El trazado antiguo tranvía Bilbao-Arratia en Basauri será un nuevo carril-bici

La Diputación Foral de Bizkaia invertirá 2,2 millones de euros para recuperar parte del trazado del antiguo tranvía Bilbao-Durango-Arratia con el objetivo de crear una vía ciclable y peatonal entre Basauri y Bilbao. El proyecto ha sido presentado este lunes en Basauri por el diputado foral de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales, y el alcalde de la localidad, Asier Iragorri, y se enmarca en la estrategia de la Diputación de “fomentar la movilidad sostenible creando infraestructuras que ofrezcan seguridad y comodidad a las personas que opten por realizar sus desplazamientos diarios a pie o en bicicleta”.

Conociendo Euskadi en bicicleta, a través Camino Vasco del Interior

Conociendo Euskadi en bicicleta, a través Camino Vasco del Interior

En esta línea, Imanol Pradales ha destacado la importancia de conectar las redes ciclables del entorno metropolitano y, en concreto, ha citado esta actuación entre Basauri y Bilbao, la que se está realizando para unir toda la margen izquierda de la ría con Bilbao y la próxima construcción del Bulevar de la margen derecha y del puente entre Erandio y Barakaldo, informa Europa Press.

Por su parte, Asier Iragorri ha expresado su satisfacción por la próxima materialización de un proyecto que, según ha afirmado, los basauritarras “tenían ganas de poder disfrutar” y que se suma a la red de bidegorri, paseos y zonas de esparcimiento con la que cuenta la localidad. “Con la construcción de este bidegorri cumplimos otro de los compromisos que adquirimos con la ciudadanía basauritarra”, ha añadido. Una vez aprobado el proyecto constructivo, la Diputación prevé licitar las obras en los primeros meses de 2023 y el plazo de ejecución de los trabajos será de ocho meses y medio.

Según han explicado, el bidegorri entre Basauri y Bilbao tiene una longitud de 1.090 metros y “es llano en prácticamente su totalidad”. El trazado comienza en el aparcamiento del barrio de El Calero y discurre por el término municipal de Etxebarri bordeando el cauce del río Nervión-Ibaizabal hasta el túnel de El Boquete. Atravesando este túnel, de 120 metros de longitud, el bidegorri alcanza el puente de Zubialde y en Bolueta conecta con la red ciclable municipal de Bilbao. La sección del bidegorri es de seis metros, distribuidos en una banda de cuatro metros de ancho para la circulación de bicicletas en doble carril y otra de dos metros para peatones. Ambas bandas estarán “debidamente separadas e identificadas, para garantizar la seguridad de las personas usuarias”.

Las obras consistirán en recuperar el trazado por el que discurría el tranvía de Arratia, ampliando la plataforma ferroviaria hasta alcanzar el espacio necesario para la nueva vía ciclopeatonal. En el túnel de El Boquete, dado que la estructura se encuentra “en buen estado de conservación”, se realizarán trabajos que incluyen la adecuación de la boquilla sur, el saneo y reposición de zonas deterioradas y la recuperación del drenaje original.

El bidegorri estará dotado con barreras de seguridad en aquellos puntos donde exista riesgo para las personas usuarias, así como de iluminación en todo su recorrido. Para ello, se instalarán luminarias led solares con una interdistancia de 27,5 metros a cielo abierto y de siete metros en el interior del túnel, para obtener una iluminación uniforme. Así mismo, en el túnel se instalará un sistema de videovigilancia, con tres cámaras de seguridad que cubran todo su recorrido. La actuación conlleva, así mismo, la reordenación del estacionamiento de El Calero, con una vía central a cuyos lados se distribuyen 46 plazas de aparcamiento situadas en batería. Junto a este aparcamiento, y al comienzo de la bicipista, se creará un área de esparcimiento de 100 metros cuadrados con aparcabicis y mesas y bancos de madera.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats