar de trabajadores se concentró este jueves a las puertas de RTVV.

Concentración de trabajadores a las puertas de RTVV.

Rondaba la media tarde del 20 de julio de 2011 cuando Carolina Alcolea, rodeada de un grupo de compañeros afines, irrumpió en la redacción de informativos de Ràdio 9 en Valencia. Francisco Camps iba a anunciar su dimisión, y en la sala se encontraban algunos de los periodistas más veteranos y experimentados de la casa, pero Alcolea decidía hacerlos a un lado y delegar la elaboración del informativo más importante en años a editores de su confianza. Cuando Ràdio 9 dio la noticia, toda España la conocía a través de otros medios. Claro que aquellos no esperaron a recibir el visto bueno de "presidencia".

El martes, cuando finalmente se conocieron los 79 primeros despidos en Ràdio 9 (el 60% se ejecutan ahora y el resto el próximo verano), el nombre de Alcolea no estaba entre los afectados. En un proceso de selección fuertemente criticado por el comité de empresa —por no valorar como favorables criterios objetivos como la obtención de la plaza vía oposición y sí otros subjetivos—, esta "comisaria política del PP", como califican sus ex compañeros a una profesional que "se encarga de controlar lo que se dice y lo que no se dice" en los informativos de su franja horaria, ha conseguido mantener su puesto.

Su caso, según muchos afectados, no es excepcional. "Se han quedado los dóciles", describe uno de ellos, que confirma a Eldiario.es algunas de las novedades que poco a poco van desgranando los sindicatos. No puede ser de otra manera. Los despidos, firmados por un "director suplemente" de RTVV tras la inesperada dimisión días antes del anterior director José López Jaraba (bajo cuyo mandato la radiotelevisión pública registró las peores audiencias de su historia), se comunicaron a los afectados por e-mail y no se ha facilitado a nadie un listado con todos los afectados.

Pese a ello, los sindicatos recopilan nombres y adscripciones, y el ERE, independientemente de los criterios oficiales, deja a la vista otros, que tampoco encajan exclusivamente en el criterio partidista. Lo más destacable, según fuentes sindicales, es que entre los despedidos abundan los profesionales más veteranos que accedieron a su plaza por concurso. "Los despedidos responden, en su mayoría, a un perfil triple: son mayores y caros; han defendido activamente su puesto de trabajo en las movilizaciones a favor de una RTVV sin corrupción, plural, pública y de calidad; y no son afectos al régimen. Profesionalmente, lo mejor de la casa", apuntan desde el sindicato Intersindical.

Sin embargo, ante una sangría tan grande como la que se está infligiendo en RTVV, finalmente parece que ha sido inevitable que se produzcan víctimas del "fuego amigo". Así lo apunta Vicent Mifsud, delegado sindical de CCOO y vicepresidente del Comité de Empresa, que cree que finalmente entre los despedidos se han incluido algunos nombres que "no estarían en las primeras listas" elaboradas desde el entorno del PP que controla el consejo de administración. "Es un lío tremendo", asegura, al tiempo que comenta que dilucidar qué criterio se ha utilizado para determinar las salidas es muy difícil.

"Hay casos puntuales de gente muy luchadora que ha mantenido su puesto contra pronóstico, mientras otros trabajadores que tiempo atrás fueron brazo armado del PP lo han perdido; aunque de la misma manera llama la atención que finalmente no se haya destituido al subdirector, cuando el informe de PriceWaterhouse apuntaba que era un figura absolutamente prescindible", describe Mifsud.

No obstante, hasta estos casos tienen explicación para algunos de los afectados por el ERE. "Han tenido que dejar a algún profesional para que la radio pueda funcionar, porque si no, a ver quién trabaja", reconocía a Eldiario.es la periodista Reis Juan, que describía cómo estos días algunos despedidos han tenido que consolar a compañeros que mantienen su puesto, "desolados por ver cómo se quedaban prácticamente solos, rodeados de gente que no ha rendido nunca hasta la fecha, y destrozados por el sentimiento de culpa, al no entender por qué ellos no están en una lista en la que está la gente que valoran". Por otro lado, añade, los despidos de algunos de los "enchufados del PP" se debería a que el ERE "ha sido utilizado también para depurar entre las diferentes facciones que se han creado entre ellos a lo largo de los años". 

Una redacción en cuadro
Tras hacerse efectivos los primeros despidos, ayer la programación debía continuar con normalidad, pero realizar las mismas funciones con 50 empleados menos —pese a que el ERE asegura que es factible— se hacía complicado. No obstante, la dirección de RTVV solventaba la situación, aunque, según denunció Intersindical, lo hizo vulnerando el propio expediente de regulación. Y es que, según la organización, la directora de Ràdio 9, Núria Romeral, y el subdirector, José Vicente Oliver, movieron ayer a redactores de deportes a  programas, cuando el ERE apuntaba precisamente que "la adscripción del puesto de trabajo y al departamento era determinante para quedarse o ser despedido de Ràdio 9", y, como recuerda el sindicato, "decenas de personas han sido expulsadas de la emisora con esa premisa".

Curiosamente, la sección de deportes había sido una de las menos afectadas por el ERE. De hecho, en la redacción de Valencia, tan solo un periodista, Vicent Grau, el único en la sección que había pasado una oposición y que protagonizó uno de los momentos radiofónicos más escuchados de Ràdio 9 en los últimos tiempos al anunciar durante una retransmisión deportiva que empezaba a secundar una jornada de huelga en protesta por el expediente de regulación, fue despedido el martes. Según Intersindical, sus ex compañeros ayer "tapaban los agujeros" en la programación originados por el ERE.

Tras ejecutar la primera tanda de despidos en la radio, este jueves les llegó el turno a los empleados del ente —como se conoce a la parte administrativa de RTVV—, con un total de 136 afectados. La dirección de la radiotelevisión pública, en un ejercicio de sensibilidad, aseguró que el envío de los 136 e-mails se realizaría simultáneamente, para evitar la agonía infligida a los empleados de Ràdio 9. Y allí también saltaba la sorpresa. Carmen Andrés Ferri, Jefa de Unidad de Relaciones Laborales, y Javier Martínez Vivancos, jefe de Formación Profesional, dos de los técnicos que facilitaron al despacho encargado de diseñar el ERE la información sobre los empleados, estaban entre los despedidos ayer. "Igual les habría ido mejor de manifestarse con los trabajadores", ironizaban ayer a Eldiario.es fuentes sindicales.

Los despidos en Canal 9 no se esperan hasta entrado 2013. En total, con el ERE se despedirá a 1.198 empleados de RTVV.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha