Almunia ultima la estocada al sector naval

El comisario de Competencia de la Unión Europea, Joaquín Almunia, tiene ultimada la estocada al sector naval español y vasco. La reunión convocada para el jueves en Bruselas con el ministro de Industria, José Manuel Soria, el lehendakari Iñigo Urkullu y los presidentes de Asturias y Galicia no variará su decisión, salvo sorpresa mayúscula, según fuentes comunitarias. De hecho, el borrador con su propuesta de imponer multas por el llamado tax lease (el sistema de ayudas que recibió el sector naval entre 2005 y 2011 para financiar la construcción de buques ) ya ha sido trasladado al resto de comisarios europeos, un hecho que refleja la irreversibilidad de la decisión.

La fuerte presión en España, desde los trabajadores del sector naval hasta las instituciones de las comunidades autónomas implicadas, obligó a Almunia a atemperar en público su postura firme de imponer las multas. Por eso, habló la semana pasada de que había un “margen” para modificar la decisión si se presentaban “argumentos jurídicos” sólidos, lo que provocó el optimismo en el Gobierno vasco. Sin embargo, las fuentes consultadas señalan que tanto esta manifestación como la reunión del jueves son únicamente una manera de rebajar la presión estos días y al mismo tiempo reflejar que ha escuchado a todas las partes hasta el final y ha buscado el acuerdo.

El comisario europeo ha negado que la multa calculada en 3.000 millones de euros tenga impacto directo en sector, ni en los astilleros ni en los 87.000 empleos directos e indirectos, sino que deberán asumirla los armadores y los financiadores de las operaciones. El problema es que el asunto se judicializará y los astilleros, ante la inseguridad jurídica, tendrán muy complicado acceder a contratos de construcción de barcos. De hecho, en los dos años que ha durado la investigación del tax lease por la CE, la industria naval española ha perdido 50 contratos a favor de sus competidores europeos, como Holanda y Noruega. Y en este conflicto hay un dato que no ha pasado desapercibido en los pasillos de Bruselas: el director de Competencia de la CE, el cargo inmediatamente inferior al de Almunia, es holandés y otros dos altos funcionarios del área de Competencia proceden del mismo país.

Si s confirma lo previsible el próximo día 17, la fecha en la que Almunia ha anunciado la decisión final, al sector naval solo le quedará un cartucho: recurrir a la más alta instancia europea, el presidente José Manuel Durao Barroso.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats