El paro desciende en Euskadi por la recuperación, pero también porque miles de trabajadores se han marchado

La crisis deja un mercado laboral "muy envejecido", con sólo un 3% de trabajadores menores de 25 años

Desciende el paro en Euskadi, ¿por qué? Según la Encuesta de Población Activa (EPA), en el último año el número total de parados ha descendido en 38.000 personas. Mientras, el número de ocupados ha aumentado en 11.400. Como la población de mayores de 16 años ha sufrido un descenso de 22.900 personas, la conclusión es muchos parados han encontrado empleo, pero varios miles han desistido de buscar trabajo o han tenido que marcharse fuera de la comunidad. Esa es la realidad de la ‘recuperación económica’. La tasa de paro ha disminuido en un año en el País Vasco del 15,21% al 13,76%. Es decir, se ha convertido junto a La Rioja, Navarra y Baleares en una de las comunidades en la que la tasa de paro queda por debajo del 14%.

"La recuperación económica solo será de calidad si sale adelante la industria"

"La recuperación económica solo será de calidad si sale adelante la industria"

Son datos que refleja el Informe Laboral Euskadi correspondiente al tercer trimestre de este año, elaborado por la Universidad del País Vasco (UPV) y dirigido por la economista Sara De la Rica. “Si bien estos datos son esperanzadores, no debemos olvidar el largo camino que queda todavía por delante si se quiere recuperar la tasa de desempleo del 6% que la comunidad autónoma tenía antes de la crisis”, recuerda de la Rica.

Euskadi tiene en la actualidad 875.700 ocupados y se encuentra entre las comunidades con menor presencia de menores de 25 años entre sus trabajadores –el 3,37%, aunque su presencia relativa ha aumentado ligeramente en los últimos 12 meses–. Por otra parte, está a la cabeza de la incidencia de mayores de 45 años entre sus ocupados –47 de cada 100–­. Por otra parte, aumenta el peso del sector industrial en el empleo, rozando el 22% del total de ocupados.

En cuanto a los parados, suman 139.700. Eso significa, 38.000 menos que hace un año. Uno de cada tres desempleados es mayor de 45 años. También ha crecido la incidencia de jóvenes menores de 25. En el tercer trimestre, uno de cada seis parados aproximadamente tiene menos de 25 años. La buena noticia es que por primera vez en varios trimestres, disminuye la incidencia del desempleo de larga duración. Aunque todavía 64 de cada 100 llevan más de un año buscando empleo, hace un año esta proporción alcanzaba a 68 de cada 100. “Es la primera vez que se observa un descenso tan notable en términos interanuales. Euskadi ha dejado de estar a la cabeza en la incidencia del desempleo de larga duración”, según De la Rica. “Sería interesante entender los motivos de este descenso, en particular, si es el resultado de medidas específicas para la recolocación de este colectivo tan vulnerable”.

El aumento notable de la temporalidad es otra de las características de los nuevos contratos. En la actualidad, la tasa de temporalidad entre los asalariados es del 24,3%, y se va acercando a la tasa del 28,6% que presentaba antes de la crisis. “Dado que el 84% de todos los contratos temporales firmados en España [más de nueve millones] han tenido una duración inferior a los tres meses, la evidencia sobre la altísima inestabilidad y falta de perspectivas a medio y largo plazo del empleo creado es rotunda”, explica De la Rica.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats