Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Un estudio de la consultora Gartner calcula que en 2023 el 30% de empleados trabajará con un chip implantado

Un estudio de la consultora Gartner calcula que en 2023 el 30% de empleados trabajará con un chip implantado

EUROPA PRESS

0

El 30% de empleados acudirán en 2023 a sus centros de trabajo con un chip implantado en su cuerpo para su identificación y el uso de la inteligencia artificial servirá para triplicar la presencia de discapacitados en el mercado laboral, según las predicciones realizadas por la empresa norteamericana Gartner, especializada en investigar las tendencias de las tecnologías TIC y la evolución de la transformación digital tanto en empresas como a nivel social.

Las principales predicciones que ha elaborado esta consultora norteamericana de cara a la digitalización en 2023 y 2024 han sido dadas a conocer este martes en Bilbao en una jornada sobre la transición digital en Euskadi más allá de 2020, organizada por el Instituto Vasco de Competitividad (Orkestra), en la Biblioteca de la Universidad de Deusto (CRAI), y en la que ha tomado parte el socio ejecutivo senior de Gartner, Jordi Escalé.

Escalé ha impartido una conferencia donde ha trasladado las principales conclusiones a las que han llegado los alrededor de 2.000 analistas con que cuenta esta empresa consultora y de investigación de las tecnologías de la información con sede en Stamford, Connecticut (Estados Unidos), y que tiene entre sus clientes a grandes empresas, agencias de gobierno, empresas tecnológicas y agencias de inversión.

Escalé, también profesor de la Escuela de Administración y Dirección de Empresas (ESADE), ha enumerado esas tendencias de cara a los próximos años y ha concluido, que, pese a lo que se cree o la percepción general de que todo lo digital va rápido, "la transformación digital es más lenta y costosa de lo que se cree, hasta el doble de lo previsto", ha destacado.

Según esas estimaciones, es necesario en este proceso de transformación, a nivel empresarial y de organizaciones económicas, apostar por "un equilibrio entre lo tradicional y la digitalización total, tanto a nivel interno como de cara a su modelo de negocio y para posicionarse en el mercado".

El directivo ha precisado que, en cada sector, "el punto de equilibrio va a ser necesariamente distinto", por lo que las empresas deben tener presentes a la hora de digitalizarse "cómo van a interactuar con las tecnologías, y cómo gestionar ese cambio hacia lo digital a partir de sus expectativas".

TRANSFORMACIÓN HUMANA

Escalé ha partido de que toda esta transformación digital también va a cambiar la propia condición humana en próximos años, porque va a cambiar tanto "la visión humana como la relación de las personas con las tecnologías".

El representante ha enumerado, a modo de predicciones, cuáles van a ser las principales tendencias que sus analistas intuyen que se van a ir incorporando tanto a las actividades económicas como a las personales.

En primer lugar, ha alertado de que la OMS prevé tratar ya en 2024 como enfermedades la compra por internet y el uso de las redes sociales y que, en la actualidad, ya se calcula que el 50% de los contenidos de internet actuales son falsos (fake news) o han sido poco verificados.

En ese sentido, ha explicado que en 2023 el "30% de lo publicado en la red será autentificado por algún sistema o tecnología capaz de detectar si es falso o no es real, en el terreno de la imagen visual".

También habrá instituciones que regularán acerca de los algoritmos para certificar su validez y que son correctos. En este punto ha augurado que en 2021 se producirán en el mundo incidentes significativos o algún caos relacionado con algoritmos no correctos sin responsabilidad de sus programadores.

Escalé ha puesto la inteligencia artificial en el centro de toda esta evolución, y ha señalado que, desde su punto de vista, "sin inteligencia artificial no habrá seguridad". Por eso entiende que entre las principales inversiones que las empresas tienen previsto acometer, es ese ámbito al que más atención van a prestar, según les han transmitido el 40% de las compañías sondeadas por Gartner.

DEMOCRACIA Y VALORES

También ha destacado que, en la actualidad, el 85% de los programadores son hombres y sus principales centros de investigación y evolución están en Estados Unidos y China, por lo que, ha añadido Escalé, "parece que podemos tener un problema a la hora de desarrollar un modelo con valores machistas o poco democráticos" si no se adoptan medidas para corregir esas realidades.

Igualmente ha alertado de que otra de las tendencias previstas en 2023 apunta a que el 40% de la población mundial será "elegible para ser incluido o excluido de servicios financieros o sanitarios a partir del análisis de su comportamiento y de su actividad en internet", algo que "ya se está haciendo".

Para Escalé, esta realidad obliga a ir pensando "en poner principios éticos en el uso de esa información para ser más inclusivos, porque el hecho de que podamos ser elegidos para si hay acceso a un tipo de servicio u otro no puede abordarse sin una visión ética".

Por el lado positivo en esta materia, los avances en materia de incorporación de inteligencia artificial van a permitir aumentar la presencia de las personas con distintos grados de discapacidad, que podrán, gracias a estos avances en tecnologías avanzadas y robotización, desempeñar más funciones que en la actualidad, cuando se estima que sólo el 31% de ese colectivo trabaja.

En su opinión, la implantación interna de chips en los empleados va a ser una realidad en el día a día de las organizaciones empresariales y sus ventajas serán "parte de su fuerza laboral", de cara a gestionar aspectos como "la realidad virtual, el reconocimiento facial, las interfaces conectadas a la propia mente y hasta el reconocimiento de las emociones, porque es ahí donde las empresas están haciendo el grueso de sus inversiones".

Según las estimaciones manejadas por la consultora, el 30% de empleados a escala mundial acudirán en 2023 a sus centros de trabajo con un chip implantado en su cuerpo para su identificación pero también para desarrollar labores relacionadas con su función laboral.

INTERPRETAR EMOCIONES

Una de las aportaciones del uso de la inteligencia artifical es que será capaz de interpretar las emociones de las personas para influir en los productos que se le ofrecen y, según el estado de ánimo, las empresas "les ofrecerán unos productos u otros".

El responsable de la consultora norteamericana ha recordado que aumenta cada vez más y es una tendencia al alza la población que dispone de smartphone pero no cuenta con una cuenta corriente bancaria.

En ese sentido, ha indicado que para 2022 grandes empresas, entidades y corporaciones van a permitir cada vez más el uso de criptomonedas, ya que los cálculos apuntan a que ese año la población mundial sin cuentas bancarias para sus operaciones bancarias ronde los 750 millones de personas, por lo que "la conexión con los bancos y los sistemas de pago va a cambiar e inclinarse hacia el móvil".

Etiquetas
Publicado el
4 de febrero de 2020 - 14:37 h

Descubre nuestras apps

stats