La portada de mañana
Acceder
El estigma por la viruela del mono: ni es ETS ni se transmite solo entre hombres
Opinión - 'El circo de los borbones', por Esther Palomera
Feijóo acelera su aterrizaje en Madrid

Un concejal de Muskiz denuncia por amenazas a un delegado sindical

Imagen del Ayuntamiento de Muskiz.

Un concejal independiente de Muskiz ha denunciado a un delegado sindical del ayuntamiento vizcaíno por amenazas, injurias y coacciones a su actividad municipal. La demanda, presentada el pasado 12 de febrero ante un juzgado de Barakaldo, se refiere a carteles intimidatorios que se mantienen desde hace más de cinco meses en el tablón sindical del consistorio contra el edil Javier García y otros miembros de la agrupación. En ellos se incluyen fotos de todos ellos con chinchetas y expresiones como “yihadista, espía o borracho”.

El imputado, el delegado sindical de ELA Alberto Vallés, dice que se trata “de un conflicto laboral creado por Muskiz Bai. Yo en el tablón sindical no he puesto nada”. “Le he acusado de mentir”, agrega, “de ser un concejal franquista, que ha sido, de trabajar en [instalaciones] nucleares y ahora va de ecologista y verde. Entra dentro de la libertad de expresión”. Ha agregado que ha denunciado en la Inspección de Trabajo que “su mujer ha trabajado de manera irregular en instalaciones municipales. Está escrito y se verá en los tribunales”.

En el fondo de este caso, como señala la denuncia, está el hecho de que en junio pasado el edil presentó un escrito en la Subdelegación del Gobierno contra el pago de 90.000 euros de complemento de productividad a la plantilla municipal, de más de 40 trabajadores. Una actuación, que ahora está en los tribunales, que provocó el enfado de los empleados: en octubre hicieron un pasillo al edil antes de su entrada en el salón de plenos entonando el “Cara al Sol” y en el siguiente pleno protagonizaron la misma acción esta vez acompañada de una pitada. La demanda incluye insultos del delegado a través de las redes sociales.

El edil pidió el pasado 17 de febrero al alcalde de Muskiz, Borja Liaño (PNV), que ordenara la retirada de los carteles. Liaño lo trasladó a los sindicatos del ayuntamiento pero sin obtener respuesta. Ante ello, según ha relatado el alcalde, ha enviado el 6 de marzo una consulta a la Inspección de Trabajo para cerciorarse si la retirada vulnera o no la libertad de expresión. “Al estar en el tablón sindical, quiero cerciorarme. Cuando ha habido un cartel contra alguien en otro lugar del ayuntamiento, se han retirado inmediatamente”. El regidor está a la espera de recibir la contestación de Trabajo.

El edil Javier García discrepa de la decisión del alcalde. “Esta duda podría surgir cuando el contenido del cartel es de carácter laboral o sindical, pero cuando son carteles de esa naturaleza, me parece que son ganas de marear la perdiz por parte del alcalde para eludir sus obligaciones, mediatizado por el miedo que le tiene al citado sindicalista”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats