La portada de mañana
Acceder
La segunda ola amenaza con poner a los hospitales en situación "crítica"
11 millones de personas pendientes de un confinamiento perimetral
Se estrella un COVID y mueren 267 personas, por Rosa María Artal

Un disparo fortuito de un ertzaina daña un lienzo por valor de 1 millón de euros del Museo San Telmo de San Sebastián

Lienzo de José María Sert en la iglesia del Museo San Telmo

La madrugada del pasado 21 de enero, día de San Sebastián, durante la guardia de un dispositivo especial en el Museo San Telmo, a un ertzaina se le disparó la escopeta de forma accidental, dañando uno de los lienzos que el artista Josep Maria Sert en 1930 creó expresamente para la iglesia que se halla dentro del museo y que tiene un valor de 1 millón de euros. Según cuentan a este diario fuentes del departamento de Seguridad del Gobierno vasco, a la hora de retirar el operativo y cargar con los equipos, el policía se colocó al hombro una bolsa y la escopeta que había en su interior se disparó de forma fortuita.

Ahora, ocho meses después del suceso en el que no se produjeron daños personales, la Comisión Jurídica Asesora de Euskadi ha resuelto que el departamento de Seguridad deberá indemnizar con 25.780 euros al Museo San Telmo por los daños causados en el lienzo: 5.780 euros por el trabajo de restauración y 20.000 euros por la relevancia del percance. Las mismas fuentes confirman que al tratarse de "un incidente fortuito durante el dispositivo", al ertzaina se le ha abierto un expediente informativo.

Al tratarse de lienzos adheridos al muro, el impacto atravesó el lienzo y el propio muro y produjo un boquete con unas dimensiones aproximadas de 9x10 centímetros. "Hemos valorado el impacto, la repercusión que ha podido tener en el lienzo y cómo podíamos subsanar de la mejor manera posible ese deterioro para que de cara a un futuro tampoco pudiera generar problemas posteriores. Dentro del disgusto ha sido un impacto subsanable", ha explicado a este diario Ana Santo Domingo, restauradora del Museo San Telmo.

El trabajo de restauración, que estaba previsto realizarse en marzo, pero a causa de la pandemia se atrasó hasta mayo, ha durado una semana y su mayor dificultad, según Santo Domingo, ha residido en el proceso de reiteración pictórica."Había un problema porque los lienzos están hechos con una lámina metálica y al no poder utilizar el mismo material que utilizó Sert, la integración se hizo con acuarelas. De lejos no se aprecia, pero si uno se acerca sí se ve la parte restaurada de la parte original", ha expresado la restauradora.

"Como consecuencia de la pérdida de pintura y soporte original ha sido necesario realizar un injerto y una integración pictórica de gran dificultad técnica puesto que es imposible igualar el brillo metálico del lienzo original con los materiales permitidos para la restauración. Es por ello que la cicatriz de la lesión efectuada quedará para siempre visible según el ámbito de visión, suponiendo por tanto una depreciación o demérito artístico en el bien patrimonial que se ha estimado y valorado en 20.000 euros", señala el dictamen de la Comisión Jurídica Asesora de Euskadi que ha determinado que será el Ejecutivo vasco el encargado de pagar el coste económico del suceso.

Etiquetas
Publicado el
29 de septiembre de 2020 - 21:00 h

Descubre nuestras apps

stats