La Audiencia de Álava confirma la condena de un año de cárcel por conducción temeraria al director de Mercedes-Benz en Vitoria, Emilio Titos

El director de Mercedes-Benz, Emilio Titos, con su hijo durante la celebración del juicio

La Audiencia de Álava, en una sentencia firmada el pasado viernes 15 de noviembre y dada a conocer este jueves, ha ratificado la condena de un año de cárcel y dos de retirada del carné a Emilio Titos, presidente de la principal empresa vasca, la Mercedes-Benz de Vitoria, por conducción temeraria. Titos y su hijo, a bordo de dos deportivos de la marca alemana, condujeron a gran velocidad de Vitoria a la Rioja Alavesa y de vuelta, lo que incluyó adelantamientos peligrosos. En la bajada del Puerto de Herrera, tras uno de esos rebasamientos, un vehículo se salió de la calzada. Este proceso le ha costado a Titos la salida de la dirección general del grupo automovilístico alemán en España.

El director general de Mercedes-Benz, condenado a un año de cárcel por provocar un accidente al conducir un deportivo a gran velocidad

El director general de Mercedes-Benz, condenado a un año de cárcel por provocar un accidente al conducir un deportivo a gran velocidad

Los jueces Jesús Alfonso Poncela, Elena Cabero y Jaime Tapia han desestimado el recurso de la defensa de Titos padre, que cuestiono la sentencia de primera instancia del magistrado Roberto Ramos al considerar que había una duda razonable sobre los hechos ocurridos en la carretera, lo que tendría que motivar una anulación de la condena en aplicación del principio de 'in dubio pro reo'. El hijo quedó exonerado ya que fue el padre el que asumió la conducción del coche que provocó el accidente. 

La sentencia asume que no hay pruebas concretas de todas y cada una de las conductas de padre e hijo al volante de los bólidos -entre otras cosas por la deficiente actuación policial de investigación- pero remarca que existen elementos periféricos elocuentes que permiten dar veracidad a la denuncia del conductor siniestrado, Alejandro Ormazabal. Es clave la declaración de una testigo que fue adelantada poco antes del accidente y que destacó la elevada velocidad y lo "apurado" de algunas maniobras en la carretera de montaña.

La conducción no fue "ágil" y "desinhibida", como intentaron hacer ver los acusados en el juicio, sino "agresiva e incívica", según recoge la resolución judicial. Decidieron poner a prueba a dos vehículos de muchos caballos", incide el tribunal. Y añade: "En un 'rallye', ni la velocidad ni los adelantamientos de los acusados serían inapropiados, pero era una carretera abierta a todos los usuarios". "Emilio Titos no podía desconocer que circulaba en algunos momentos a velocidad inapropiada, que no respetaba la distancia de seguridad con el vehículo que conducía su hijo y con el resto de usuarios [...]. Sin distancia de seguridad, sin visibilidad para los sucesivos adelantamientos, no podía ignorar que su manera de conducir creaba una situación de peligro concreto para otros usuarios de la vía. No podía desconocer, en consecuencia, que su conducción era temeraria y ponía en concreto peligro la seguridad de los demás conductores. En definitiva, circulaba de manera conscientemente arriesgada [...]. Quiso hacerlo", se lee en el fallo.

Esta segunda sentencia condenatoria contra Titos no cierra la vía judicial, ya que puede presentar un recurso ante el Tribunal Supremo. Además, la pena de un año de cárcel, sin antecedentes, no acarrea el ingreso efectivo en prisión. El fallo llevar aparejada la retirada del carné durante dos años y 17.762 euros de responsabilidad civil. 

Victoria en puertas de la sentencia del 'caso De Miguel'

Se da la circunstancia de que en este caso confluyeron varios de los actores de otra importante investigación judicial, el denominado 'caso De Miguel', el mayor de corrupción en Euskadi y que afecta a exdirigentes del PNV de Álava como Alfredo de Miguel, quien fuera 'número dos' del partido. La sentencia se conocerá en diciembre, el día 17. El juez Ramos fue el instructor de la causa contra De Miguel y el fiscal acusador, Manuel Pedreira, participó en el juicio de 2018 de este macroproceso al lado del fiscal-jefe, Josu Izaguirre. Y Titos compareció con el mismo abogado contratado por De Miguel, Gonzalo Susaeta, del bufete Cuatrecasas. La sentencia del 'caso De Miguel' la firmarán los magistrados de la Audiencia de Álava Jaime Tapia, Elena Cabero y Raúl Aztiria. El recurso de la causa contra Titos ha sido visto y resuelto por dos de ellos, Tapia y Cabero.

Etiquetas
Publicado el
21 de noviembre de 2019 - 13:01 h

Descubre nuestras apps

stats