Décimo Día de la Memoria en el Parlamento: un año más sin el PP y primera presencia del Gobierno de España

El lehendakari, la presidenta del Parlamento y la vicepresidenta, en la conmemoración del Día de la Memoria

El 10 de noviembre es el Día de la Memoria en Euskadi. Este año, por motivos obvios al coincidir con las elecciones, las conmemoraciones se han tenido que retrasar unos días. El Parlamento Vasco ha acogido este jueves el acto institucional central de la jornada, una ofrenda floral silenciosa en memoria de todas las víctimas, las del terrorismo de ETA, las del GAL, el Batallón Vasco Español y otras organizaciones y también las de la violencia policial. Un año más, el PP se ha ausentado del sencillo homenaje por no compartir que se mezclen a éstas últimas con las del terrorismo. Por vez primera en la décima edición de esta jornada, en la Cámara ha estado el Gobierno de España, representado por el delegado del Ejecutivo, Jesús Loza, que ya el año pasado, tras acceder al cargo, participó en las actividades organizadas por el Ejecutivo de Iñigo Urkullu.

El Día de la Memoria del Parlamento se ha iniciado a las 9.00 horas en el exterior del legislativo justo antes del arranque del pleno semanal. Se ha dispuesto en carpa ante la amenaza de lluvia y nieve, pero finalmente no ha habido precipitaciones. La conmemoración ha estado presidida por el lehendakari, Iñigo Urkullu, y gran parte de su gabinete, así como por la presidenta de la Cámara, Bakartxo Tejeria. Salvo los del PP, el grueso de los parlamentarios y otras cargos institucionales han participado en el homenaje depositando gerberas y rosas blancas en un macetero ubicado frente a un pebetero y frente a la escultura de Cristina Iglesias de homenaje a las víctimas. El acto ha trascurrido en silencio, sin la lectura de ninguna declaración. Se ha interpretado al inicio una pieza musical de Aita Donostia, 'Lurraren pean sar nindaiteke'.

Como también es costumbre, en el exterior del Parlamento se ha concentrado una representación de la asociación de familiares de presos de ETA, Etxerat, que demandan el reconocimiento como víctimas de 16 personas fallecidas "como consecuencia de la dispersión de los presos políticos", de lo que culpan abiertamente al Gobierno de España. Los parlamentarios de EH Bildu, terminado el acto oficial, han salido a acompañarles y hacer otra ofrenda floral, esta vez con rosas rojas. Los actos del Día de la Memoria se completan con el acto paralelo del PP en memoria de los asesinados por el terrorismo, una ofrenda que ya tuvo lugar el lunes, y con las actividades del Memorial, programadas para el próximo lunes.

Cronología: todos los días de la Memoria

2010: Primer Día de la Memoria, en homenaje a las víctimas del terrorismo, de ETA y de otras bandas. En el Parlamento, no hubo unanimidad política. EA y Aralar entendieron que no se atendía a todas las víctimas. La presidenta, Arantza Quiroga, invitó a víctimas del terrorismo. “Me gustaría que EA y Aralar me miren a los ojos y me digan por qué no han estado con nosotros”, protestaron algunas de ellas. Aralar, encabezado por la hoy directora del Instituto de la Memoria en el Gobierno del PNV, Aintzane Ezenarro, se manifestó fuera de la Cámara en un acto alternativo.

2011: Arantza Quiroga encabezó un homenaje a “todas las víctimas del terrorismo” en la Cámara. Colocó junto a la escultura de homenaje ubicada en la entrada del Parlamento una corona de flores en su honor. PNV, IU, EA y Aralar criticaron esta decisión y a última hora compraron otro ornamento floral para honrar a “todas las víctimas”. El PSE-EE denunció el "triste" espectáculo de división.

2012: Tras las elecciones autonómicas y con el Gobierno y el Parlamento en funciones, la falta de consenso llevó a Quiroga a desconvocar el acto en el Parlamento. El Gobierno de Patxi López sí mantuvo el suyo e introdujo el recuerdo a las víctimas de “estructuras del Estado que tardaron demasiado en hacer el necesario tránsito hacia la democracia”, aunque “sin equiparaciones” con los asesinados a manos de ETA y con exigencia de condena del terrorismo para EH Bildu.

2013: El Parlamento sumó a PNV, PSE-EE y, por primera vez, a EH Bildu, representado por su portavoz, Laura Mintegi, y otros miembros de la coalición. PP y UPyD ya se desmarcaron con rotundidad al entender que se desnaturalizaba el recuerdo a las víctimas del terrorismo al sumar a los asesinados por “abusos policiales”

2014: El Parlamento, ante las discrepancias en torno al objeto del Día de la Memoria, optó por un acto silencioso en recuerdo a las víctimas. Ni la ausencia de mensajes concitó la unión. Sí estuvo EH Bildu, encabezado por Unai Urruzuno, pero no PP y UPyD.

2015: La presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, leyó con motivo del Día de la Memoria un fragmento del denominado “suelo ético”, que en 2012 había concitado el apoyo contra la violencia de PNV, PSE-EE, PP, Aralar e IU en su momento. Sin embargo, al acto asistieron todos los miembros de EH Bildu, encabezados por Hasier Arraiz, y no los aforados de PP, que organizó un homenaje exclusivo para las víctimas del terrorismo, y UPyD. La izquierda abertzale, en todo caso, participó también en una concentración de Etxerat contra las víctimas “no reconocidas” que habría causado la dispersión de los “presos políticos”.

2016: Otro año más sin unanimidad política. El lehendakari, Iñigo Urkullu, y la presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, encabezan el acto central del Día de la Memoria en los exteriores de la Cámara y se lee un texto propuesto por Eudel en el que se denuncia la "injusticia" del dolor sufrido por las víctimas, por "todas" las víctimas. El PP se desmarcó. Su líder, Alfonso Alonso, reclamó un "día específico" para los asesinados por el terrorismo.

2017: El Día de la Memoria, en el Parlamento, se celebró en silencio, sin lemas ni manifiestos, como en 2014. El homenaje, que tuvo lugar bajo la lluvia, incluía no sólo a las víctimas del terrorismo, sino a las de abusos policiales, lo que motivó el desmarque del PP, que llevó su acto a Getxo. Antes, en la puerta de la Cámara, EH Bildu arropó a Etxerat.

2018: El Parlamento, un año más, realizó una ofrenda floral silenciosa y sin presencia del PP por incluir en el homenaje a las víctimas policiales. El Memorial del Ministerio del Interior organizó un acto dedicado a los asesinados por ETA y otras organizaciones como el GAL y el BVE y se ausentó la izquierda abertzale. El Instituto de la Memoria (Gogora), por su parte, organizó un coloquio entre distintas víctimas en Donostia.

Etiquetas
Publicado el
14 de noviembre de 2019 - 10:13 h

Descubre nuestras apps

stats