Productos

Bicicletas gravel, objeto de deseo

La nueva bicicleta 'gravel' de Orbea, Terra

Fue en el año 2000, en los Estados Unidos, cuando algunos de sus ciclistas más aventureros se iniciaron en una práctica ciclista que denominaron 'gravel', gravilla. Con ella se aventuraban no sólo por caminos más o menos asfaltados, sino que se atrevían por senderos de piedra, tierra y hierba. Recuperaban así el viejo cicloturismo de alforjas y bici campesina que en nuestros días se muestra mejorado gracias a bicicletas de gran calidad y pensadas geometrías. 

Con años y en bicicleta

Con años y en bicicleta

En puridad, una bici de 'gravel' es una bicicleta que en apariencia semeja a una de carretera gracias a su geometría y la utilización de un manillar curvo, siendo su principal diferencia con respecto a sus hermanas de ruta que tanto el cuadro como las ruedas están ideados para soportar las mayores exigencia de los trayectos 'off-road'.

Diseñada atendiendo las demandas de los usuarios, Orbea propone ahora una bicicleta 'gravel', su Orbea Terra, que brinda sensaciones polivalentes. Rápida y a la vez confortable sobre el asfalto; eficiente y fácil de pilotar sobre terreno suelto; preparada al máximo para el bikepacking nuestro de (casi) todos los días. Una bicicleta que no desdeña el gran rendimiento. Una máquina que no anhela la competición, sin renunciar por ello a la diversión que proporciona rodar rápido, muy rápido.

El leitmotiv utilizado por Orbea para el lanzamiento de la Terra es "Gravel From The Ground Up" y es que aquí se trataba de hacer real un proyecto que se inició sin condicionantes previos, partiendo de una hoja en blanco a la hora de proponer los materiales, la geometría y los componentes que habrían de dar vida a una bicicleta que aunara en sí diversión y capacidad de rendimiento.

Su diseño busca satisfacer a tres tipos de usuarios: el 'graveler puro', aquel que gusta de hacer salidas largas y busca velocidad, confort y eficiencia sea cual sea la superficie sobre la que rueda. El 'explorer', ese tipo de persona a la que le encanta aventurarse seguro en busca de nuevas pistas y carreteras secundarias. Y por último, el 'adventurer', ese usuario más osado que busca hacer rutas más largas haciendo un 'bikepacking ligero' con el que se aventura en nuevos territorios.

Una Terra más capaz

Abarcando un amplio rango de usos, la bici es configurable para diferentes terrenos gracias a las distintas opciones de personalización, disponiendo de una geometría dedicada que la hace confortable y precisa. 

A destacar que puede ser configurada a gusto del usuario. Muestra de ello es su capacidad de poder montar ruedas de 700 con cubiertas de hasta 45 mm cuando queremos velocidad y eficiencia en carreteras rotas. O ruedas de 650B y cubiertas de hasta 50 si lo que buscamos es durabilidad, tracción y confort extremo, especialmente indicado para la práctica del 'bikepacking ligero'.

Contrariamente a lo que sucede en la mayoría de las bicicletas de 'gravel', el cuadro específico de Terra permite montar una amplia gama de desarrollos y cubiertas sin sacrificar por ello el paso de rueda. Su diseño de vainas asimétricas hace que puedas elegir cualquier dentado para una transmisión 1X o una transmisión 2X donde el plato pequeño sea de hasta 34T.

Confort y control en todas las circunstancias

La disciplina 'gravel' significa que hoy ruedas por carretera y pista y mañana por una zona de tierra y grava. Tu bicicleta tiene que ser confortable y otorgarte el control en cualquiera de esas situaciones.

Para ello, el fabricante ha trabajado minuciosamente para ajustar la rigidez del cuadro y así asegurar el confort sea cual sea el terreno al que nos enfrentemos. Dispone de un tubo de sillín más corto y de angulación más relajada que permite una flexión adecuada de la tija de 27,2 mm que monta. Buscando ligereza y a la vez rigidez han actuado sobre la cantidad de material utilizado en la confección del tubo de sillín y el pedalier para obtener un resultado óptimo Además, la Terra dispone de una horquilla específica más larga que ayuda en la absorción de impactos y vibraciones del terreno.

Geometría específica de 'gravel'

Desde esa hoja en blanco, han renovado completamente la geometría haciéndola más larga y más alta para colocarte en una posición óptima de precisión y control a lo largo de las 6 tallas disponibles, desde la XS a la XXL. 

Han reducido la longitud de las vainas hasta los 420 mm para optimizar la agilidad y la aceleración. La altura de pedalier se ha visto reducida a 78 mm para una mayor estabilidad y control en terrenos rápidos y rotos. Para incrementar la manejabilidad, la nueva Terra dispone de una distancia más larga entre el centro del eje pedalier con respecto al extremo superior del tubo de dirección, medido en horizontal, combinado con tijas de manillar más cortas y un ángulo de dirección optimizado, dando como resultado un trail (o distancia desde el eje de la rueda delantera con respecto a la proyección hasta el suelo del eje del tubo de dirección) específico para cada talla. 

La personalización al poder

La gama de Terra dispone de siete modelos en carbono en tres colores diferentes de base. A partir de ahí, la oferta de personalización de la Terra es, posiblemente, la más completa del mercado: monoplato, doble plato, electrónico, mecánico, Shimano, Sram, Campagnolo, cubiertas Vittoria o Pirelli, ajustes en tu ergonomía o colores. La propuesta de Orbea es tan completa que es complicado encontrar tal variedad en ninguna otra marca del mercado. 

El manillar es clave en el 'gravel'. En este caso te ofrecen manillares con apertura de 12 o 16 grados. El manillar OC Gravel con apertura de 12 grados otorga estabilidad y control en las bajadas y está disponible en versiones compact y de doble altura para una posición más relajada. Si buscas un manillar con mayor apertura dispones del Easton EC90 con 16 grados de apertura.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
24 de noviembre de 2021 - 18:16 h

Descubre nuestras apps

stats