Los jóvenes culpan a Urkullu de fomentar la precariedad con dinero público

Los integrantes del Consejo Vasco de la Juventud comparecen en la sede de Vitoria-Gasteiz.

El Consejo Vasco de la Juventud ha acusado al Gobierno de Iñigo Urkullu de fomentar la precariedad laboral entre los jóvenes con dinero público a través del programa "Lehen Aukera". Los participantes del proyecto, presentado por el lehendakari a principios del 2013 como instrumento generador del primer empleo para los jóvenes, acudían al recurso con la esperanza de abrirse un hueco en el mercado laboral. Además de la promesa de un primer contrato de cuatro meses de duración, contemplaban la posibilidad de prorrogar en un futuro su relación laboral con la compañía.

Pero lejos de eso, se han encontrado que no existía tal contrato que firmar ni nada de lo ofrecido en el sugerente paquete anunciado por Urkullu. "Ni generamos paro, no tenemos vacaciones pagadas, no contamos con derecho de representación sindical, nuestra laboral no cuenta como trabajo en el informe de vida laboral, no generamos antigüedad y no estamos protegidos por el derecho laboral", relata Estíbaliz Montero miembro del foro de empleo del Consejo Vasco de la Juventud.

En resumen, y tal como ha explicado Xabier Lasa, vicepresidente del consejo, "promueven becas sin contrato, para trabajar por menos del salario mínimo interprofesional y a las empresas les sale gratis porque lo costea el Departamento de Educación". La retribución económica de estas becas, 500 euros mensuales por tres meses- 3 euros por hora según los cálculos de los denunciantes- está por debajo del salario mínimo interprofesional y por debajo del umbral de la pobreza, establecido en 646 euros al mes por el Instituto vasco de Estadística. A sus críticas añaden que estas empresas beneficiarias "no tienen la obligación después de contratar a los becarios ni de devolver de ninguna manera a la sociedad el beneficio que han obtenido con dinero de todos los ciudadanos".

Según los datos facilitados por la asociación, unos 1.200 jóvenes han participado en el programa frente a los 5.280 anunciados por Urkullu.

Datos sobre la inserción laboral real de los participantes

A la luz de los acontecimientos los jóvenes sentencian que el Gobierno vasco con estas prácticas destruye empleo. "Lejos de inducir la contratación fomentan la persistencia de becarios en cadena" en sustitución de trabajadores en nómina.

El Consejo vasco de la Juventud denuncia estos hechos en un manifiesto que cuenta con el respaldo de otras 21 organizaciones juveniles y sindicales que suscriben las críticas hacia el ejecutivo y al mismo tiempo proponer soluciones.

De cara a la siguiente convocatoria trasladan al Ejecutivo autonómico una serie de propuestas en aras a contribuir a un real fomento del empleo para la gente joven como la eliminación del formato beca en sustitución por una contratación laboral que haga efectivos derechos como la cotización o la adhesión a convenios; condiciones salariales acordes con la hora de trabajo y los convenios colectivos vigentes; cláusulas de estabilidad para que la empresa se comprometa a mantener a la persona trabajadora una vez finalizado el periodo subvencionado.

De la misma forma solicitan que se realice un seguimiento posterior en cada edición de modo que conozca la inserción laboral real de las personas participantes en el programa. "Los hemos solicitado en repetidas ocasiones pero no nos los han facilitado".

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2014 - 18:34 h

Descubre nuestras apps

stats