Un posible nuevo caso de coronavirus de una sanitaria obliga a una cuarentena a la plantilla de un centro de salud en Vitoria

Centro de salud de Olarizu, en el sur de Vitoria

Las medidas de prevención por la propagación del coronavirus en Vitoria se han extendido a un centro de salud del barrio de Olarizu, al sur de la ciudad. Allí, una sanitaria relacionada con los casos del hospital de Txagorritxu -el primer foco y elemento de preocupación ya que estuvo varios días en contacto con colegas y pacientes- se investiga como nuevo positivo  y ello ha obligado a establecer una cuarentena para buena parte de la plantilla del ambulatorio.

Fuentes sanitarias confirman la existencia de "un problema de salud pública" en el recinto y que "sólo se están atendiendo urgencias", no las citas ordinarias programadas. De hecho, es la información que se está trasladando ya a los usuarios del ambulatoria de la calle de Heraclio Fournier. Sin embargo, hasta tres portavoces del Departamento de Salud no han atendido la petición de información de este periódico. 

Según explican fuentes médicas, todo el personal que haya estado más de 15 minutos en contacto con la sanitaria ha sido enviado a su domicilio. Se da la circunstancia de que buena parte de la plantilla celebró una cena a finales de la pasada semana, lo que incrementa el número de personas afectadas por las medidas de aislamiento.

Esta eventualidad está obligando a sustituir al personal para garantizar el servicio. Ha ocurrido no sólo en este centro de salud sino, desde luego, en el propio Txagorritxu -un centenar de personas están monitorizadas entre sanitarios y pacientes- y en Santiago, el otro hospital de la ciudad con personal igualmente en cuarentena. "Están totalmente desbordados", explica un trabajador de Osakidetza sobre las urgencias para buscar personal para reforzar la red sanitaria de la capital vasca. 

Etiquetas
Publicado el
2 de marzo de 2020 - 12:16 h

Descubre nuestras apps

stats